Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2017

La huelga de miles de palestinos y palestinas en cautividad tiene delante un camino peligrossimo

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


IV. Convenio de Ginebra relativo a la proteccin debida a las personas civiles en tiempo de guerra, 1949.

Artculo 32 Prohibicin de castigos corporales, de tortura, etc.

Artculo 33 Responsabilidad individual castigos colectivos, pillaje, represalias. No se castigar a ninguna persona protegida por infracciones que no haya cometido. Estn prohibidos los castigos colectivos, as como toda medida de intimidacin o de terrorismo.

 

La organizacin de la huelga de hambre indefinida por la Dignidad y la Libertad de los prisioneros y prisioneras de Palestina en crceles israeles no intercambia sus Derechos por favores o acuerdos. Los Derechos son parte de su existencia como prisioneros y prisioneras, los favores son pequeas concesiones que pueden anularse y niegan, por s mismos, la pertenencia a un colectivo con reconocimiento internacional, como el de los prisioneros.

El Comit Nacional que dirige la huelga lo forman representantes del Frente Democrtico para la Liberacin de Palestina (FDLP), de Hamas, de Yihad Islmica, del Frente Popular para la Liberacin de Palestina, del Partido Popular y de Fatah, y su decisin unnime es que se respeten sus Derechos como prisioneros y prisioneras reconocidos en el Derecho Internacional, en la Cuarta Convencin de Ginebra, en el Tratado de Roma as lo exigen la Liga rabe, el Movimiento de Pases No Alineados, la ONU Ya est bien!

El establecimiento sionista, Israel, que se sita al margen de toda Ley y todo Derecho ha corrompido a tantos registradores, administradores, parlamentos, gobiernos que hace que todos ellos se callen, no informen, no exijan justicia, engaen a sus pueblos. En Espaa gobierna la ley del silencio, la omerta y el castigo sobre quien diga la verdad de lo que hacen los sionistas con el pueblo palestino.

No esperen todos ellos que el chantaje y la corrupcin haga mella en la solidaridad con los prisioneros y prisioneras o en quienes el rgimen del apartheid israel tiene en cautividad. De un lado y otro se alzan las voces de reclamo y las voces que despiertan al mundo cada amanecer.

Si Netanyahu y su gobierno fascista mandan aislar y castigar fsicamente a cada huelguista, si se niega a respetar los Derechos de los prisioneros, si ya han matado a un huelguista, Mazan al Maghrebi, es que estn diciendo a los gobiernos y a los pueblos del mundo que eso mismo haran o harn con ellos si pueden, que la condena del apartheid, el crimen de guerra, el crimen de Lesa Humanidad, no les afecta.

En la prisin del desierto del Negev no se come, en la prisin de Ramon no se come, en la prisin de Ohli Cedar no se come, en la prisin de Nafha no se come, en la prisin de Ofer no se come, en la prisin de Jalame no se come, no se come, no se come...

Los prisioneros y las prisioneras emplean el arma de la huelga de hambre para conseguir sus Derechos reconocidos en el mundo, slo Israel niega el respeto al resto de los gobiernos y pueblos. Y si alguna persona de esos dos grupos se rebelase por los mismos motivos, los carceleros de la ocupacin les aplicaran la alimentacin nasogstrica como la aplican a palestinos y palestinas, o si decidiesen comer les daran comida radiada para producirles cncer como se ha sabido que hacen. Pero la respuesta a esas torturas y envenenamientos ha sido la negacin de mdicos israeles a cometer tales crmenes, y rpidamente el gobierno israel se ha puesto a buscar en el mundo -as lo han declarado en la TV israel- mdicos mercenarios dispuestos a realizarlos. El rgimen del apartheid israel lo corrompe todo.

La mejor defensa de los prisioneros y las prisioneras de Palestina son su Resistencia y las manifestaciones que suceden a diario en todas las ciudades de Palestina y del mundo. Los heridos que causa el sionismo con su represin vuelven a manifestarse al da siguiente aunque slo puedan andar, en el exterior la actividad solidaria va en aumento. Otra respuesta a sionismo y otra ayuda a los prisioneros y prisioneras son los cientos de personas que fuera de las prisiones estn en huelga de hambre, familiares, prisioneros liberados y gentes de todo el mundo.

Los gobiernos en general callan y los medios de prensa mienten, pero la gente se comunica saltando el muro sionista del silencio y sale a la calle, en Argelia, Jordania, Lbano, Inglaterra, Irlanda, Alemania, Francia, Suiza, Blgica, Australia, Holanda, Italia, Espaa, Noruega, en todo Latinoamrica, en EEUU, en Canada todo lo que se est haciendo por los prisioneros y prisioneras de Palestina les da una fuerza inmensa.

El gobierno del apartheid israel tiene que aprender que los Derechos de los prisioneros y prisioneras no son favores, ni acuerdos, que les pertenecen por su condicin misma de cautivos de la potencia ocupante de su pas.

Para terminar hay que tener presente el camino que va a tomar la huelga de hambre en las crceles israeles a partir del domingo da 7: un buen nmero de presos, con uno de los miembros del Comit Nacional a la cabeza, Samer el Issawi, han hecho saber que desde ese da dejarn de tomar agua si los ocupantes de Palestina no atienden sus justas demandas.

Ramn Pedregal Casanova, los dos ltimos libros Gaza 51 das y Palestina. Crnicas de vida y Resistencia pueden bajarse de internet. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter