Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-04-2017

El inters social y la terca realidad

Ricardo Torres
Progreso Semanal


En el artculo anterior se mostraron unos clculos relativamente sencillos para poder establecer una comparacin realista con el nivel actual de precios. No obstante, esa referencia est mediada por varios hechos que brindan mayor complejidad al anlisis.

Primeramente, el salario medio mensual fue un referente acertado para aproximar el nivel de ingreso de las familias en 1989, ahora lo es mucho menos. Es bien sabido que en la actualidad, la mayora de los hogares cuentan con fuentes de ingreso adicionales. En segundo lugar, tambin sabemos que tanto el salario en el sector pblico como los ingresos adicionales de cualquier naturaleza se reparten ms desigualmente en la actualidad. En tercer lugar, los taxis de entonces y los boteros de ahora no enfrentan las mismas condiciones de operacin, en tanto estos no reciben ningn subsidio o tratamiento preferente, mientras que una buena parte de sus gastos de operacin tienen que cubrirlos en la red minorista que opera en pesos convertibles, donde estos artculos estn gravados por un elevadsimo impuesto de ventas. La comparacin se enrarece an ms dado que hoy circulan dos monedas, y existen varios tipos de cambio en la economa. Ello hace extremadamente difcil realizar una valoracin global de la productividad y eficiencia entre los distintos operadores.

Por otra parte, sera muy injusto decir que los operadores privados ganan mucho sobre la base de un ingreso de 200-300 CUC. Cul es la referencia? El salario medio mensual en el sector pblico? En economa poltica marxista el salario es una categora que se aplica a aquella compensacin que cubre mnimamente las necesidades bsicas del trabajador y su familia, permitiendo la reproduccin de la fuerza de trabajo. Bajo ese criterio, sera difcil decir que los salarios del sector pblico son una base vlida de comparacin. Retomando los ingresos extra-salariales, si lo que percibe un taxista privado es el ingreso esencial, a lo mejor resulta ms lgico compararlo con el ingreso total de otras familias, dado que el salario no puede ser la nica referencia por las razones explicadas anteriormente.

Adems, la discusin sobre el poder adquisitivo de las familias cubanas se ha concentrado durante mucho tiempo en el nivel y la dinmica de los precios y mucho menos en el otro gran componente, los ingresos. Si el ingreso promedio familiar creciera consistentemente a un ritmo similar al de los precios, no habra afectacin. Las polticas orientadas a disminuir o congelar precios, en mercados expuestos a condiciones variables, pueden traer efectos contraproducentes. Estos pueden ir desde la disminucin de la rentabilidad del sector y por tanto su atractivo para invertir, el estmulo a la informalidad y la evasin fiscal, la salida de varios oferentes, entre otros. Esto ltimo, por ejemplo, le otorgara un mayor poder de mercado (y por lo tanto para fijar precios) a los oferentes que decidan o puedan continuar las operaciones. Desafortunadamente, dado que la discusin sobre cmo aumentar sostenidamente los ingresos de amplios segmentos de nuestra poblacin desborda el mbito especfico de un sector, es bastante frecuente que no se incluya en las discusiones.

Existen, eso s, algunas certezas. Si se pretende controlar administrativamente los precios, sin actuar sobre las condiciones bsicas de operacin de un mercado para llevarlo a un nuevo equilibrio, se pueden esperar todos los efectos que hemos presenciado en las ltimas semanas. No se puede pretender resolver problemas de esta ndole con resoluciones y decretos. Haramos muy bien en estudiar un poco ms sobre cmo operan realmente los mercados. Con estas medidas probablemente el ms afectado fue el propio pueblo, cuya proteccin fue la que activ la reaccin del gobierno.

Si en el pas hay menos combustible disponible, y eso afecta directamente a esta actividad, cmo es posible esperar que aumente la oferta de servicios de transporte? Si el precio que deben pagar los taxis por el combustible se percibe como elevado, entonces una vez ms aparecern quienes atiendan esa demanda desviando los recursos desde el sector estatal, aprovechndose de los precarios sistemas de control.

Una de las razones ms poderosas para mantener un precio tan alto es el subsidio del combustible que se entrega al sector estatal. Se argumenta que tiene que ser as para proveer servicios muy apreciados por los ciudadanos, pero la realidad es que tambin contribuye a financiar la ineficiencia del sector pblico.

Asimismo, los precios del transporte privado estn relacionados con el nivel de precios en el resto de la economa. Tambin son muy altos en la red que vende productos en pesos convertibles. Tambin lo son en la flota que antes perteneca a una empresa estatal, y ahora funciona bajo otra modalidad. Por lo que otra vez aparece el fantasma de los sesgos en contra del sector privado. Cunto representan los servicios de transporte en el ndice de precios general de la economa? El menguado poder adquisitivo de los ingresos de las familias es un asunto de primera importancia, pero no se puede tener una discusin seria sobre la base de acciones de este tipo. La observacin no indica que la mayora de los participantes en ese mercado estn ms satisfechos ahora que antes.

Cmo se puede atender este asunto? En primer lugar, el estado del transporte refleja en gran medida lo que ocurre a nivel de toda la economa. La economa cubana ha crecido muy poco, por debajo de su potencial, por lo que no podemos pensar que existen los recursos para atender todas las necesidades. Por qu pensar que es diferente con el transporte? Ocurre tambin con la vivienda, y con tantas otras cosas. Recientemente este sector ha sido impactado por eventos ms especficos, descritos anteriormente. Se podra intentar una mejora en la eficiencia del sector, optimizando la asignacin de recursos e insumos en funcin del desempeo evitando la discriminacin por forma de propiedad; o diseando un programa de sustitucin de medios ineficientes en el sector privado, y otras muchas. Se podra establecer un consejo regulador de la actividad en la Capital, integrado por todas las partes interesadas, e incluyendo a los consumidores.

Esto sera un buen comienzo para cambiar la forma de pensar y de hacer, reconociendo las caractersticas de Cuba en los inicios del siglo XXI. Tratar de controlar los precios es casi siempre una muy mala idea. Parece sensato suponer que el transporte en una gran ciudad no puede descansar en soluciones individuales, sera el caos. Pero en todas las ciudades, incluso en las que cuentan con los sistemas de transporte ms avanzados, existe tambin el transporte privado. Se cuestiona la solucin privada, pero no se ofrece una alternativa pblica. Cundo se ha logrado disear y poner en prctica un sistema de transporte eficiente en La Habana? Nunca, y no es un asunto de la crisis econmica. Hay muchsimas ciudades en el Tercer Mundo, incluyendo Amrica Latina, con soluciones innovadoras en este mbito. No se trata solo de recursos, y no avanzaremos si nos aferramos a frmulas del pasado.

Fuente: http://progresosemanal.us/20170425/interes-social-la-terca-realidad-ii/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter