Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2017

Libia
Lucha por la joya energtica de frica

Adrin Ruiz Martnez
Pblico


Finales de Febrero de 2011, comienza la llamada Primavera rabe en Libia. Se producen diversas manifestaciones y protestas en contra del rgimen del Coronel Gadafi. He aqu el inicio y punto de inflexin de la situacin actual de Libia. De Febrero de 2011 a la actualidad, Marzo de 2017, el pas est inmerso en un caos. Un caos que comprende no slo la divisin en tres partes del territorio con sus respectivos gobiernos o administradores, sino que en cada regin, cada localidad, en cada barrio, los que verdaderamente ejercen el control, son las milicias armadas.

Desde la ptica analtica de lo sucedido en Libia, el interrogante inicial que se presenta, es el por qu es posible que se materialice este alzamiento o reconfiguracin del Estado Libio y en contra del rgimen de Gadafi. Observando la cadena de acontecimientos, hay un elemento que llama mi atencin: El establecimiento de la ciudad de Bengasi como epicentro de las manifestaciones y a posteriori la formacin de un nuevo gobierno llamado Consejo Nacional de Transicin. Por qu Bengasi y no Trpoli? Mi teora se basa en la gran importancia que es estratgicamente esta ciudad para la economa del pas. Bengasi, se encuentra situada en el este de Libia, siendo la segunda ciudad ms importante del territorio. Adems est situada en la regin que posee las mayores reservas petrolferas y gasferas del pas, as como la mayora de la red de infraestructuras para el sector de los hidrocarburos. Vista la rapidez de centralizar como base del nuevo gobierno primero en Bengasi y en el presente en Tobruk; y a su vez el rpido apoyo dado y reconocimiento internacional al Gobierno de Acuerdo Nacional dirigido por Fayez al-Sarraj, por parte de algunos pases miembros de la ONU, de la Unin Europea y de la OTAN; da que pensar hacia donde se dirigen los verdaderos intereses de la guerra en Libia. Actualmente, quien posee el verdadero control del este de Libia, con lo que implica poseer el dominio de la mayor parte de la economa, basada principalmente en el petrleo y el gas; es el Comandante de las Fuerzas Armadas Jalifa Belqasim Haftar. Haftar, fue un militar clave para Gadafi en el derrocamiento del Rey Idris en 1969, llegando a convertirse en el Jefe del Estado Mayor de Gadafi. Pero tras la guerra entre Libia y Chad (1978-1987), Haftar y cientos de sus soldados fueron hechos prisioneros. Tras este acontecimiento, Gadafi lo repudi y Haftar dej de tener relacin alguna con el rgimen Libio. Pero lo realmente interesante viene a continuacin; Haftar, despus de estos acontecimientos, ha vivido dos dcadas en Estados Unidos, concretamente en Vienna, Virginia, a 8,45 km de la sede de la CIA en Langley. La especulacin est servida, varios son los comentarios acerca de sus relaciones con los norteamericanos y posterior papel en la Guerra de Libia. Haftar, es por as decirlo, la rama armada del Gobierno de Acuerdo Nacional, es decir, el ejrcito del nuevo y reconocido Gobierno Libio.

Pero no vayamos tan rpido y obviemos informacin descriptiva del pas que ayudan a comprender los posibles intereses privados y a su vez la injerencia extranjera. Sin olvidar el papel del DAESH o de diferentes grupos yihadistas de la zona en esta lucha por el control energtico en Libia.

El petrleo y el gas en Libia.

Segn datos de BP Statistical Review of World Energy 2016, Libia posee 48.400 millones de barriles de reserva de petrleo, es decir, un 2,8% del total mundial. Esto establece a Libia como el pas con mayores reservas de petrleo de todo el continente africano. En cuanto a la produccin de petrleo, como vemos en el grfico de ms abajo; entre 2005 y 2008, se ha mantenido una estabilidad cercana a los 1.800 barriles, muy lejos de los 2.500 que se estima que puede producir a pleno rendimiento. Como vemos, a partir de 2009 hay un ligero descenso a 1.652 barriles/da, pero el gran descenso se produce en 2011 con 479 barriles/da. Es evidente que la inestabilidad del pas pas factura a su rendimiento en la produccin petrolfera. En 2012 parece recuperarse a niveles cercanos al primer periodo citado anteriormente, pero vuelve a descender en los siguientes aos, llegando a la cifra ms baja en 2015 con 432 barriles/da.

Fuente: Elaboracin propia. Datos obtenidos de BP Statistical Review of World Energy 2016.

En cuanto al gas, Libia posee unas reservas de 1,5 billones de metros cbicos, correspondiente al 0,8% del total mundial. Constituye el cuarto mayor volumen de reservas de gas de frica, por detrs de Nigeria, Argelia y Egipto. En cuanto a su produccin, en el grfico que se muestra a continuacin; vemos que en el periodo de estabilidad estatal comprendido entre los aos 2005 y 2010 el pas fue aumentando su capacidad productora. Al igual que con la produccin de petrleo, la inestabilidad poltica y social del pas, sumido en una guerra; influye directamente en la economa gasfera, reduciendo a ms de la mitad la produccin en 2011 si la comparamos con el ao anterior, 2010. En los siguientes aos, se mejora la produccin pero sin retomar esa lnea ascendente que llevaba el pas entre 2005 y 2010.

Fuente: Elaboracin propia. Datos obtenidos de BP Statistical Review of World Energy 2016.

A parte de las importantes reservas, sobre todo de petrleo, que posee el territorio, hay que sumarle la calidad y la cercana a Europa. Es decir, el petrleo de Libia no slo es codiciado por sus reservas, sino que tambin, es de una gran calidad. Segn un especialista en la materia como Gawdat Bahgat, Libia produce uno de los crudos de mejor calidad y ms bajo contenido en azufre, ligero y dulce. Por lo general, este tipo de crudo es el ms fcil de procesar y se puede tratar en refineras relativamente sencillas que no estaran en condiciones de hacerlo con sustitutos ms pesados o agrios. Adems, la cercana al continente europeo, facilita enormemente la importacin del petrleo.

Lucha en la geografa por el petrleo y el gas.

Descrita la situacin de las reservas y produccin de gas y petrleo en Libia, el siguiente punto a analizar es la localizacin geogrfica de los lugares ms importantes en los que se encuentra el gas y el petrleo. Realizando a su vez una comparacin con el espacio en el que se encuentran los diferentes actores de la guerra en Libia.

El 80% de las reservas de petrleo y gas del pas y los mayores complejos e infraestructuras relacionadas con los hidrocarburos, se encuentran en la cuenca de Sirte, en las costas del centro del territorio. Este espacio es el verdadero motor econmico de Libia, ya que supone el 95% de los ingresos del pas. Sabida la importancia econmica que supone y a su vez, la capacidad que puede proporcionar en declinar la balanza en favor de un bando u otro, todos anhelan el control de esta zona. El problema es que mientras el Gobierno de Tobruk (en el este) y el Gobierno de Trpoli (en el oeste) se enfrentaban, un nuevo actor entr en escena: las milicias yihadistas. En un inicio eran milicias yihadistas, pero ms tarde pasaron a formar parte del Daesh. Las consecuencias de la entrada de este ltimo actor fueron la del control de diversos pozos y refineras en la cuenca de Sirte. Por lo tanto, en esta zona, actualmente existe una guerra a tres actores.

Fuente: https://jjolmos.wordpress.com/2014/11/16/el-conflicto-de-libia-hay-solucion/


Intereses externos en el petrleo y el gas de Libia.

En la primera dcada del siglo XXI, con Gadafi an ejerciendo el control del pas, pareca surgir una apertura del territorio a empresas extranjeras; gracias, en parte al levantamiento de las sanciones que padecan desde tiempo atrs. Desde la entrada de diferentes multinacionales, el pas desarrollo ascendentemente su industria petrolfera y gasfera. Pero pronto surgieron problemas a lo negociado y firmado en primera instancia entre el Gobierno Libio y empresas extranjeras para la extraccin y produccin de petrleo y gas. Puntualizar, que la infraestructura que el gobierno Libio posea para la extraccin de petrleo y gas, en muchos casos se encontraba escasamente desarrollada, y por lo tanto parte de las multinacionales tuvieron que invertir miles de millones en desarrollo de infraestructuras. El problema surgi cuando, el Gobierno Libio, en muchos casos, obligaba a la renegociacin de los contratos y el establecimiento de mayores cargas fiscales; acto por el que las empresas multinacionales, debido a la inversin realizada, efectuaron mltiples y duras quejas. Aqu es cuando empezaron a surgir uno de los factores discrepantes de las empresas multinacionales contra el rgimen de Gadafi, fruto de las cuales, han incidido en encontramos en la situacin actual.

Aprovechando la coyuntura existente, la guerra de Libia recuerda en parte a la guerra de Irak. En el sentido de que, parece, que lo que en realidad interesa es desestabilizar econmicamente a Libia y a la National Oil Company (NOC, en sus siglas en ingls) (Compaa petrolera nacional de Libia, en castellano) y dar paso a la privatizacin de la industria petrolera y gasfera. Hecho que ocurre, y por lo tanto es analizable y comparable con el caso de Irak.

Dicho esto, no resulta extrao entender el gran inters tanto del Gobierno de Trpoli, del Daesh, como del Gobierno de Tobruk en hacerse con el control de la cuenca de Sirte. Adems, apoyando lo dicho al inicio del texto, la relacin entre el Comandante de las Fuerzas Armadas Jalifa Belqasim Haftar con los estadounidenses, sumado a los bombardeos selectivos que realiza la OTAN, cuanto menos es sospechoso. Slo hace falta fijarse en el apagn informativo que existe en la actualidad sobre la guerra en Libia. No sabemos cules son esos bombardeos selectivos ni que intereses tienen. Pero si sabemos atar patrones como la relacin entre Haftar y los estadounidenses, y su apoyo mediante la OTAN y el reconocimiento internacional del Gobierno de Tobruk.

Adrin Ruiz Martnez, Politlogo especializado en Relaciones Internacionales

Fuente: http://blogs.publico.es/econonuestra/2017/04/14/libia-lucha-por-la-joya-energetica-de-africa/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter