Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-04-2017

Adis a Europa
La crisis de la UE y el regreso del proyecto soberanista

Eddy Snchez Iglesias
Espacio pblico


A seis dcadas de la firma del Tratado de Roma y a pocas semanas del primer aniversario del Brexit, la sensacin de implosin de la UE se generaliza.

Todo hace pensar que el proyecto actual de la UE deriva hacia una especie de Europa bajo hegemona alemana, debilitada por la crisis del euro e incapaz de reformarse desde dentro, donde las demandas de soberana de los Estados miembros crecen.

La hiptesis de la que parte el presente artculo se sita precisamente en el punto en el que la crisis de la UE parece irreversible, mientras el horizonte del regreso del soberanismo aparece como el ms probable. Ante tal escenario cabra preguntarse qu clase de soberana y con qu objetivos?, respuesta que dibuja dos escenarios confrontados, que presumiblemente, marcarn el debate europeo en los prximos aos, tal y como est ocurriendo en la campaa de las presidenciales francesas.

Para entender mejor la situacin, es necesario hacer referencia a la dinmica histrica en la que nos encontramos. Desde esta perspectiva, se pueden distinguir cuatro etapas de construccin y posterior crisis del proyecto de construccin europea: 1 Crisis. De la crisis de la primera globalizacin a la Gran Guerra (1914-1918). Nacionalismo e imperialismo: el primer proyecto europeo bajo el fascismo

La crisis de la primera globalizacin de finales del siglo XIX, es producto del hundimiento de las economas agrcolas como la alemana y la de los ltimos imperios del Antiguo Rgimen (el zarista, el austrohungaro y el Otomano) y los dbiles pases mediterrneos como Italia y Espaa, ante los bajos precios del trigo proveniente de Argentina y Australia, pases favorecidos por la revolucin del transporte martimo y del ferrocarril. Dicha crisis es sancionada con el nacimiento de los imperialismos que se dirimen en la primera guerra mundial. El coste para el capitalismo de este periodo es la Revolucin socialista en Rusia y el Crack econmico del 29, crisis que da lugar a la aparicin del fascismo, proyecto bajo la que surge el primer proyecto continental europeo triunfante del siglo XX, una vez derrotada la expansin de la revolucin sovitica.

2 Crisis. De 1945 hasta crisis de los 70s. La creacin de la CEE.

La crisis poltica y econmica de los aos de la posguerra supone el ascenso del fascismo, del nacionalsocialismo y los proyectos de imperialismo geogrfico que conducen a la segunda guerra mundial. El coste que para el capitalismo europeo supuso este periodo, desemboca en el fin de los imperios coloniales incapaces de contener el proceso de descolonizacin, la irrupcin de un campo socialista internacional con el centro de Europa y la URSS como eje y el ascenso del movimiento obrero en los pases de la Europa occidental. La CEE que surge en 1957 aparece como la reconfiguracin del proyecto liberal europeo y de contencin de la URSS, bajo cuya hegemona se construye el segundo proyecto de unidad continental dentro de la Europa occidental.

3 Crisis. Aos 70-80 del siglo XX. El inicio de la globalizacin y el nacimiento de la UE

La crisis iniciada en la dcada de los 70 acaba con el proyecto europeo de los Estados de bienestar. El equilibrio de bloques impide acudir a la guerra como solucin y encuentra en el neoliberalismo su expresin ideolgica. La crisis econmica es sancionada con el inicio de la globalizacin, que en su segunda versin histrica, aparece por primera vez como la configuracin de un mundo estructurado en torno a un solo sistema: el capitalista. El proyecto europeo pasa a denominarse Comunidad Europea con la firma del Acta nica en 1987, que cinco aos despus pasa a llamarse Unin Europea (UE). Proyecto que tiene en la globalizacin el elemento rector de una nueva fase de la construccin europea, fase que supone el progresivo fin de las economas sustentadas en el gasto social y el mercado interno regulado. Dicho proceso se sustenta en una dinmica en la que se contienen los elementos que son el germen de la actual crisis.

4 Crisis. De 2007 a la actualidad. La irrupcin de una nueva gran transicin geopoltica y el debate de la desglobalizacin

La globalizacin se sustentaba en la construccin de una nueva divisin internacional del trabajo basada en una dinmica global, sanciona en el siguiente proceso: desindustrializacin y paro estructural en los pases del centro capitalista e industrializacin exportadora de la periferia. El resultado es la aparicin de una nueva geografa econmica que culmina con la aparicin de Asia como nueva centralidad productiva y comercial a escala global, proceso en el que se sustenta la irrupcin de los pases de la semiperiferia del sistema mundo (como los BRICS) en torno a alianzas geopolticas con los pases de la periferia. Dicha dinmica se sanciona con el repliegue de los pases del centro en torno a la reconstruccin del eje Euroatlntico (TTIP), frente a lo que sus lites consideran como asalto de la periferia industrializada o energticamente independiente. La irrupcin de la semiperiferia y la reconfiguracin del occidente capitalista tiene como primeras manifestaciones de envergadura el Brexit y la victoria de Trump en las presidenciales de EE UU, mientras que los litigios y conflictos geopolticos por el control de martimo del Ocano Pacifico e ndico entre China en EE UU y las guerras de Ucrania y Siria, aparecen como los puntos geogrficos calientes de este nuevo escenario.

A diferencia del resto de fases, la presente crisis no se va a resolver en torno a un proyecto de mayor profundizacin del proyecto europeo, en concreto de la UE, sino al regreso del discurso soberanista, escenario en el que hay que situar el debate poltico futuro, el cul se puede expresar con una pregunta: de qu clase de soberana hablamos?

Importantes sectores de la clase trabajadora, pero tambin de algunos sectores del empresariado nacional y del funcionariado pblico de diversos pases, reaccionan ante la expansin de la globalizacin econmica intentando recuperar las competencias del Estado, e incluso, la recuperacin de identidades nacionales y en otras ocasiones locales bajo el discurso de la desglobalizacin. A escala europea se distingue una ruptura de dos proyectos, que en gran parte, quedan representados por un soberanismo de raz nacionalista propio de los pases del centro de Europa y de la periferia de los pases del Este europeo, del que se diferencian proyectos soberanistas de carcter popular en los pases de la periferia meridional europea.

En el primer caso, aparecen las expresiones de descontento popular articuladas, principalmente, por las clases dominantes de los pases y zonas del centro capitalista pertenecientes al arco atlntico en crisis, catalizadas por UKIP en el caso del Brexit en Gran Bretaa, de la victoria de Trump en el conocido como cinturn del xido (rust belt) de EE UU y el avance del FN en las zonas industriales en declive de Francia, que en el caso de los pases del este, capitalizan los herederos de las viejas lites nacionalistas rurales reconvertidas en burguesas rentistas urbanas dependientes de Alemania y EE UU.

Estos sectores de las clases dominantes tradicionales defienden la necesidad del fortalecimiento de economas territoriales de base nacional, ante los procesos de deslocalizaciones y paro estructural que sufren las tradicionales zonas industriales de los pases de Europa occidental y de EE UU. Se estara ante los discursos defensores de la desglobalizacin, que en el caso de la derecha, pretenden articular una potente base popular con las que lograr triunfos electorales que les permitan acceder al control del Estado, y as reconstruir su capacidad econmica y competidora frente a otras facciones de clase mejor insertadas en la globalizacin.

En el segundo caso, los pases de la Europa meridional sufren la crisis de un modelo de insercin subalterna en la UE, que ha especializado sus economas en economas de servicios desindustrializadas, basadas en el sector del turismo y el logstico, que han asumido en la Europa del euro, una posicin perifrica dentro de la divisin del trabajo principalmente configurada por Alemania y dems potencias exportadoras Europas (Holanda y Suecia principalmente).

El artculo de Lou explica de manera acertada, las consecuencias de un modelo de especializacin productiva de los pases de la Europa meridional dentro de la economa euro, que ha trado como resultado la conversin en pases endeudados, debido al fuerte dficit exterior contrado con los pases del centro europeo y de fuera de la UE. Este proceso entra dentro de la dinmica de endeudamiento general de los pases de la periferia europea, provocada por la estrategia exportadora alemana, la cual ha impuesto una divisin espacial dentro de la UE entre pases del centro exportadores y dotados de una fuerte estructura industrial y tecnolgica, y pases perifricos endeudados que han reproducido un modelo comercial dependiente. Dicho esquema ha definido el proyecto neoliberal europeo, que con la crisis del euro, ha erosionado los consensos sociales que existan en dichos pases respecto a la UE y, que de manera especial en Espaa, Grecia y Portugal, ha generado la irrupcin de proyectos que se reclaman de proyectos soberanistas de carcter popular.

La expansin de la globalizacin econmica ha resucitado no solo expresiones de identidades tnicas y locales, sino que ha resucitado al gran sujeto a travs del cual se ha desarrollado la poltica a lo largo del siglo XX: el poder del Estado, lo que en palabras de John Agnew, convierte de nuevo al Estado nacin como la principal estructura de oportunidad para la mayora de las formas de actividad poltica, escenario que condicionar, guste o no, el debate de la reconstruccin de la izquierda en Europa. 

Eddy Snchez Iglesias es politlogo

Fuente: http://www.espacio-publico.com/se-abre-o-se-cierran-oportunidades-para-el-cambio-en-europa#comment-5881

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter