Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-05-2017

Barajar y dar de nuevo, con la carta de la Constituyente

Aram Aharonian
Rebelin


El presidente venezolano Nicols Maduro sorprendi al mundo al anunciar el primero de mayo que convocar a una Asamblea Nacional Constituyente originaria para refundar las estructuras del Estado, tal como est previsto en el artculo 347 de la actual Carta Magna. Con esta decisin pareciera que se baja el teln a la infructuosa bsqueda de acuerdos de convivencia con la derecha.

Fueron 12 das para recordar: una masiva movilizacin el 16 de abril, da de la independencia; la salida de la Organizacin de Estados Americanos (OEA) el 26 y el anuncio madrugador de un llamado a la Asamblea Constituyente, el Da de los Trabajadores, dejando descolocados a chavistas y opositores (nacionales y sus mandantes forneos), entre quienes interpretan la medida totalmente ajustada a derecho- como una fuga hacia adelante o la radicalizacin del proceso. Lo cual, en definitiva, obliga a barajar de nuevo.

La convocatoria apel al origen del proceso que tuvo la Asamblea Nacional Constituyente de 1999 como un elemento fundante. Defenderse con una respuesta democrtica y participativa, con una lnea para todo el chavismo que deber agruparse en torno al objetivo comn, y sobre todo convocar a la mayora de la sociedad para construirlo. El proceso, subray Maduro, ser de ciudadanos y ciudadanas, no de partidos polticos, recuerda Marco Teruggi en Question.

La propuesta ya fue encaminada al Consejo Nacional Electoral (CNE), que deber resolver algunos problemas, como es el de la formacin del electorado sectorial. Por ejemplo, seala el director del diario ltimas Noticias Eleazar Daz Rangel, esa Constituyente debe tener entre 200 y 250 diputados electos por sus respectivos sectores, as, los diputados trabajadores deben ser escogidos en votacin por un electorado especfico, de trabajadores.

No existe ese listado en ninguna parte. Son millones de trabajadores (obreros y empleados) tanto del sector pblico como del privado, y todos ellos deben tener derecho al voto. Ese listado no puede ser reemplazado por los sindicalizados, pues estos no pasan de 13% del mercado laboral, insiste el veterano periodista y docente. En menos escala, esta situacin se traslada a los sectores campesinos, comunas, indgenas, discapacitados, pensionados.

Tanto la Comisin asesora como en el propio CNE, debern manejar el desarrollo del proceso con la mayor flexibilidad y amplitud posibles, a fin de sumar, atraer, incorporar a quienes tengan dudas, a los indecisos, y an a opositores para que participen en la eleccin de los diputados a la Constituyente, tarea que no parece para nada fcil en momentos de crispacin.

El llamado a una Constituyente no parece cerrar la crisis poltica que la derecha ha encarrilado a la va violenta y que hoy solicitan sea resuelta con votos. Maduro seala que ha dado el giro en la direccin electoral luego de agotar todas las vas para una solucin dialogada con una oposicin que no se muestra interesada en el tema, sino en la va violenta, en el caos, en la desestabilizacin, en la bsqueda de una intervencin extranjera.

La oposicin ha insistido en la realizacin de elecciones generales o adelanto de elecciones, mecanismos imposibles de aplicar si se respeta la Constitucin. Y cabe recordar que el intento de convocatoria a un referendo revocatorio del mandato presidencial, fue abandonado en el camino por la propia oposicin.

La decisin de Maduro tom de sorpresa al Vaticano as como los pases de la regin dispuestos a buscar una solucin negociada fuera de la esfera de influencia de la OEA. Y tambin a las autoridades estadounidenses, mientras las de otros pases -como Mxico. Brasil, Colombia- no perdieron la oportunidad para inmiscuirse en los asuntos internos venezolanos.

Sera previsible que las fisuras internas dentro del oficialismo comiencen a hacerse cada da ms evidentes. Hay quienes hablan del efecto bumerang, haciendo al gobierno ms impopular ya que una Constituyente no resuelve los problemas de abastecimiento e inflacin por los que protestan los sectores populares.

En el frente interno, y tras semanas y semanas de violencia callejera, la situacin no evolucion como lo tenan previsto los dirigentes opositores, ya que las barriadas de las grandes ciudades (en especial Caracas) no se sumaron al llamado a derrocar a Maduro y las Fuerzas Armadas se han mantenido junto al gobierno, pese a los desesperados llamados del presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges. Las encuestas (para quienes crean en ellas) sealan que el 57% de los opositores estn en desacuerdo con la violencia, cifra que sube al 83% de los independientes.

Cuando el discurso poltico legitima el terrorismo, se desbordan las compuertas y se consagra la cultura de la violencia. Cuando todo vale, comienza a transitarse la senda de la destruccin y la muerte, negacin de las condiciones simblicas y materiales que permitiran alcanzar a una solucin no violenta de las diferencias y construir una slida cultura de paz, seala la sociloga Marycln Stelling.

Alertas desde la oposicin

Pese a que la convocatoria a una Constituyente era su reclamo en 2014, la oposicin llam a rebelarse contra el anuncio de Maduro y advirti que reafirma un golpe de Estado para evadir elecciones. Buscan con la Constitucin destruir la propia Constitucin, la democracia y el voto, denunci Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, de mayora opositora. Llamamos a rebelarse al pueblo y no aceptar este golpe. Lo que est proponiendo Maduro en su desesperacin es que Venezuela ms nunca logre votar en unas elecciones directas, libres y democrticas, agreg, desencajado.

Freddy Guevara, dirigente de Voluntad Popular, deca en un mensaje (tuit) de 2014 que la Constitucin nos muestra el camino para lograr la reconstruccin del pas y la reconciliacin nacional: artculo 348, La Constituyente. Mara Corina Machado, por su parte, sealaba en otro tuit que La Constituyente es la va para que el pueblo logre el cambio de rgimen, nuevas instituciones y la reconciliacin del pas. Y Leopoldo Lpez, hoy preso, deca el 22 de noviembre de 2014 que La Constituyente nos permite elegir nueva CNE, fiscal, contralor, defensor del pueblo, Asamblea Nacional y Presidente de la Repblica.

En el ltimo ao, al menos dos grupos opositores -Vente Venezuela y Voluntad Popular- propusieron la convocatoria a una Constituyente para la reforma de la Constitucin y reducir el mandato presidencial y efectuar una "cada y mesa limpia" en los poderes pblicos.

Ahora, el opositor gobernador del estado Lara, Henri Falcn, asegur que un proceso Constituyente podra someternos a un estado de descontrol y no resolver los problemas del pas. A su juicio, ms bien los podra agudizar. Agreg que las pretensiones del Ejecutivo en convocar una constituyente es para seguir postergando las elecciones.

El analista opositor Michael Penfold destaca en el portal Da Vinci el carcter corporativista e incluso de representacin indirecta que asoman las bases comiciales de la convocatoria de Maduro, la que luce dice- como un acto desesperado, y seala que el Gobierno huye hacia adelante con la convocatoria sin consulta previa a travs de un referendo para validar sus bases comiciales, y en medio de una crisis de gobernabilidad que se agrava permanentemente.

La idea de que el carcter corporativista de la constituyente misiones, obreros, sectores productivos, comunas, etc. va a dinamizar esa conexin, me parece que es un acto de fe ms que un clculo poltico realista. Tratar de ejercer el control poltico a travs de este mecanismo es una propuesta no solo temeraria sino tremendamente irresponsable, indica.

Para Penfold, Maduro, antes las presiones externas e internas por llegar a un proceso electoral, prefiri hacer una apuesta an ms incierta , polticamente muy riesgosa, que continuar profundizando el conflicto de desgaste que mantiene con la oposicin, sobre todo en medio de un colapso econmico y con unas protestas sociales y polticas como las que se presentan en la actualidad. Venezuela, por decir lo menos, es oficialmente un berenjenal, concluye.

El abogado opositor Juan Manuel Raffali record que a Chvez, con todo el poder en las manos, le tom casi diez meses consumar este proceso. Una Constituyente que pudiera estar integrada por 500 constituyentistas, sera un elefante blanco que fcilmente podra demorar un par de aos en concluir su misin, indic.

Luis Vicente Len, director de la encuestadora Datanlisis y guionista de la oposicin, seal que es obvio que el gobierno no podra ganar una eleccin de este tipo y entonces hace una convocatoria tipo Frankenstein en la que se elegir un nmero descomunal de 500 representantes, una parte en elecciones convencionales y otra seleccionada por los sectores que el chavismo decida (trabajadores, mujeres, indgenas, etc). Un proceso que, por supuesto, estar sesgado y tutelado, garantizando que el gobierno pueda obtener la mayora que necesita para controlar a la Asamblea.

Henry Ramos Allup, lder de Accin Democrtica y expresidente de la Asamblea Nacional, asegur que la nueva Constituyente que quiere convocar el presidente de la Repblica es un saqueo a la democracia. Dijo que no es legal ni constitucional que el CNE apruebe la propuesta y que lo que tiene que hacer el rgano electoral es convocar al pueblo a una consulta de las bases comiciales.

EEUU desconcertado

El subsecretario adjunto estadounidense para el Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, sealo que este proceso no se perfila como un esfuerzo genuino de reconciliacin nacional, que es lo que realmente Venezuela necesita, tras recordar que Venezuela debera realizar elecciones regionales y municipales, y seal que claramente" la intencin del gobierno con su llamado a una Constituyente es seguir eludiendo ese compromiso.

"Claramente han decidido cambiar las reglas con el partido ya por la mitad. Las cosas no estn funcionando para ellos de forma que van a tratar con otra cosa", opin Fitzpatrick.

Descolocar al adversario?

Todo parece indicar que se tratar de una reforma del texto vigente, aprobado en 1999. La convocatoria a la Constituyente no necesita referendo consultivo para su aprobacin. Maduro indic que activar una Constituyente ciudadana, no de partidos polticos, por lo que la misma sera electa con el voto directo del pueblo para elegir unos 500 constituyentes, aproximadamente, al tiempo que unos 200 seran elegidos directamente por los movimientos sociales como los sindicatos, el poder popular, los indgenas, grupos de la sexodiversidad o las mujeres organizadas.

El gobernante no aclar si la Constituyente se encargara de redactar una nueva Constitucin o se limitara a reformar la actual Carta Magna, aprobada por referndum en diciembre de 1999 tras un proceso convocado por el presidente Hugo Chvez. Maduro sostuvo que la Constituyente tendra como objetivo reformar el Estado, sobre todo esa Asamblea Nacional podrida que est all. El general en jefe Vladimir Padrino Lpez, ministro de Defensa, expres su apoyo a la decisin y seal que no puede haber algo ms democrtico que la convocatoria constituyente.

Los puntos que segn Maduro abordara la nueva Constituyente son ganar la paz y garantizar los valores de la justicia; ampliar y perfeccionar el sistema econmico venezolano, para dejar instalado un sistema postpetrolero, constitucionalizar las misiones y grandes misiones creadas por el expresidente Hugo Chvez, nuevas formas de la democracia directa y participativa, funcionamiento del Sistema de Seguridad, Justicia y Sistema Judicial; Defensa de la Soberana Nacional, Identidad cultural, la nueva venezolanidad y lo que llam la garanta del futuro: un captulo de derechos sociales y deberes de la juventud.

Elas Jaua, nombrado como encargado de la comisin presidencial pro Constituyente, afirm que No hay condiciones de normalidad para ir a unas elecciones regionales y presidenciales con normalidad () Queremos ir a elecciones, pero queremos garantas que la oposicin respetar los resultados como hemos hecho nosotros () Es claro que en el 2018 tienen que haber elecciones presidenciales () Del lado de la contrarrevolucin lo que hay es la intencin de derrocar por la va violenta, aadi. Jaua seal que la Asamblea Nacional Constituyente podra sustituir a los poderes o coexistir con ellos, pero que en todo caso, esto sera decisin de los propios constituyentes.

Cuando poder popular significa, en el lenguaje de la cpula, rganos administrativos locales de control clientelar social y poltico y distribucin de la miseria por medio de los CLAPs, cuando slo se realizan elecciones en los espacios, cada vez ms reducidos, donde el (oficialista) PSUV se asegura el triunfo, los nombres y los contenidos de las cosas que sealan han perdido toda correspondencia, seala Carlos Carcione, dirigente de Marea Socialista, escindida del partido oficial.

El gobierno de Maduro busca solamente subsistencia, no profundizacin de la revolucin, ni resistencia, seal el sindicalista Marcos Corts.

Reinaldo Quijada, exdirigente de la chavista Clase Media en Positivo, habla de la irresponsable y demaggica decisin del presidente Maduro y un grupo de personas para mantenerse en el poder y seguir usufructuando de l. Seala que esta Constituyente no es originaria (cuando la convoca el pueblo) sino derivada, porque es el Ejecutivo quien lo hace sin consultar al soberano, tal como lo hizo Chvez el 25 de abril de 1999.

No es buena la Constitucin de 1999 y por eso se debe cambiar? No se trata de eso, sino que es sta la que prev una herramienta que es interesante en esta coyuntura. Segn la Carta de 1999, una Asamblea Nacional Constituyente tiene otros atributos adicionales, como ser expresin del poder depositario absoluto que reside en el pueblo y transformar el Estado. Se interpreta que a la Constituyente deben someterse todos los poderes pblicos, y desde all el gobierno intenta dinamizar la transformacin del Estado y superar los escollos institucionales. Se trata de una reforma del actual texto.

No cabe duda que hay sectores abiertamente adversos a esta o cualquier otra- convocatoria, que los coloc en la encrucijada de acudir o no. Seguramente unos se sumarn mientras otros se abstienen. Ya la oposicin se abstuvo de concurrir a las elecciones parlamentarias de 2005.

El gobierno est asumiendo una alternativa poltica que busca, asimismo, deslegitimar la postura del adversario de cara al mundo, donde se ha posicionado la existencia de Venezuela como un "Estado forajido". Desde el gobierno se considera que retirarse de la OEA y convocar a un proceso electoral apunta a quebrar matrices y posturas fuera de fronteras, dejando en claro que la poltica venezolana no se tutela desde afuera y las grandes definiciones pasan por la medicin poltica interna.

Mientras tanto, una oposicin sin mayores argumentos sigue manteniendo la violencia en la calle, en un coctel explosivo de impotencia, brotes de paramilitarismo y bandas armadas. Y ms de 30 muertos.

 

* Aram Aharonian es periodista y docente uruguayo-venezolano, director de la revista Question, fundador de Telesur, director del Observatorio Latinoamericano en Comunicacin y Democracia (ULAC).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter