Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2017

El insoportable costo de la sequa en frica

Baher Kamal
IPS


Refugiadas en el campamento de Melia, en el lago Chad, que reciben alimentos del Programa Mundial de Alimentos. Foto: Marco Frattini / PMA

ROMA, 17 abr 2017 (IPS) - Casi 50 por ciento de la ayuda alimentaria de emergencia que recibe frica se debe a desastres naturales que amenazan su crecimiento econmico y sus medios de vida, indica la Unin Africana (UA) a travs de su mecanismo de seguro climtico, concebido para ayudar a los pases del continente a resistir y recuperarse de las sequas.

El mecanismo, conocido como la Capacidad de Riesgo Africana (ARC, en ingls), proporciona a los estados africanos participantes fondos de desembolso rpido en caso de sequa y les ayuda a desarrollar planes para aplicar respuestas oportunas y efectivas al problema.

La sequa, un peligro natural complejo con repercusiones socioeconmicas y ambientales considerables y generalizadas, causa ms muertes y desplaza a ms personas que cualquier otro desastre natural, segn la Convencin de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificacin.

El ARC se cre como un organismo especializado de la UA para ayudar a los estados miembros a mejorar sus capacidades para planificar, preparar y responder mejor a fenmenos meteorolgicos extremos y desastres naturales, protegiendo as la seguridad alimentaria de sus poblaciones vulnerables.

En la actualidad, el costo de la respuesta a los fenmenos meteorolgicos extremos en frica, en particular las sequas, est en gran parte a cargo de la comunidad internacional.

Por ejemplo, en 2012 el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ayud a 54,2 millones de personas en frica para lo que destin 2.700 millones de dlares, o 66 por ciento del gasto mundial de la agencia de ese ao.

Las sequas amenazan el crecimiento del producto interno bruto (PIB) en frica subsahariana, advirti el ARC. La peor sequa en 10 aos podra tener un impacto negativo estimado de cuatro por ciento sobre el PIB anual de Malawi, por ejemplo, y con impactos an mayores si la sequa fuera la peor en 15 o en 25 aos.

Dicha disminucin de la productividad disminuye el crecimiento econmico, provoca una importante dislocacin presupuestaria, erosiona los avances del desarrollo y la resiliencia, y requiere ayuda de emergencia adicional de la comunidad internacional en el futuro, advierte el ARC. Un dlar que se gasta en una intervencin temprana a travs del ARC le ahorra al pas 4,40 dlares gastados en una crisis.

Efectos devastadores para los hogares

El ARC tambin informa que las consecuencias de la sequa para los hogares pueden ser devastadoras en pases con baja resiliencia donde grandes sectores de la poblacin dependen de la agricultura de secano para su subsistencia.

La britnica Universidad de Oxford y el Instituto Internacional de Investigaciones sobre Polticas Alimentarias realizaron un anlisis de costo-beneficio sobre cmo lidian los hogares con la sequa.

El estudio calcul los beneficios econmicos de la intervencin temprana para impedir las acciones negativas de los hogares, como la reduccin del consumo de alimentos, la muerte del ganado y las ventas de activos productivos a raz de las dificultades.

El anlisis calcul que el beneficio econmico de la ayuda que llega a las familias dentro de los tres meses fundamentales despus de la cosecha podra resultar en casi 1.300 dlares por hogar asistido en trminos de ganancias econmicas protegidas.

Un anlisis ms detallado revela que el beneficio potencial del ARC supera 4,4 veces a los pedidos tradicionales de ayuda de emergencia, como resultado de la reduccin de los tiempos de respuesta y la agrupacin de riesgos.

La cuenca del lago Chad Emergencia extrema

El informe del ARC sobre el impacto de las sequas en frica se conoci poco antes de la visita a principios de mes del director de la Organizacin de las Naciones Unidas para la Alimentacin y la Agricultura (FAO), Graziano da Silva, a algunas de las zonas afectadas en el noreste de Nigeria, donde el conflicto armado oblig a 2,5 millones de personas a abandonar sus hogares y medios de subsistencia.