Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-05-2017

Trabajadoras domsticas de la India maltratadas y desaparecidas en el Golfo

Rejimon Kuttappan
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez



A Achama Vargese su patrono kuwait le impidi recibir tratamiento mdico, a pesar de haber sido diagnosticada de diabetes
(Foto MEE/Rejimon Kuttappan)

Tras haber sido atradas con falsas promesas a los pases del Golfo, muchas trabajadoras domsticas indias desaparecen all cada ao. Y no a todas ha podido encontrrselas.

Un da estaba comiendo y no o que me llamaban. Perdieron la paciencia y el marido vino corriendo adonde yo estaba, me golpe la cabeza con las manos y empez a darme patadas. Me ca al suelo, dijo Sindhu Prassanna recordando su traumtica experiencia como asistenta para una familia saud en Abha, capital de la provincia suroccidental de Asir.

Prassana est ahora a salvo de vuelta a casa en la India con la ayuda de una ONG local y de las autoridades indias.

Al relatar su odisea, explica que era regularmente golpeada y maltratada por la pareja para la que trabajaba, incluso por las cosas ms nimias. Trabajaba casi 19 horas al da desde las cuatro de la madrugada a las once de la noche- y slo le permitan comer sobras y alimentos pasados.

Trabaj durante casi seis meses y tuve que volver a casa con las manos vacas, dijo.

Prassana consigui el trabajo a travs de un agente no oficial que le present su vecino, en la esperanza de conseguir algn dinero extra en el Golfo.

No conoca los canales oficiales de reclutamiento y confi en el agente, dijo Prassana, que present una denuncia contra l ante las autoridades locales.

Fue llevada a Dubai en un primer momento, para despus ser trasladada a Abha, donde le dieron un visado por tres meses.

Sindhu Prassana ha vuelto a la India tras una desgarradora experiencia como trabajadora domstica en Arabia Saud
(Foto: MEE/Rejimon Kuttappan)

No s si el visado era de trabajo o no, dijo.

Despus de que sus familiares presentaran una denuncia como persona desaparecida, pudo volver a casa en marzo.

Segn Rafeek Ravuther, director del Centre for Indian Migration Studies (CIMS), una ONG que se dedica a ayudar emigrantes desaparecidas, en 2016 descubrieron unos 86 casos.

De los 86 casos, 13 estn todava desaparecidas en los pases del Golfo. Hemos podido rescatar y traer a casa al resto con la ayuda de las autoridades indias y de trabajadores sociales, dijo Ravuther, que estuvo implicado en el rescate de Prassana.

Present denuncias oficiales ante las autoridades indias, y con su ayuda pudimos encontrar el paradero de las mujeres traficadas y devolverlas a su pas con la colaboracin de los funcionarios de la embajada india y de los trabajadores sociales del pas anfitrin, aadi.

Sola abofetearme a menudo

Al igual que Prassana, Susheelama Achari, de 47 aos, viaj en 2015 a Arabia Saud para trabajar como sirvienta a travs de un agente no oficial, confiando en poder ganar algo de dinero para mantener a su familia.

Era mi primer trabajo en el Golfo. Tuve que luchar mucho, dijo Achari a MEE:

Mi primer patrono me venda a muchas casas para que trabajara en ellas como sirvienta temporal, llegu a servir en once casas, aadi.

Achari dijo que a veces la encerraban en una habitacin oscura y slo le permitan dormir cinco horas al da.

Susheelama Achari
(Foto: MEE/Rejimon Kuttappan)

Sin motivo alguno, mi patrono se pona a darme de bofetadas, aadi.

Despus de trabajar sin cobrar nada durante ms de un ao, Achari volvi en marzo a la India con la ayuda de la polica saud, que trabaj en cooperacin con los funcionarios de la embajada india.

Todava no he recibido el salario de nueve meses. Pero no estoy preocupada por eso. Al menos he podido regresar y estoy a salvo, dijo. Tuve que sufrir mucho maltrato fsico y mental.

Segn Josephine Valarmathi, del Movimiento Nacional de Trabajadores Domsticos de la India, una ONG centrada en el bienestar de los trabajadores domsticos indios, el salario medio mensual est fijado en 280$. Sin embargo, la cifra vara de un pas a otro.

Tuve que escapar de all

A Achama Varghese, de 45 aos, otra mujer india que emigr a Kuwait desde Kerala en septiembre de 2015, su patrono le impidi recibir tratamiento mdico cuando trabajaba como enfermera auxiliar.

Tena algunas deudas que deba pagar. Trabajaba como auxiliar de enfermera en una ciudad cercana, dijo. Por eso, cuando un agente me present una oferta, confi en l y emigr a Kuwait, donde todo el tiempo estuve sufriendo.

Despus de siete meses en ese empleo, le diagnosticaron diabetes. Cuando su salud se deterior, su patrono se neg a llevarla al hospital para que recibiera tratamiento.

Tuve que huir de all y refugiarme en la embajada de la India, aadi Varghese.

Varghese estuvo meses hospitalizada en Kuwait antes de poder regresar a la India en marzo.

Mi marido no puede trabajar porque tiene la mano derecha paralizada. Sufre artritis reumatoide. Por eso es por lo que emigr, dijo.

Ahora estamos los dos enfermos y no contamos con ningn ingreso, aadi.

No tengo ni idea de qu puedo hacer

Pero no todas las mujeres consiguen volver a salvo a casa. Sindhu Saraswathy es una de las decenas de trabajadoras domsticas indicas que han desaparecido despus de aceptar un trabajo en los pases del Golfo.

En octubre de 2016, Sarawathy se fue a Arabia Saud para trabajar como sirvienta para ayudar a su familia.


La hija de Saraswathy Krishnankutty, Sindu, est desaparecida en Arabia Saud
(Foto: MEE/Rejimon Kuttappan)

La ltima vez que nos llam a casa por telfono fue el 22 de enero. Su madre, Saraswathy Krishnankutty, de 70 aos, est intentando presentar una denuncia por persona desaparecida ante las autoridades locales con muchas dificultades, al no tener los documentos necesarios para poder hacerlo.

Todo lo que tiene es una foto de pasaporte de su hija y un documento de identidad indio.

Otra hija de Sarawathy, Simi, de 23 aos, dijo que su madre estaba muy triste la ltima vez que habl con ella.

A mi edad, estoy haciendo trabajos domsticos en el barrio para poder comprar arroz. No conozco los intrngulis para presentar una denuncia, dijo Krishnankitty.

No tengo ni idea de qu puedo hacer, aadi.

Una foto de pasaporte de Sindhu Saraswathy es todo lo que su anciana madre tiene para identificar a su hija, de la que no sabe nada desde su ltima llamada el 22 de enero de 2017

Esfuerzos del gobierno

Valarmathi dijo que aunque el gobierno indio ha establecido estrictos procedimientos para el reclutamiento de trabajadores domsticos, se sigue engaando, maltratando y traficando a las mujeres indias en el Golfo.

En 2015, el gobierno indio inici un sistema de emigracin online, un canal oficial seguro de reclutamiento para quienes quieren emigran al extranjero a trabajar; especialmente a 18 pases rabes y norteafricanos que se han inscrito en el sistema denominado Emigration Clearance Required (ECR).

Adems de esto, el gobierno indio ha firmado tambin acuerdos bilaterales con los pases del Golfo para asegurar la proteccin de las trabajadoras domsticas y enfermeras, ya que estn ms expuestas a ser explotadas, pero Rabuthin dijo que estos acuerdos bilaterales no son suficientes, aadiendo que debera haber ms restricciones y garantas que protegieran a los inmigrantes indios.

Hace ya bastante tiempo que se viene criticando a los pases del Golfo por el trato que dan a los trabajadores domsticos y por la utilizacin del sistema kafala, un sistema de patrocinio que vincula la residencia legal de los trabajadores a sus patronos. Tampoco pueden dejar sus empleos sin el consentimiento escrito de su empleador. En marzo, una sirvienta etope dijo que estaba tan desesperada intentando escapar de su abusivo patrono en Kuwait que lleg a saltar por una ventana. El patrn grav un video que se hizo viral en el que pareca que intentaba ayudarla. Fue arrestado por la polica kuwait, segn informaciones de los medios.

Sin embargo, suele ser muy difcil que los trabajadores domsticos puedan demostrar el maltrato e incluso cuando s pueden, sus patronos rara vez tienen que enfrentarse a acusaciones criminales o resultan condenados por los tribunales, segn Human Rights Watch.

HRW entrevist a varias mujeres que trabajan en el Golfo, que dijeron que sus empleadores les haban confiscado el pasaporte, retenido sus salarios, obligadas a trabajar sin descanso ni das libres y que estaban sometidas a abusos psicolgicos, fsicos y sexuales. En algunos casos, los abusos incluan trabajos forzosos y trfico de personas.

Algunos gobiernos del Golfo se han esforzado por mejorar la situacin de los trabajadores domsticos, pero no lo suficiente como para garantizar sus derechos bsicos, segn los grupos por los derechos humanos. MEE solicit informacin de las embajadas saud y kuwait en la India sobre anteriores reclamaciones, pero en el momento de editar estas lneas no se haba recibido contestacin.

En 2013, Arabia Saud emiti una serie de regulaciones que dan derecho a los trabajadores domsticos a tener al menos nueve horas de descanso al da, un da libre a la semana y vacaciones pagadas cada dos aos, segn HRW.

Pero con los trabajadores domsticos a merced de sus empleadores tras las puertas cerradas de los hogares privados, es difcil poder controlar que esas regulaciones se cumplen.

Estos derechos son tambin bastante menores a los estipulados para otros trabajadores que estn bajo las leyes laborales, en virtud de las cuales no deben trabajar ms de ocho horas al da, pueden no acudir al trabajo en caso de enfermedad y han de recibir compensaciones por horas extras, algo a lo que los trabajadores domsticos no tienen derecho.

Puerta de entrada al trfico de personas

Ravuther dijo que los Emiratos rabes Unidos eran utilizados como punto de entrada para el trfico de personas en todo el Golfo, porque es fcil entrar all en comparacin con otros pases del Golfo.

En los EAU se puede obtener fcilmente un visado como turista y despus ser vendidos a empleadores de otros pases, dijo Ravuther.

En un intento de combatir tal situacin, el gobierno indio ha lanzado varias campaas para educar a los potenciales migrantes, especialmente a las trabajadoras domsticas, sobre la necesidad de la emigracin segura.

Hay varios videos y tweets oficiales advirtiendo a los indios que slo deben emigrar a travs de agencias oficiales de reclutamiento y ponerse en contacto con la embajada india una vez llegados al pas extranjero.

Las ONG locales estn pidiendo sanciones ms estrictas contra los agentes ilegales de reclutamiento y un mayor control por parte del gobierno. Segn un documento parlamentario indio, en 2016 se registraron 213 casos contra reclutadores ilegales, de los cuales se proces slo a 42.

En 2016, la cifra de trabajadores migrantes indios que consiguieron permiso de emigracin para su reclutamiento en los pases del Golfo fue de 520.960.

Pero esta es slo una fraccin del nmero total de trabajadores domsticos en la regin, la mayora de los cuales no estn trabajando oficialmente reconocidos.

La Confederacin Internacional de Sindicatos (ITUC, por sus siglas en ingls) estima que hay 2,4 millones de trabajadores domsticos migrantes esclavizados en los seis pases del Golfo.

Tras las malas experiencias vividas con agentes no oficiales, las mujeres con las que MEE contact se muestran ahora muy recelosas a la hora de aceptar una oferta de trabajo en el Golfo que pueda hacerles cualquier tipo de agente, oficial o no oficial.

Me he dado cuenta de que es muy arriesgado, dijo Achari. Buscar ofertas de trabajo y reclutamiento slo a travs de los canales que el gobierno ha establecido para poder sentirme segura y protegida.

Rejimon Kuttappan es un periodista independiente dedicado especialmente a la investigacin. Lleva diez aos informando sobre el Golfo y la India centrndose en temas de derechos humanos, derechos laborales, derechos de los migrantes y derechos de la mujer. Suele publicar sus trabajos en Thomson Reuters Foundation, Migrants-Rights, Times of Oman, Scroll.in, FirstPost, The Caravan.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/in-depth/features/vanished-saudi-arabia-search-missing-indian-workers-gulf-1428918602

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter