Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2017

La prdida de valores y de sensibilidad humana son el mayor de los problemas
Se perdieron el rumbo y la empata

Carolina Vsquez Araya
Rebelin

Se ha destruido la visin humanista y hemos perdido toda nocin de comunidad


Cuando a la solidaridad y la empata se anteponen el inters personal, la preeminencia de un sistema de creencias polticas o religiosas y la bsqueda del xito -expresado fundamentalmente en trminos materiales- resulta indefectible la prdida de sensibilidad humana ante los otros, dado que la energa se enfoca en la consecucin del bienestar individual por encima de todo. Esto no es algo propio de uno u otro territorio, sino un fenmeno presente en toda comunidad humana y en distintos grados, dependiendo de sus niveles culturales y educativos.

Es usual creer que quienes menos poseen presentan actitudes ms agresivas y crueles que quienes han tenido el privilegio de gozar de bienestar econmico y acceso a la educacin en sus distintos niveles. Eso no es as, por lo general las comunidades ms pobres suelen ser tambin las ms solidarias. A ellas las une su proximidad cotidiana, sus necesidades compartidas y una visin ms real de sus carencias. Pero tambin de ellas surgen los mayores desafos, por medio de generaciones de jvenes privados de oportunidades de todo tipo y vidos de encontrar un camino hacia su desarrollo. Entre esos caminos, sin embargo, se encuentran algunas de las rutas ms peligrosas para la estabilidad de una nacin.

Es evidente que la violencia presente en el mundo actual ha transformado a las relaciones humanas. El contexto global, aun cuando parece lejano y ajeno, influye de manera cada vez ms importante sobre las naciones ms dbiles. La creciente tensin mundial y los conflictos en pases de la regin inciden en un pesimismo colectivo y en una visin superficial de los motivos de las crisis internas, como si estas pudieran resolverse con frmulas importadas.

Pero es importante entender que los sistemas sociales, diseados para controlar a los pueblos y someterlos a un marco valrico definido por los centros de poder poltico y econmico, no solo se expresan en trminos legales sino tambin en una estratificacin rgida de la sociedad a partir de la privacin de derechos de los sectores ms vulnerables y, por ende, de menor incidencia en las decisiones. Esta manera de crear divisiones es una marca de identidad en los pases menos desarrollados y muy particularmente en aquellos cuyo fuerte porcentaje de poblacin indgena, campesina, joven y pobre permite a sus centros de poder una mayor hegemona, de manera muy puntual en la criminalizacin de la pobreza y sus demandas, as como en la marginacin de sus nuevas generaciones y la eliminacin de sus lderes.

Guatemala no es la excepcin. Los muros elevados por las clases poltica y econmica para impedir el acceso a la educacin a grandes sectores de la ciudadana han tenido, entre otras de sus variadas consecuencias, una migracin de la juventud marginada hacia actividades delictivas, la huida de miles de jvenes hacia otros pases en busca de oportunidades y, sobre todo, una creciente ruptura del tejido social. Esto ltimo, expresado en el discurso de odio y racismo cuyo impacto se percibe a travs de distintos medios con una fuerza descomunal. Los incidentes de agresiones, asesinatos y enfrentamientos entre grupos muestran la peligrosa decadencia de una sociedad intolerante e incapaz de ver a sus semejantes como semejantes. Es decir, una absoluta prdida de empata y solidaridad, provocada por lacras estructurales impresas en un sistema de valores caduco e inhumano cuya principal caracterstica es el desprecio por la vida y la incapacidad de ir ms all de lo evidente para analizar, con toda la honestidad posible, los orgenes de sus carencias.

Blog de la autora: http://www.carolinavasquezaraya.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter