Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2017

Cruzada contra la Repblica

Vctor Arrogante
Rebelin


Todava rodaba hacia Cartagena el coche en el que Alfonso XIII se diriga al destierro, cuando, sustrayndose al clamor popular que se elevaba por calles y plazas, campos y ciudades, los hombres ms impacientes, que vean escaprseles el poder poltico de las manos, pensaban ya en la necesidad de una contrarrevolucin que se opusiera a las decisiones expresadas por el sufragio universal, escribe Manuel Tun de Lara (Historia 16, Extra III de junio de 1977). El cardenal Segura lleg a insinuar la conveniencia de derrocar al gobierno mediante la lucha armada.

La tarde del 14 de abril, representantes de las grandes familias se reunieron en casa de Guadalhorce, ex-ministro de la Dictadura y directivo de Unin Monrquica (Calvo Sotelo, Ramiro de Maeztu y Jos Antonio Primo de Rivera entre otros), porque algo hay que hacer, para impedir que la Repblica tenga una vida en paz y derrocarla. Luca de Tena, el conde de Gamazo, Urquijo, Gabriel Maura y el duque de Hornachuelos, obtienen la autorizacin de constituir un Circulo Monrquico (quienes provocaron los acontecimientos del 10 mayo de 1931) y alquilar un piso en la calle de Alcal. Junto a la aristocracia, financieros, militares, polticos del antiguo rgimen y representantes de los grupos fascistas, cuyas acciones violentas ya se dejaban notar por Madrid.

La jerarqua eclesistica, que no haba visto con simpata el cambio de rgimen, no poda faltar a esta fiesta. El primado Cardenal Segura, se lanz a elogiar a la monarqua y al rey, amenazando a la Repblica. No se trataba de monarqua o repblica y aceptar o no la nueva legalidad, sino de crear Accin Nacional (AN), para la propaganda y actuacin poltica, bajo el lema de Religin, Familia, Orden, Trabajo y Propiedad. El Vaticano orden que los catlicos apoyaran a la coalicin decididamente. En AN coexistan quienes, como Gil Robles, optaban por la va legal, la contrarrevolucin desde dentro y quienes, como Goicoechea y el conde de Vallellano, preferan la va violenta y la asociacin para conquistar el poder.

En Valladolid, de la mano de Onsimo Redondo, surgieron las Juntas Castellanas de Accin Hispnica, que se fusionaran despus con el grupo de Ledesma en Madrid, creando las JONS (Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista). Falange Espaola, de ideologa fascista y nacionalsindicalista, se fund el 29 de octubre de 1933, por Jos Antonio, primognito del dictador Miguel Primo de Rivera, quien ya haba actuado contra la Primera Repblica. Como capitn general de Madrid, disolvi el Gobierno en 1874, tras el golpe de Estado de Martnez Campos en Sagunto.

El 9 de diciembre de 1931 se aprob la Constitucin y como jefe del Estado se eligi a Alcal Zamora. El Gobierno, con base parlamentaria republicana de izquierda, con colaboracin socialista, estuvo presidido por Manuel Azaa. Desde un principio se vio la necesidad de aprobar una ley para la reforma agraria, que cont con la drstica oposicin de la derecha, dndose una aparente contradiccin. La Unin Econmica, declaraba en sus bases: El fundamento bsico de la riqueza nacional lo constituyen sus producciones agrcola, forestal y ganadera. La Falange hablaban siempre del agro y no de la industria y Onsimo quera salvar a Espaa desde la rural Castilla. En defensa de sus privilegios ancestrales se opusieron a toda reforma novedosa.

La derecha senta la nostalgia de la dialctica de los sables y la de los puos y de las pistolas (discurso de Jos Antonio Primo de Rivera, en el acto de fundacin de Falange Espaola. Teatro de la Comedia de Madrid). Prefera la violencia a los debates en el Parlamento. Haba quienes estimaban que un buen golpe de Estado vala ms que millones de votos. Los partidarios de la accin violenta se reagrupaban y Espaa se encontr ante una serie de conspiraciones militares.

El 8 de agosto de 1932, un nmero determinado de militares se reunieron para organizar la Sanjurgada. Sanjurjo se encarga de Sevilla, Vareta de Cdiz, Ponte de Valladolid y Sainz de Lerin de Navarra. El bando militar del general deca: Queda declarado el estado de guerra en toda la regin andaluza, con las consecuencias que dicho estado lleva consigo. Como Capitn General de Andaluca, asumo el mando concentrado en mi autoridad de todos los poderes. As como Dios me permiti llevar al Ejrcito espaol a la Victoria en los campos africanos, ahorrando el derramamiento de sangre moza, confo en que tambin hoy me ser permitido, con mi actitud, llevar la tranquilidad a muchos hogares humildes, y la paz a todos los Espritus. Viva Espaa nica e inmortal!

En Madrid, el general Fernndez Prez sac a la calle las fuerzas de la remonta y los regimientos acantonados en Alcal. En el plan de los conspiradores se prevea que las columnas del sur y del norte caeran sobre Madrid. Con el pueblo al margen, ocurri lo que tena que ocurrir: un fracas estrepitoso al fallar los conspiradores. Sanjurjo y sus correligionarios fueron detenidos a las seis de la maana en la barrida Isla Chica de Huelva, por una pareja de guardias civiles, que reconoci al general, que hua vestido de paisano. Precisamente ahora, el Gobierno del PP, ha enterrado al general golpista en Melilla, con honores militares y en secreto.

En las elecciones de noviembre de 1933, pacficos y violentos de la derecha se unieron en un solo frente para obtener mayor nmero de diputados. La izquierda se present fragmentada, dando comienzo una nueva etapa que, momentneamente, separara ms a las dos corrientes de derecha. La CEDA y sus amigos declararan su acatamiento leal al Poder pblico y se abri un perodo de apoyo condicionado a los gobiernos de centro-derecha de Lerroux y Samper. La extrema derecha, mientras tanto, continu preparndose para tomar el poder mediante un golpe de fuerza.

Mussolini recibi al general Barrera, a Goicoechea y a los carlistas Olazbal y Lizarza. Firmaron un acuerdo segn el cual Italia ayudara a monrquicos y tradicionalistas a derribar el rgimen republicano y sustituirlo por una regencia que preparara la instauracin de la monarqua corporativa y orgnica. El acuerdo prevea la entrega a la ultraderecha espaola de 20.000 fusiles, 20.000 granadas, 200 ametralladoras y un milln y medio de pesetas. Desde entonces, jvenes tradicionalistas fueron enviados a Italia para instruirse en el manejo de las armas.

Calvo Sotelo abrigaba la idea de reunir a la extrema derecha en un bloque nacional en defensa de la patria. Primo de Rivera va a Alemania y celebra una larga entrevista con Hitler y vuelve entusiasmado. En aquel invierno se haba constituido la Unin Militar Espaola, que, aunque sin militares de mxima graduacin, mantiene contacto con los generales Goded y Mola. La UME mantena posiciones de extrema derecha.

El talante agresivo de las escuadras de Falange se generaliza. Asaltan la Casa del Pueblo de Cuatro Caminos, el Fomento de las Artes de Madrid y una exposicin en el Ateneo. Es asesinada la joven socialista Juanita Rico y el joven comunista Joaqun de Grado, cuyo entierro constituy una demostracin impresionante de obreros y de jvenes. Se deca que los socialistas preparaban la revolucin, cuando lo que preparaban era la defensa de la legitimidad republicana, frente al asalto fascista, como haba ocurrido en Italia y Alemania. El bnker mientras tanto se preparaba para la guerra.

Febrero de 1936 signific para la derecha el fracaso de la va legal, con fuertes crticas a Gil Robles. La extrema derecha preconiz desde un principio el empleo de la violencia y la utiliz en cuanto le fue posible sin apoyarse en un movimiento de masas. Se trataba de organizaciones totalitarias, con programas totalitarios, en constante relacin con el extranjero, del que reciban ayuda financiera. Se sirvieron de la religin como doctrina, y predicaban el derecho a la sublevacin, que lleg el 18 de julio.

El 16 de febrero de 1936, el Frente Popular gan las elecciones, que seran las ltimas que se celebraran durante la Segunda Repblica. El Frente Popular constitua una nueva frmula de alianza de las fuerzas de la izquierda, tras las derrotas sufridas en Europa y la llegada de Hitler al poder.

La derecha reaccionaria, financiera y terrateniente, parte del ejrcito, el fascismo y la iglesia Catlica se pusieron en contra del pueblo y en contra de la Repblica, que pretenda dignificar la historia. La sin razn no tena otro argumento y fuerza que la negacin de la democracia.

@caval100

Otros artculos sobre la Repblica en este mes de Abril:

En abril republicano, hablemos de la Primera

Madrid republicano; los sucesos de mayo del 31

La Repblica es posible

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter