Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-05-2017

Democracia limitada y sistemas electorales

Jordi Crdoba
Rebelin


Rosa Luxemburgo escriba en 1899 que las instituciones representativas, formalmente democrticas, son en esencia los instrumentos de los intereses de la clase dominante. Hoy, 118 aos despus, no parece que esta afirmacin haya cambiado de manera sustancial, al menos en la mayora de los pases. Tenemos una democracia limitada en muchos aspectos, y uno de ellos es el rgimen electoral de estados que pretenden ser un ejemplo de libertad y de pluralismo. Lo podemos ver haciendo una breve comparacin de los sistemas existentes en los Estados Unidos, el Reino Unido, Francia, Italia, Alemania, Espaa, Suecia y los Pases Bajos. Algunos expertos pueden cuestionar si es ms justo aplicar el reparto de votos en funcin de la Ley de Hondt, del cociente Hare / Niemeyer o del mtodo Sainte-Lagu, pero la verdad es que la mayora de los pases supuestamente democrticos estn a aos luz de cualquiera de estos tres mtodos.

En Estados Unidos, el menos plural de los ocho pases a los que hacemos referencia en este artculo, podemos ver una casi absoluta privatizacin y mercantilizacin del sistema electoral. Los candidatos financian sus multimillonarias campaas primordialmente con fondos provenientes de las grandes corporaciones, especialmente desde que el tribunal Supremo dictamin que el gobierno no poda limitar las aportaciones econmicas de particulares ni de empresas. Esta financiacin, unida a la falta de proporcionalidad de un sistema 100% mayoritario, con un nico escao por circunscripcin, hace que sea casi imposible la existencia de ningn otro partido en la Cmara de Representantes (House of Representatives), ms all del partido Republicano (conservador) o del P. Demcrata (que con los parmetros europeos podemos definir como social-liberal).

An ms difcil es que un tercer partido obtenga representacin en el Senado, donde solo se eligen dos representantes por cada estado, tengan 37 millones de habitantes como California o poco ms de medio milln como Wyoming. De hecho, como ha afirmado en alguna ocasin el activista e intelectual Noam Chomsky sobre las limitaciones de la democracia en su pas, "los Estados Unidos tienen un sistema de un solo partido, el partido de los negocios, con dos facciones, republicanos y demcratas". Esto no es obstculo para que, a falta de un partido de izquierdas que pueda obtener representacin parlamentaria, mucha gente progresista, como es el caso del senador Bernie Sanders, acaben apoyando o siendo candidatos, como mal menor, por el Partido Demcrata.

En las elecciones presidenciales estadounidenses, el candidato que recibe la mayora de votos recoge la totalidad de los llamados "votos electorales" del estado, por lo tanto el segundo partido, aunque consiga un 49% de los votos, y no digamos una hipottica tercera o cuarta fuerza poltica, no cuenta con ningn voto electoral en ese territorio, lo cual puede suponer la paradoja de que el presidente electo no haya sido el candidato o candidata ms votado a nivel a nivel federal, como ha ocurrido recientemente con Donald Trump.

En el Reino Unido, a pesar de compartir un sistema mayoritario con pequeas circunscripciones, el panorama es claramente ms democrtico, aunque bastante lejos de los regmenes electorales ms proporcionales. Se elige igualmente un nico miembro del Parlamento en cada distrito electoral, si bien el hecho de que la financiacin privada est mucho ms limitada que en Estados Unidos, junto con la concentracin de voto de determinadas fuerzas minoritarias en algunas demarcaciones, hace que puedan obtener representacin cerca de una docena de partidos. Sin embargo, tambin podemos considerar que es una "democracia distorsionada", como podemos constatar observando los resultados de las ltimas elecciones legislativas de 2015 en el Parlamento Britnico, en concreto en las circunscripciones de Escocia. All, el Partido Nacional Escocs de Nicola Sturgeon (SNP) obtuvo 56 de los 59 escaos del total de las demarcaciones de este territorio, con tan slo el 50,0% votos, mientras el Partido Laborista (Labour), liderado entonces por Ed Miliband sacaba un nico escao con el 24,3% votos, el Partido Conservador (Conservative) de David Cameron tambin un solo diputado con el 14,9% votos y, finalmente, el Partido Liberal Demcrata, otro diputado con el 7,5 % de votos. En general, la representacin del resto de partidos en la Cmara de los Comunes (House of Commons) es muy minoritaria, a menudo con una clara desproporcin entre votos y escaos. Tienen presencia, entre otros, la extrema derecha del Partido por la Independencia (UKIP), los Verdes (Green), los dos partidos unionistas de Irlanda del Norte (DUP y UUP), los republicanos de izquierdas del Ulster (Sinn Fin) y los nacionalistas galeses (Plaid Cymru). Caso aparte y absolutamente anti-democrtico es la Cmara de los Lores, donde sus miembros son nombrados por la reina, con el asesoramiento del primer ministro, o incluso designados por la iglesia anglicana entre sus propios obispos.

Tambin Francia tiene un sistema electoral mayoritario, con pequeas circunscripciones, si bien el hecho de que sea a dos vueltas, supone que no se fomente tan claramente el bipartidismo y sea ms democrtico que los mayoritarios a una nica vuelta, pues algunos partidos menores pueden llegar a la segunda votacin y terminar ganando el escao en determinadas circunscripciones, alindose con fuerzas polticas afines. En la Asamblea Nacional (Assemble Nationale) cuentan actualmente con representacin cerca de una docena de grupos, entre ellos los socialistas de Franois Hollande, presidente saliente, los republicanos de Franois Fillon (antes MDP, conservadores), el Frente Nacional de Marine Le Pen (extrema derecha), el Frente de Izquierdas de Jean-Luc Mlenchon (recientemente candidato de La France Insoumise) y los verdes (Europe cologie), siendo previsible que el nuevo movimiento liberal de Emmanuel Macron (En Marche), probable nuevo presidente de la Repblica, entre con fuerza en el nuevo parlamento que se elegir el prximo mes de junio.

En Italia, el actual sistema proporcional, si bien en principio ms democrtico que los anteriores, establece un mnimo del 4% de votos a nivel estatal para a sacar representacin en la Cmara de los Diputados (Camera dei diputados), mnimo que sube hasta el 10% en el caso de las coaliciones. As, en las ltimas elecciones de 2013, slo cuatro coaliciones consiguieron representacin en esta cmara. Fueron las encabezadas por los demcratas, liderados entonces por Pier Luigi Bersani (Partito Democratico, que se mueve entre la socialdemocracia, el socialiberalisme y el cristianismo social), los conservadores de Slvio Berlusconi (Il Popolo della Libert), con sus socios de la Liga Norte, los populistas de Beppe Grillo (Movimento 5 Stelle), y los centristas de Mario Monti (Scelta Cvica). Ninguna coalicin de la izquierda propiamente dicha consigui superar el antidemocrtico 10%, si bien los ecosocialistas de Nichi Vendola (SEL) obtuvieron escaos formando parte de la coalicin con Bersani, mientras la coalicin formada por Refundacin Comunista y otros grupos afines (Rivoluzione Civile) qued fuera de la Cmara, a pesar de que el histrico PCI ha sido uno de los actores ms importantes de la poltica italiana a lo largo del siglo XX.

En Alemania encontramos un sistema mixto, ms democrtico que la mayora de los anteriores, en el cual la mitad de los diputados son elegidos por el sistema mayoritario y la otra mitad por listas cerradas a nivel federal. Hay que obtener un mnimo del 5% o ser la fuerza ms votada al menos en tres distritos electorales para obtener all escaos. En el Parlamento Federal (Bundestag) tienen representacin la Unin Demcrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel y sus socios social-cristianos (CSU), los socialdemcratas de Martin Schulz (SPD), La Izquierda (Die Linke) y los verdes (Grne), mientras los liberales (FDP) quedaron fuera del Parlamento, a pesar de obtener ms de dos millones de votos.

En Espaa, el sistema proporcional y la inexistencia de una barrera mnima de votos a nivel estatal (tan solo el 3% a nivel de demarcacin), podra suponer que fuera ms democrtico que los anteriores, pero las relativamente pequeas circunscripciones provinciales, hacen que esto quede considerablemente desvirtuado, ya que en muchas provincias es materialmente imposible sacar representacin con menos del 15 o 20% de votos, lo que favorece especialmente a las dos principales fuerzas polticas. En el Congreso tienen representacin, como es bien conocido, desde los conservadores del Partido Popular a los socialistas del PSOE, la izquierda ms radical de Unidos Podemos (Podemos, Izquierda Unida y sus confluencias), los liberales de Ciudadanos, o los diversos nacionalistas de ERC, el actual PDeCat, PNV, EH Bildu y Coalicin Canaria. Sin embargo, tambin es posible obtener un milln de votos y quedarse slo con uno o dos diputados a nivel estatal. Y en el Senado, a pesar de que ya hace unos aos que se corrigi parcialmente el despropsito de que demarcaciones como Madrid, Barcelona o Valencia tuvieran los mismos representantes que Soria, Teruel o Segovia, aadiendo para ello un representante ms por cada comunidad autnoma y uno ms por cada milln de habitantes de las respectivas autonomas, sigue habiendo una considerable desproporcin entre habitantes y senadores de cada territorio.

Por su parte, el sistema electoral sueco es prcticamente proporcional puro, y uno de los ms democrticos de Europa, a pesar de que hay que superar el 4% de los votos a nivel nacional para conseguir representacin en su Parlamento unicameral (Riksdag). Tienen representacin ocho partidos, entre ellos los socialdemcratas del actual primer ministro Stefan Lfven (Socialdemokraterna), los conservadores (Moderata), la extrema derecha de los Demcratas de Suecia (Sverigedemokraterna), los Verdes (Miljpartiet de Grna), los centristas liberales (Centerpartiet), el Partido de la Izquierda (Vnsterpartiet) y la Democracia Cristiana (Kristdemokraterna).

Tambin los Pases Bajos, tienen un sistema prcticamente proporcional puro y sin un mnimo de votos a nivel estatal, sin duda entre los ms democrticos del mundo. En la cmara baja del Parlamento (Tweede Kamer), tienen representacin parlamentaria hasta trece partidos, entre ellos el partido liberal del primer ministro Mark Rutte (VVD), la extrema-derecha del Partido para la Libertad (PVV), los liberales progresistas de Democraten 66 (D66), la Democracia Cristiana (CDA), los Verdes (GroenLinks), los socialistas de izquierda (SP) y los laboristas (PvdA), materialmente hundidos en los recientes comicios.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter