Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2017

700.000 hogares carecen de ingresos y cerca de 800.000 personas perciben rentas mnimas de insercin
La otra Espaa que no se marcha de vacaciones

Enric Llopis
Rebelin


Calles desiertas, playas atestadas. Una fotografa de portada en el peridico La Vanguardia ilustraba este titular el 15 de abril. La imagen grfica corresponda al da anterior, cuando la ocupacin de los hoteles alcanzaba el 85% en Barcelona, un porcentaje cinco puntos superior al de 2015. En las pginas interiores, el diario reforzaba la idea de masificacin vacacional: Playas atestadas hasta la bandera; al tiempo que se informaba de los atascos quilomtricos en las reas de acceso a las capitales catalanas. En uno de los epicentros del turismo, Sitges, los Mossos dEsquadra y la Polica Local han iniciado un dispositivo especial para combatir la venta ambulante en las calles. Es otra postal tpica de las vacaciones. Adems el Ayuntamiento de la ciudad reparti 5.000 folletos con el lema Di no a los manteros.

Otra idea de la realidad puede encontrarse en el Informe sobre el Estado Social de la Nacin de 2017, publicado por la Asociacin Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales de Espaa. El documento revela su orientacin en la pregunta del subttulo Nos estn robando el futuro? y ms todava en la respuesta: Una sociedad dual instalada en la precariedad. Cuestiona por ejemplo que indicadores oficiales como el crecimiento del PIB, la creacin de empleo o la reduccin del nmero de parados retraten la realidad en la que vive la mayora de la poblacin.

La crisis ha pauperizado a la poblacin. Entre 2009 y 2015 se ha producido una cada continua en la renta media de las familias. Segn la Encuesta de Condiciones de Vida del INE (2015), la renta media por hogar descendi de 30.045 euros anuales en 2009 (el primer ao de crisis) a 26.092 euros en 2015. La tendencia menguante implica que en este sexenio la renta media por hogar haya descendido en un 13,16% anual (3.953 euros). Pero la merma en las rentas tampoco es homognea, puede establecerse una gradacin. La franja de poblacin ms afectada son los cerca de 700.000 hogares que carecen de cualquier ingreso, cifra que segn el informe se mantiene estable desde 2012. Son cerca de 1,3 millones de personas que viven en la pobreza, y con posibilidades muy reducidas de abandonar esta situacin, pese a las oportunidades de la recuperacin econmica.

La Asociacin Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales se constituy en 1994 para responder, segn informa en su pgina Web, a la demanda de modernidad y racionalidad que requera un sector en alza como el de los Servicios Sociales. El informe de 2017 destaca las situaciones de pobreza que conviven con la cacareada bonanza macroeconmica. As, la Encuesta de Poblacin Activa (EPA) del tercer trimestre de 2016 apuntaba la cifra de 1,7 millones de parados de larga duracin, el 41,5% de los desempleados; y ms de un tercio de los hogares se enfrentan a dificultades/muchas dificultades para llegar a fin de mes. Componen otra subcategora de damnificados por la crisis aquellos que no han cado en la pobreza, pero podran hacerlo ante cualquier circunstancia. La Encuesta de Condiciones de Vida del INE pone cifras a este sector de la poblacin: 18,5 millones de personas (casi cuatro de cada diez) se declaran incapaces para afrontar gastos imprevistos.

El Informe sobre el Estado Social de la Nacin tambin alerta, frente al triunfalismo de los macronmeros, de la precariedad laboral. El estado espaol lleva aos encabezando las ratios de la UE en este captulo. Por ejemplo, 4,2 millones de trabajadores tienen firmado un contrato temporal (el 27% de los asalariados), mientras 2,7 millones de personas (el 14,6% de las personas ocupadas) desarrollan empleos a tiempo parcial; Asimismo en 2015 Espaa encabezaba, junto a Chile y Polonia, los porcentajes de temporalidad en el empleo de los pases de la OCDE, y con salarios muy por debajo de lo necesario para cubrir las necesidades ms bsicas, son las caractersticas del empleo en Espaa en 2017, subraya la Asociacin Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales. Tan es as que los ingresos de seis millones de trabajadores (el 34,4% de los asalariados) se sitan por debajo del Salario Mnimo Interprofesional y del umbral de la pobreza (8.011 euros anuales). Para la inmensa mayora de la poblacin el futuro simplemente no existe, y toca aferrarse a cualquier alternativa que nos permita vivir el da a da, aade el informe de la asociacin.

Los aos de crisis tambin han profundizado la brecha de la desigualdad en el estado espaol. El ndice Gini uno de los indicadores para medir las desigualdades- se ha mantenido casi estable en la UE-27 durante el periodo 2008-2015, mientras que en Espaa ha aumentado en 2,2 puntos. Y no slo se trata de una singularidad de la periferia europea, ya que el incremento espaol resulta muy superior al de pases como Portugal, Grecia o Italia. Uno de los aos clave para medir los desequilibrios de renta fue 2015, pues tericamente se recuperaron las tasas de empleo. Sin embargo, ese ao 70.000 personas emigraron segn las cifras oficiales- en busca de oportunidades en el extranjero. Adems en 2015 cerca de 700.000 hogares carecan de ingresos y ocho millones de trabajadores no alcanzaban los mil euros brutos al mes. En el otro lado de la escala social habitaban los millonarios, que en Espaa aumentaron en 2015 ms que en ningn otro pas de Europa. Fueron 15.000 nuevas fortunas, un 8,4% ms que en 2014, segn el Informe Mundial de Riqueza de 2016.

El panorama es consecuencia de dinmicas inevitables, de un sistema econmico asimilable a una ley natural o del inapelable mejor de los mundos posibles? Los directores y gerentes de Servicios Sociales niegan las tres opciones. Es el efecto de decisiones polticas que se han adoptado antes y durante la crisis; la clave es de carcter ideolgico: hablamos de la filosofa ultraliberal imperante que establece que no hay alternativa. Pero no slo se trata, ni principalmente, de estadsticas. El peridico El Confidencial recoga en febrero de 2017 el testimonio de Carlos, uno de los millones de ciudadanos a los que se sacrific durante la crisis. El efecto psicolgico de ser pobre, a pesar de madrugar cada da para ir a trabajar, puede ser incluso ms devastador que el desempleo de larga duracin; este ltimo tiene al menos la esperanza de encontrar un empleo. El trabajador pobre, en cambio, ya tiene una nmina y no ve qu otra cosa puede hacer para escapar de la miseria. En muchas ocasiones slo queda recurrir a los ltimos mecanismos de supervivencia: 789.6672 personas percibieron rentas mnimas de insercin en 2015, una cifra rcord y superior en un 28% a la del ao 2014.

Quiz una de las claves radique en la poltica fiscal. El informe menciona las dos caras del entramado impositivo. As, en el estado espaol el 85% del esfuerzo fiscal recae en las familias, frente a una contribucin casi nula de la fiscalidad sobre el patrimonio, la riqueza o el capital. El caso ms evidente es el de las sociedades del IBEX 35 que, seala el Informe sobre el Estado Social de la Nacin- en slo un ao aumentaron un 44% el nmero de filiales en parasos fiscales. No es explicable que un ciudadano est tributando lo que est tributando por el IRPF o una PYME lo haga al 18%, mientras un grupo consolidado pague unos impuestos del 7%; no se entiende ni se puede aceptar. Son palabras que pronunci el ministro de Hacienda, Cristbal Montoro, en el Congreso de los Diputados en enero de 2017. El agujero fiscal no es cuestin de un da. Los ingresos tributarios pasaron del 36,8% del PIB en 2007 al 33,8% en 2015. El desplome se produjo durante los aos de la gran recesin.

El estado espaol destaca entre los pases con ms dificultades para volver a la recaudacin fiscal previa a la crisis. Los directores y gerentes de Servicios Sociales apuntan alguna de las causas: El abusivo entramado de beneficios fiscales, desgravaciones y exenciones que favorece a las grandes empresas y fortunas. Pero hay en el fondo una ideologa, una manera de pensar. Segn el piloto de motociclismo y campen del mundo, lex Crivill, la fiscalidad es muy alta aqu, fatal, por eso los deportistas de lite se van todos a vivir fuera: Londres, Suiza, Andorra, Mnaco Es una etapa de tu vida muy corta y tienes que mirar por ti; es normal, y el que no lo hace es un burro; ojal se cambiasen las leyes y pudiesen pasarse tus ingresos por la empresa, y que el Estado no se quedase un 50%. Uno de los efectos de esta cosmovisin es el atraso de dcadas en el captulo del gasto social en Espaa, que adems se ha acentuado durante los aos de crisis. La inversin del Estado espaol en proteccin social se situ en el 17,6% del PIB en 2014, claramente por debajo del 20,3% de promedio en la eurozona o el 19,9% de la UE. Los porcentajes de pases como Dinamarca, Finlandia o Francia alcanzan o superan el 25% del PIB.

La austeridad, los recortes y ajustes de tono ultraliberal atacan la mdula del sistema. En Desigualdad. Un anlisis de la (in)felicidad colectiva (2009), Richard Wilkinson y Kate Pickett sealan la magnitud de los impactos. La tasas de enfermedades mentales del conjunto de la poblacin es cinco veces mayor en los pases ms desiguales que en los que presentan menores desequilibrios; en las ms desiguales, los individuos tienen cinco veces ms posibilidades de ir a la crcel y seis de verse envueltas en un homicidio. Es la senda por la que transita el estado espaol. El peridico conservador Las Provincias titulaba en la portada del 15 de abril que en el pas Valenciano las temperaturas superiores a los 30 grados llenaban de pblico la costa y los hoteles; adems la devocin toma las calles de los pueblos, segn el rotativo, mientras los municipios ampliaban los horarios de parajes y reas recreativas para el disfrute ciudadano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter