Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-04-2017

Pronunciamiento internacional de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo
Marruecos y el doble rasero sobre derechos humanos

Rebelin


La Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD) insta a las autoridades gubernamentales del Reino de Marruecos a respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de sus ciudadanos, y los del pueblo saharaui en los Territorios Ocupados del Shara Occidental, desde 1976.

Llama la atencin el pronunciamiento [1] divulgado este da por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperacin marroqu, en el que condena enrgicamente la violacin de los derechos polticos, econmicos y sociales en un pas latinoamericano y le pide al gobierno [] que gestione pacficamente [la] crisis y cumpla con sus obligaciones internacionales.

Un comunicado que muestra a todas luces el doble rasero de la poltica estatal marroqu sobre derechos humanos, a pocos das que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debatir sobre la situacin del Shara Occidental, cuyos dos tercios del territorio se encuentra bajo ocupacin y control militar, en abierto desafo a la comunidad internacional, violando sistemticamente normas del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

El Reino de Marruecos restringe el derecho a la libertad de expresin, asociacin y reunin, enjuicia a periodistas y dispersa protestas a la fuerza. El juicio penal a Ali Anouzla, periodista independiente, acusado de apoyar e incitar al terrorismo, y otros siete periodistas acusados de menoscabar la seguridad del Estado, por haber emprendido un proyecto de capacitacin de periodismo ciudadano, son un ejemplo.

El derecho a la libertad de asociacin y de reunin enfrenta serias restricciones. Las organizaciones de derechos humanos marroques que requieren un registro legal para realizar sus actividades en el pas, con frecuencia o no lo obtienen o atraviesan bloqueos por parte de las autoridades. Este es el caso de la Asociacin Marroqu de Derechos Humanos y la Coordinadora Magreb de Organizaciones de Derechos Humanos. Igual destino ha atravesado el Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA), en los Territorios Ocupados.

Brahim Saika, activista de la Coordinadora de Saharauis sin Empleo, muri bajo custodia policial, en un hospital en el que reciba tratamiento de las secuelas de las torturas que haba sufrido en manos de la polica marroqu.

En general, las organizaciones de derechos humanos son impedidas de celebrar reuniones y asambleas pblicas. Defensores y activistas de derechos humanos extranjeros, incluidos periodistas, son impedidos de ingresar o son expulsados del pas. Decenas de ellos tras arribar al Aeropuerto Internacional Hassan I, en El Aain, capital saharaui ocupada.

El juicio a los activistas del Grupo de Gdeim Izik, primero, en la jurisdiccin militar y, luego, en un tribunal civil, en el que la veedura internacional atraviesa serias dificultades para verificar la imparcialidad de la justicia, es otro ejemplo de los vacos institucionales y jurdicos marroques en materia de derechos humanos.

Sin duda, Marruecos tiene cuentas que rendir ante la comunidad internacional y el prximo Examen Peridico Universal (EPU) y la revisin de sus informes peridicos de la aplicacin de los tratados internacionales de derechos humanos que ha suscrito y ratificado, ante los rganos de vigilancia respectivos, sern una ineludible oportunidad para conocer su difano historial sobre derechos humanos o constatar su doble rasero en este tema.

Nota:

[1] Vase: http://www.maroc.ma/en/news/morocco-follows-great-concern-situation-venezuela y http://www.eldiario.es/politica/Marruecos-violacion-derechos-poblacion-Venezuela_0_635536463.html

Coordinacin Regional

Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter