Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2017

Precios al alza, salarios a la baja, protestas y represin

Julio C. Gambina
Rebelin


Los precios continan su escalada alcista y la poltica oficial se empecina en contener el ajuste de salarios, y ante las protestas crece la represin.

Segn el INDEC, la inflacin minorista en el mes de marzo para Ciudad de Buenos Aires y los partidos del Gran Buenos aires alcanz el 2,4%, acumulando 6,3 en el primer trimestre y un registro del ltimo ao del 33%, con una proyeccin para todo el 2017, siempre y cuando baje en los prximos meses, de un 25%.

Para eso, desde el Banco Central se impulsa una poltica monetarista ortodoxa de suba de las tasas de inters. Coloc en estos das la tasa de inters para colocaciones financieras en 26,25%, y puede seguir subiendo, favoreciendo as la especulacin financiera.

Entre otros, la banca prefiere invertir en Letras y activos financieros con esas tasas antes que prestar al sector privado en un marco de baja del consumo y las expectativas por el crecimiento econmico.

Resulta rentable ingresar divisas del exterior, con tipo de cambio congelado o en baja desde hace un ao, cambiar a pesos, invertir especulativamente y el capital acrecentado con intereses volver a cambiarlo en divisas abaratadas y ganar cifras importantes en moneda extranjera.

Lo que se pretende es combatir la inflacin quitando dinero del mercado y evitando el estmulo en la adquisicin de moneda extranjera. Una vieja receta que no da resultados y enfra la economa, reduce el consumo y afecta la calidad de vida de la mayora empobrecida de la sociedad. La estrategia hace ruido dentro del propio gobierno, que ven que as no avanza el consenso social electoral y pueden perder las elecciones de medio turno.

Para peor, los alimentos crecen por encima de la media, y para marzo fue de 3%, con picos entre el 4 y el 8% para distintos cortes de carne de consumo regular; del 10,8% el pollo entero y verduras que alcanzaron del 10 al 15% de incremento. Las mediciones de la Ciudad de Buenos Aires son peores y marcan una evolucin del 2,9% de los precios en la Ciudad Capital de la Argentina.

En ese marco de alza de los precios, resalta el empecinamiento gubernamental contra la actualizacin salarial y aparece en el centro de la estrategia oficial la batalla contra los docentes. No solo se niega la paritaria nacional, establecida por la Ley de financiamiento educativo, sino que a la represin directa se la acompaa con una fuerte iniciativa ideolgica para condenar la protesta docente y con ello estigmatizar la lucha sindical en su conjunto.

Todos los pronsticos de evolucin econmica marcan guarismos a la baja del valor originario del 3,5% gubernamental y es una incgnita la perspectiva real del crecimiento para el 2017. Mientras, el empleo no crece, ms all de los indicadores del Ministerio de Trabajo, que confirman una expansin de empleo de baja calidad y sin seguridad social.

Situacin mundial segn informes de la OIT

En rigor, la situacin nacional no es distinta de la global, ya que la OIT informa en sus Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo que la economa mundial mantiene un bajo nivel de crecimiento, del 3,1% para el 2016 y apenas imagina un 3,4% para el 2017, lejos de los guarismos necesarios para contener en el empleo el crecimiento vegetativo de la poblacin.

Por ello, esperan 3,4 millones de nuevos desempleados en 2017 y una suba del desempleo del 5,7% al 5,8% entre 2016 y 2017. Los desempleados del mundo totalizan as 201 millones de trabajadores. El pronstico para el 2018 sumara 2,7 millones de nuevos desempleados.

En Amrica Latina y el Caribe el desempleo sube del 8,1% en 2016 a 8,4% en 2017 y es Brasil uno de los pases de mayor incidencia en la referencia. Un problema para la Argentina es que Brasil es el principal destino de las exportaciones argentinas y el no crecimiento de Brasil agudiza los problemas de la produccin y el consumo para la economa de la Argentina.

La vulnerabilidad del empleo mundial es un dato relevante y la OIT confirma que el 42% de la fuerza de trabajo se encuentra en esa situacin. Son 1.400 millones de trabajadoras y trabajadores. El problema se agudiza con cada ao y se espera que en 2017 sean nuevos 11 millones de trabajadoras y trabajadores los que adquieran el carcter de vulnerables o carentes de seguridad social.

No debe sorprender en ese plano la identidad entre trabajadores empobrecidos y pobres con ingresos menores a 3,10 dlares diarios, que para los pases en desarrollo alcanza la cifra del 30% promedio. El empobrecimiento de los trabajadores y su vulnerabilidad es una constante.

Todas las estadsticas de la OIT muestran resultados ms negativos para mujeres y jvenes, alentando un clima de malestar social que entre otras cuestiones explica el fenmeno recurrente de las migraciones.

Con relacin a las expectativas de la economa mundial, la OIT seala que desde el 2012 existe un fenmeno de desaceleracin, especialmente en aquellos pases que explicaban el crecimiento de la economa mundial luego de la gran crisis recesiva del 2009. China baj sus tasas de crecimiento del 9/10% a 6/6,5% privilegiando su mercado interno ms que la expansin de su comercio mundial.

Segn la OIT existe una menor participacin del salario sobre la renta generada socialmente, lo que expresa la ofensiva del capital sobre el trabajo en esta etapa del desarrollo capitalista.

Iniciativas confrontadas

Puede verificarse en Argentina un recrudecimiento de la lucha de clases, con un sujeto popular que gan las calles entre el 6/3 y el 6/4; desde la movilizacin docente al Paro General; lo que motiv la respuesta de las clases dominantes, con la movilizacin del 1 de abril y la represin a los piquetes durante el paro y luego a los docentes, utilizando el protocolo anti piquetes.

La escalada represiva es parte de la nueva ofensiva gubernamental ante los lmites de la disputa del consenso va resultados econmicos. Las dificultades en el ingreso insuficiente de inversiones externas, en los lmites para contener la inflacin y la imposibilidad que arranque el consumo; el gobierno privilegia las respuestas ideolgicas, polticas y represivas.

En el primer plano insiste con lo innecesario de la protesta y la organizacin social; en el segundo insiste en el imaginario contra el gobierno anterior y tercero, ya no duda en hacer explcita la represin.

As, el gobierno pretende disputar el consenso social y su expresin electoral, cabalgando en la ausencia de alternativa ms all de la opcin macrismo o kirchnerismo.

Eso lleva a desafiar la construccin de una o varias opciones que expresen la diversidad de un bsqueda democrtica y que supere los lmites de la gestin del orden actual.

La densidad social movilizada de estos das puede ser base material para construir programa de alternativa, por la reindustrializacin de la Argentina desde otra lgica de modelo productivo, construyendo una transicin desde el agro negocio y la sojizacin a la soberana alimentaria; de la mega minera a cielo abierto a la minera responsable con el cuidado de la naturaleza y los pueblos all asentados; de la industria de armadura o una insercin complementaria con otros pases dispuestos a construir una industrializacin no dependiente y orientada a satisfacer necesidades sociales; contra el endeudamiento deliberado y por la soberana financiera.

Existen posibilidades para pensar en una economa alternativa, lo que requiere de una definicin poltica por un sujeto colectivo consciente y mayoritario dispuesto a intervenir en la transformacin social. La convocatoria a un Congreso del Pueblo para discutir el presente del pas y los caminos de una transicin hacia otro proyecto econmico y social es posible. La unidad de accin en la protesta sindical y social puede ser la base de un acuerdo para transitar un proceso de cambio, no a favor de la ganancia, sino a favor de la mayora de la poblacin.

Julio C. Gambina. Presidente de la Fundacin de Investigaciones Sociales y Polticas, FISYP.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter