Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2017

35 millones dijeron que es hora de tomar las calles

Juan Luis Berterretche
Rebelin


La Huelga General del viernes 28 de abril es, sin lugar a dudas, la mayor paralizacin de la(o)s trabajadora(e)s en toda la historia de Brasil. Y no se trat de una huelga pasiva donde solo se falta al trabajo. Miles de movilizaciones en todo el pas desde la vigilia de la noche anterior, con cierres de calles y carreteras, marchas y manifestaciones convidando a los inseguros a abandonar el trabajo en todas las ciudades del pas. Por primera vez la oligarqua brasilea tiene una respuesta a la altura de su brutal ofensiva y sus contrarreformas que tratan de imponer la tercerizacin del trabajo, el aumento de los aos exigidos para acceder a la jubilacin y la anulacin de los principales derechos sindicales y democrticos conquistados en y luego de la Constitucin del 88. Un plan neoliberal que ubicara a Brasil entre los ms atrasados del planeta. Y que lo empujara hacia una crisis social y econmica sin salida.

La huelga fue una forma de decir que cualquier expectativa en negociaciones con un parlamento mayoritariamente dirigido por los ruralistas, la bancada de la bala y los evanglicos, es una apuesta a la derrota.

Las declaraciones de algunos dirigentes de las principales centrales del pas coinciden en aceptar que se est gestando entre la oligarqua y la poblacin trabajadora un enfrentamiento que slo puede dirimirse en las calles.

El Presidente de la Fora Sindical, una central pelega, el diputado Paulo Pereira da Silva, conocido como Paulinho da Fora, que integra la bancada gubernista y fue un apoyador de primera hora del golpeachment a Dilma Rousseff (PT), declar en su concentracin del 1ero de mayo -con sorteo de 19 Hyundai HB20 cero km donados por los empresarios- que "si el gobierno no entendi el mensaje del paro, va a tener ms". Como buen oportunista se acopla al xito de la huelga sin haberla impulsado. Aclarando que lo principal es negociar con el gobierno para que "mejore" las contrarreformas. "Espero que el gobierno negocie y se pueda resolver todo sin ruido", afirm.

Por su parte, el presidente de la CUT (que responde al PT) Vagner Freitas inform que las entidades van a discutir si se har una marcha de los 100 mil hasta Brasilia o una nueva huelga de dos das, o las dos opciones.

La contrarreforma "trabalhista" ya fue aprobada la semana pasada en diputados. Pero el lder del PMDB en el Senado, Renan Calheiros, asegur que "como fue aprobada en diputados" no pasar en el Senado, abriendo la posibilidad de una nueva negociacin con las centrales.

Esta contrarreforma fue hecha por empresarios de las grandes industrias y banqueros como revel una investigacin. 850 enmiendas a la ley fueron redactadas por representantes de la Confederao Nacional do Transporte (CNT), de la Confederao Nacional das Instituies Financeiras (CNF), de la Confederao Nacional da Indstria (CNI) y de la Associao Nacional do Transporte de Cargas e Logstica (NTC&Logstica). El diputado Rogrio Marinho (PSDB, un partido colonial subordinado a EUA), relator de la reforma en la comisin especial formada en febrero para discutir la propuesta del gobierno, decidi incorporar ms del 50% de esas enmiendas, total o parcialmente, al proyecto sustitutivo.

Por su parte, una encuesta divulgada el lunes 1ero. de mayo revel que siete en cada diez brasileros se definen contrarios a la contrarreforma jubilatoria. De manera que el rechazo llega al 83% entre los funcionarios pblicos, que son los ms amenazados por los cambios en la ley que rige jubilaciones y pensiones.

Estos datos indican que las prximas movilizaciones que enfrenten las contrarreformas del actual gobierno tienen muchas perspectivas de crecer y hacerse ms contundentes. Y poder de choque es lo que ms se precisa para derrotar a los bancos, los principales enemigos que tienen los trabajadores de Brasil expoliados por una Deuda Pblica que enriquece a los banqueros y a un 0,3 % de los habitantes del pas, detentores de los ttulos pblicos. Una deuda fraudulenta que arrasa la soberana nacional para engrosar al capital financiero.

Mientras la poblacin gana las calles, elecciones internas en el PT con un gran ausente

El PT durante cuatro ejercicios en el gobierno perdi una gran oportunidad de impulsar una profunda transformacin poltica en Brasil para terminar con un sistema de gobierno explotador y corrupto al servicio del Capital.

El domingo 9 de abril se desarroll la primera etapa de las elecciones internas del PT, cuando se eligieron los dirigentes y delegados municipales y los delegados de los estados en todo el pas. Votaron en todo Brasil poco ms de 200 mil militantes, lo que representa menos de la mitad del nmero de votantes en el anterior proceso electoral directo de 2013. Recordemos que ese ao los votantes superaron 420 mil, poco antes de que se desatara la operacin Lava Jato.

En mayo los delegados de los estados recin electos escogern directorios y presidentes de los estados y tambin elegirn los delegados al congreso de junio, cuando ser electo el nuevo comando nacional del PT. Todo esto con vista a las elecciones nacionales de 2018.

Este proceso electoral supuestamente democrtico se realiza con un gran ausente: no existi un verdadero debate democrtico interno que analizara al detalle cuatro ejercicios gubernamentales de algunas luces y muchas sombras, y peor an, la militancia petista no cont con un documento de autocrtica de la direccin nacional, elemento imprescindible para reorientar un partido sin rumbo que se enred en las engaifas institucionales de la democracia burguesa. Al parecer la direccin actual del PT opina que el golpe de la oligarqua, los autoriza a pasar por alto y dejar de lado todas sus trapisondas y errores.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter