Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Turqua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2017

Los que dicen "No" en Turqua

Nathalia Benavides y Leandro Albani
Resumen Medio Oriente


La decisin es NO. As piensa y siente la mayora de la poblacin kurda de Turqua que, este domingo, debe recurrir a las urnas para participar en el referndum que podra habilitar la reforma de la Constitucin.

La propuesta de reforma fue realizada por el gobierno del presidente Recep Tayyip Erdogan y es duramente criticada porque, de ser aprobada, permitira que el mandatario acumule un poder desmedido, tenga posibilidad de inmiscuirse en decisiones del Poder Judicial y saltearse controles parlamentarios.

Aunque en la poblacin kurda en rechazo al referndum es concreto, saben que su situacin no va a cambiar despus del domingo. Es ms, sobrevuela que la guerra desatada desde 2015 por el gobierno turco se va a acrecentar.

El referndum en Turqua se realizar en un escenario crtico, en el cual la administracin de Erdogan mantiene el estado de emergencia en 15 localidades del sudeste del pas, en el territorio kurdo histrico. A esto se suma la reciente denuncia presentada por un grupo de relatores de Naciones Unidas que alertaron que en el pas se violan los derechos bsicos de la poblacin. Y por si fuera poco, los miles de kurdos desplazados internamente ahora vuelven a sus ciudades para votar, sin saber con qu se van a encontrar, pero entienden que su obligacin moral es participar en el referndum.

Frente a esto, el presidente turco encabeza una fuerte campaa por el SI en la que se combina un fuerte llamado a los sectores conservadores y a defender la moral turca, y la represin al movimiento kurdo y de izquierda, nucleado en el Partido Democrtico de los Pueblos (HDP). El ltimo golpe contra el HDP fue la prohibicin de la cancin de campaa por el NO que el partido haba difundido.

Desde mediados de 2015, el gobierno turco desat una cacera contra el HDP y los kurdos en general. Once diputadas y diputados de la organizacin fueron encarcelados, entre ellos sus co-presidentes Selahattin Demirtaş y Figen Yksekdağ.

Pese a la opresin en el sudeste de Turqua, los kurdos redoblaron la campaa por el NO y hasta los nios salen a las calles a rechazar la reforma constitucional, repartiendo volantes, sosteniendo pancartas con la palabra Hayir (No, en turco) y haciendo flamear las banderas con sus colores: rojo, verde y amarillo.

Desde Amed, Clair, una joven kurda militante del HDP que accedi a brindar su testimonio a este medio, es clara en sus palabras: Frente al referndum digo NO. Digo NO para continuar la liberacin de las mujeres, por la libertad a los marginalizadxs, por la autonoma de Kurdistn. Y digo NO por todos los pueblos reprimidos y por toda la sociedad.

Brusk es un joven trabajador de la ciudad de Silvan, localidad que junto a las de Sur, Cizre, Nusaybin y Sirnak, fueron destruidas por el Ejrcito turco. Cuando relata esos das, Brusk recuerda que luego de los bombardeos contra su localidad, el gobierno orden que lo que quedaban en pie fuera arrasado por topadoras, orden que el ejrcito se encarg de cumplir. En Silvan, luego de declarado el estado de sitio, sus pobladores estuvieron muchos das sin agua ni pan. Sobrevivieron comindose los animales que se iban muriendo, cuenta Brusk. Por eso, sabe que rechazar la reforma constitucional es fundamental para que el poder no se concentre en una persona, y para que ese poder no decida sobre todos los pueblos. Hay que entender que aqu no slo vive el pueblo turco, sino que viven muchas minoras. Este pas no es slo de los turcos remarca-. Queremos que en este pas tambin pueda vivir el pueblo kurdo. Por todo esto digo NO.

Grkem, estudiante universitaria de Amed, explica que si triunfa el SI, los derechos de las mujeres se vern afectados. Yo digo NO porque pienso que es necesaria la voz de la mujer resalta-. Por los derechos de las mujeres y por mi libertad digo No.

No hay dudas de que el prximo domingo se juega buena parte del futuro de Turqua. Con el triunfo del SI no slo los kurdos, y otras minoras del pas, perdern derechos conquistados pacientemente y pese a una represin que se remonta a 1923, cuando fue creada la actual Repblica. Si Erdogan avanza con sus polticas de liberalizacin de la economa, de negacin de otros pueblos y de acumulacin de poder en su persona, los pobladores turcos tambin recibirn los golpes de un Estado que, da a da, cercena las libertades individuales y colectivas.


Fuente original: http://www.resumenmediooriente.org/2017/04/14/los-que-dicen-no-en-turquia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter