Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2017

Poltica vergonzosa

Luciano G. Egido
CTXT


LA BOCA DEL LOGO

Al rebufo del triunfo del fenmeno norteamericano Trump, la ultraderecha occidental se ha sentido reconfortada, amparada, confirmada y ayudada. Se ha envalentonado y ha sacado pecho, al socaire de la crisis, y ha enseado su verdadera cara, favorecida, por supuesto, por los poderes fcticos de la economa global.

Se recortan los derechos laborales y se ampla la brecha social. Se aumentan los presupuestos de Defensa, a costa de los presupuestos de Sanidad y de Educacin, se margina a la enseanza pblica y se favorece a la enseanza privada ideolgica. Se presume de haber terminado con la crisis y se amenaza con el final de las pensiones, para mejorar la capitalizacin de los bancos, con los planes privados de pensiones. Se manipulan las estadsticas para contrarrestar las crticas. Se premian los errores ministeriales con embajadas suculentas. Se defienden los derechos del feto y se condena a los pensionistas a morir de hambre. Se toleran los parasos fiscales y se amnista a los defraudadores de impuestos. Se reconstruye la dialctica del muro de Berln y se fomenta la xenofobia. Se legisla el trabajo precario y se anima el despido libre. Se presume de dilogo y se establecen lneas rojas. Se habla de libertad y se apresuran a rendir pleitesa a Trump. Se proyecta acabar con el paro y se permite trasladar los centros de produccin de bienes de consumo a los pases del Tercer Mundo, de salarios de miseria y faltos de derechos sociales y de paso se eluden las obligaciones fiscales. Se mangonea la justicia y se persigue a los inocentes sin recursos. Se presume de Estado de derecho y cada da salta un nuevo escndalo de abusos de poder y desprecio de las leyes. Se elogia la estabilidad, desde las poltronas ministeriales inamovibles. Se oculta a los pobres pedigeos de la calle y se exhibe el estado de bienestar malestar. Se habla de democracia y se acogotan las disidencias. Se defiende la libertad de expresin, siempre que no les ataquen a ellos. Se habla en pblico de Dios y se adora al Diablo en privado.

Fuente: http://ctxt.es/es/20170412/Firmas/12187/Luciano-G-Egido-democracia-trump.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter