Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2017

Disparen contra el arte y prohban la inteligencia!

Arturo Alejandro Muoz
Rebelin


Para el neoliberalismo el arte es una actividad peligrosa, subversiva. Por ello, algunas autoridades se esmeran en darle a los programas de entretencin cierto falso aire cultural a objeto que los ciudadanos traguen esa rueda de carreta

Muera la inteligencia, viva la muerte, fue el grito lanzado por el general Milln Astray en el paraninfo de la Universidad de Salamanca (donde brillaba con luces propias el filsofo y escritor Miguel de Unamuno), al comienzo de la Guerra Civil espaola el ao 1936. Fue aquella la nica respuesta que pudo expresar el militar fascista ante las slidas argumentaciones del insigne Unamuno.

Y, la verdad sea dicha, durante dcadas la inteligencia y el arte desaparecieron en Espaa merced al gobierno dictatorial del caudillo Francisco Franco, quien fuera adems un ejemplo a seguir en las filas de muchas tiendas derechistas del mundo latinoamericano. No slo derechistas, ya que en Chile la figura y ciertos contenidos ideolgicos de la Falange franquista fueron conos para un sector de la juventud del viejo Partido Conservador, que se escindi de aquel dando nacimiento a la Democracia Cristiana.

Arte e inteligencia siempre han sido una piedra en el zapato para los gobiernos totalitarios, sean estos de facto o democrticamente elegidos, los que consideran esas expresiones como actos subversivos que alteran el orden natural de las cosas y que, cmo no!, contravienen los designios de un ser superior que estructur el mundo de determinada manera, la cual no debe ser alterada.

La accin de los totalitarismos contra la cultura, el arte y la inteligencia, es de antigua data.

Aktion wider und un deutschen Geist (Accin contra el espritu anti alemn), fue la muestra irrefutable del odio nazi hacia todo pensamiento, arte, escrito, idea, que proviniera de sectores como el judo, el socialdemcrata, el comunista, el liberal, e incluso del sector independiente no afecto ni perteneciente a ninguna de las anteriores. Tal odio comenz a manifestarse concretamente con la quema de libros, revistas y escritos, el da 10 de mayo de 1933 en plena Plaza de la pera en Berln, bajo la conduccin de Joseph Goebbels.

Algunos siglos antes, en Mxico y en Guatemala (en el ao 1530), los soldados de su majestad Carlos V de Espaa y los frailes pertenecientes a la iglesia vaticana, destruyeron y quemaron los cdices de las culturas azteca y maya en defensa de la fe catlica, de las buenas costumbres y contra la hechicera y hereja. Cunto ms sabramos hoy de esas magnas civilizaciones americanas si el fanatismo de los brutos totalitarios no hubiese desencadenado la tragedia del ataque a la cultura y a la historia.

Chile no est ajeno a tamaas locuras. En los meses finales del ao 1973 el gobierno dictatorial encabezado por los generales de las cuatro ramas de las fuerzas armadas orden tambin quemar libros, revistas, discos y pelculas cuyos contenidos y autores no fuesen intrnsecamente partidarios de la lucha contra el comunismo y el socialismo. No slo hubo quemas de libros, tambin se desencaden una persecucin a muerte contra muchos de los autores de esas obras y de quienes las leyesen, o las tuviesen en sus bibliotecas domiciliarias.

Algn da, los historiadores dedicarn sus esfuerzos a investigar en profundidad las acciones realizadas por decenas de mujeres y hombres en el exitoso intento por desarrollar y parir cultura durante los aos negros sufridos por las artes, la msica y las letras durante el largo perodo totalitario de la dictadura cvico-militar chilena, aos de oscurantismo cultural, donde la sempiterna presencia de agentes del estado -hostigando, persiguiendo y encarcelando a quienes osaban hacer arte que estuviese fuera de los marcos ideolgicos militarizados- pretenda imponer a golpes de bayonetas la deshuesada idea de que la cultura slo era aquella que calzaba botas y manejaba bancos y fusiles.

Hoy, el ataque a la cultura y a la inteligencia sigue en manos de polticos representantes de las grandes fortunas, empleados obsecuentes de los mega empresarios y, especficamente, de las transnacionales predadoras, como las mineras, elctricas, pesqueras y forestales. Ese conjunto, esa sociedad nefasta, maneja los medios de informacin y las estructuras de la educacin superior.

Para los totalitarios que ven en la cultura un acto de subversin, las palabras de Andy Warhol son como la guinda de la torta: Un artista es alguien que produce cosas que la gente no necesita tener.

Todo acto cultural debe pasar necesariamente por el tamiz de los intereses de esas cofradas. El impuesto IVA a los libros no es un detalle menor, sino una muestra palpable del objetivo central de los mandantes: minimizar la cultura y cercenar toda informacin relevante, pues con ello logran asfixiar el pensamiento crtico y desmovilizar a las masas.

Quien controla la informacin, domina la sociedad. Esa informacin, durante dcadas, poda llegar a los miembros de una sociedad civil slo a travs de la educacin formal y de los medios de prensa. Sin una informacin adecuada y permanente la cultura es absorbida por pantanos faranduleros, hper futbolsticos, consumistas. Para el actual sistema neoliberal el arte es una actividad peligrosa, subversiva. Por ello, algunas autoridades se esmeran en darle a los programas de entretencin cierto falso aire cultural, a objeto que los ciudadanos traguen esa rueda de carreta y no tengan inters ni informacin suficientes para averiguar si en realidad lo que estn recibiendo a diario se trata de payaseo, farandulizacin o arte.

Todo lo anterior permite a la actual casta poltica engaar al pueblo a voluntad y a su pleno inters. Es as que millones de chilenos creen a pie juntillas que en nuestro pas la izquierda, la verdadera, es aquella que se encuentra incorporada en uno de los dos bloques de la sociedad duoplica, y de esa forma muchos que an creen ser de verdad izquierdistas bajan la cabeza y no protestan -ni atacan las decisiones pro empresariales, nutrientes del neoliberalismo salvaje, que los dizque progresistas partidos polticos de esa coalicin llevan a efecto.

La inteligencia es insultada sin ambages por las mentadas cofradas. Estas suponen que su trabajo de lavado de cerebros ha sido tan eficaz que no se detienen ni un solo momento para reflexionar respecto de las mentiras que explicitan pblicamente. Para tales castas, es cuestin normal considerar a los electores chilenos en materias polticas como pescado barato, ese que pica hasta con hollejo de uva. Vea usted:

Autoridades polticas que tienen sus dineros, sus fortunas, en parasos fiscales y eluden pagar impuestos en el pas, son consideradas personas de enorme esfuerzo, inteligentes. Aquellas que habiendo ocupado un alto cargo de representacin ciudadana hicieron negociados poniendo en evidente riesgo los intereses y dignidad del pas, han llegado a ser catalogadas como patriotas. Las posibles crticas a este tipo de personas se responden con el consabido balbuceo del pusilnime y del ignorante: los resentidos tienen envidia del xito de los dems.

El gobierno poco democrtico donde cohabitan dos socios llamados ChileVamos y Nueva Mayora, no acepta la irrupcin de savia nueva en la esfera pblica. Aparecidos, sin recorrido poltico, jvenes inexpertos, hijos de la lite de las redes sociales, profesionales comunes y corrientes, son algunas de las descalificaciones que la cosa nostra de la mafia poltica actual les endilga a quienes deciden incorporarse al mundo de la poltica activa. Ellos, la mafia, seguramente nacieron expertos y fueron paridos en una clnica donde se les adosaron miles de kilmetros de recorrido pblico y poltico, por lo que, entonces, nadie ms (salvo ellos mismos), est calificado para ocupar un cargo de representacin popular.

El cinismo de esas cofradas alcanza grados insospechados. Hace horas nada ms, el Senado impetr a la presidenta Bachelet exigir al gobierno cubano realizar un plebiscito en ese pas y el mismo Senado es quien se ha opuesto tenazmente y se sigue oponiendo- a que se realice un plebiscito constitucional en Chile! El colmo de la actitud caraduraen fin, para el ladrn es normal robar; para el corrupto es normal lo que hace y para nuestros parlamentarios es casi patritica su actividad inmoral y de doble estndar. Eso es disparar directamente al corazn de la inteligencia de los chilenos, pues ya no basta con prohibirla, quieren asesinarla, tornarla inexistente.

El totalitarismo desglosado de la sociedad duoplica no requiere quema de libros ni piras humeantes como las de antao, donde se cocinaban a fuego alto en plena va pblica (para que todos los habitantes del pas tomasen debida nota)- aquellos montones de discos, pelculas y escritos que no estaban en concordancia con la anestesia cvica. Hoy basta con el manejo interesado de la informacin en todos sus niveles (educacin formal, prensa, arte falso, etc.) para controlar a la sociedad durante el mayor lapso posible, aunque en materias polticas merced a la capacidad de informacin no oficial de las redes sociales- ha surgido una raza nueva juvenil que viene a toda carrera y con gran empuje exigiendo cancha.

Vea usted lo que es dable deducir (para el caso chileno) de la lectura de algunas pocas lneas de un mini ensayo de David Priestland, publicado en el Boletn virtual (las redes sociales una vez ms) del diario estadounidense The New York Times.

<>

<>

Los dueos de todo ya tienen nuevo grito, hijo predilecto del aoso con que iniciamos estas lneas: Muera la inteligencia viva el mercado!. Por ello, amigo lector, en sus manos queda la decisin a tomar en noviembre del presente ao.

Mientras tanto, si usted se mantiene oculto en su trinchera, todo artista y todo pensamiento crtico continuarn siendo entes marginales en este sistema dominado por el consumo y el individualismo que conforman la asfixia de la sociedad actual.

No le parece mejor abandonar esa trinchera y salir a la calle?, ocpela, hgase dueo de ella y arrincone a los mafiosos de siempre restndoles poder, avisndoles que en noviembre tendrn muerte cvica. El arte, la cultura, la economa y la poltica honesta, se lo agradecern. Sus hijos y nietos tambin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter