Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-05-2017

Entrevista Trump-Abbas: Un festival de egos

Alaa Tartir
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez



Trump y Abbas en el Despacho Oval (AFP)

Ni Trump, ni Abbas, ni Netanyahu estn dispuestos a ir ms all de la firma de algn que otro documento ni a trabajar realmente por una paz justa y duradera.

En las palabras de apertura de su conferencia de prensa junto a Mahmud Abbas en Washington, Donald Trump alab al presidente palestino por haber firmado valientemente la Declaracin de Principios (DoP, por sus siglas en ingls) el nombre oficial del Acuerdo de Oslo- sobre el csped de la Casa Blanca hace 24 aos.

Segn Trump, el DoP sent las bases de la paz entre israeles y palestinos. Igualmente importante, dijo a Abbas fue poner su nombre en el primer acuerdo de paz palestino-israel. Trump expres su apoyo a Abbas por ser el lder palestino que estampa su nombre al final del acuerdo de paz ms importante, porque lleva seguridad, estabilidad y prosperidad a ambos pueblos y a la regin.

Estas palabras fueron como msica celestial para los odos de Abbas, que lleva tiempo deseando tal reconocimiento. Abbas se ha quejado siempre de no recibir el suficiente reconocimiento por su papel histrico en la firma de un documento muy importante, quejndose de que todo el crdito fue a parar al difunto lder de la OLP, Yaser Arafat, incluido el Premio Nobel.

Sin duda que esas palabras de apertura de Trump reforzaron el ego de Abbas en un momento en el que sufre una profunda crisis de legitimacin en casa, criticado por el pueblo palestino por encaminar la poltica palestina por el sendero del autoritarismo sobre todo por tener subcontratada la represin israel- y por solidificar la fundacin de un Estado policial palestino bajo la ocupacin militar israel

Lderes en negaciones

Sin embargo, el recibimiento, supuestamente clido, preocup y confundi al parecer a los israeles. A su vez, Abbas replic esta narrativa trumpiniana de celebracin de egos dicindole a Trump: Ahora, gracias a Vd., Sr. Presidente, tenemos esperanza. Con anterioridad le haba indicado: Su valiente administracin y sabidura, as como su gran habilidad negociadora, traern consigo la paz.

Tan encendida retrica, la hipocresa y el egocentrismo bloquearon los ojos y mentes de los dos presidentes impidindoles reconocer el fracaso total del DoP a la hora de llevar seguridad y prosperidad a ambas partes, palestinos e israeles.

En realidad, ese Acuerdo de Oslo le ha permitido a Israel ampliar sus ilegales asentamientos judos en las ocupadas Cisjordania y Jerusaln, as como proseguir su colonizacin de las tierras palestinas. El fracaso de ese celebrado DoP y sus entramados ha hecho que Israel consolide sus polticas, prcticas y estructuras de apartheid.

En resumen, el DoP represent apenas un acuerdo de seguridad entre los colonizados y el colonizador para asegurar a este ltimo, lo cual est muy lejos de ser un acuerdo de paz, en detrimento de los medios de vida del pueblo palestino.

Asociacin sospechosa

La condicionalidad de los acuerdos de seguridad y contraterrorismo estaban en el ncleo de los comentarios de Trump, muy en lnea con las demandas israeles y la doctrina de seguridad impuesta por los donantes de la Autoridad Palestina (AP).

Trump afirm claramente: Debemos continuar construyendo nuestra asociacin con las fuerzas de seguridad palestina para contener y derrotar al terrorismo. Y aadi: Ellos [los aparatos de seguridad palestino e israel] se llevan extraordinariamente bien, una declaracin que indign a muchos palestinos.

No sorprende, pues, que Abbas asintiera con la cabeza durante toda la conferencia de prensa, ya que considera la coordinacin en materia de seguridad como de inters nacional palestino y algo as como una doctrina sagrada.


Fuerzas de la Autoridad Palestina se enfrentan a los manifestantes frente al tribunal de Ramala en marzo de 2017 (MEE/Elia Ghorbiah)

Sin embargo, esto se traduce en realidad en una asociacin que intenta criminalizar a la resistencia palestina frente a la ocupacin israel. Es una asociacin que intenta empoderar el dominio de las fuerzas y establishment de seguridad de la AP, situndolos como rganos para la represin del pueblo palestino y su lucha por la autodeterminacin.

Esta asociacin se pone an ms de manifiesto en el patrocinio de las transformaciones autoritarias que han acompaado el proyecto de construccin del Estado palestino, especialmente a lo largo de la ltima dcada.

La mayora del pueblo palestino rechaza esta sagrada coordinacin de seguridad entre la AP e Israel, que ha contribuido significativamente a la creciente brecha de legitimidad entre el pueblo palestino y la elite poltica y de seguridad.

Pero ni a Abbas ni a Trump les importan un comino las aspiraciones y demandas del pueblo palestino. Ambos presidentes no aciertan a entender que, en primer lugar, un acuerdo de paz duradero y significativo no es posible sin la aprobacin y apoyo del pueblo. Conseguir la paz, a diferencia de lo que Trump y Abbas proclaman, es algo ms complejo que la mera firma de un documento.

La paz no puede comprarse

Al igual que la mayora de los anteriores gobiernos estadounidenses, Trump slo entiende el gran acuerdo final a travs de las lentes de la seguridad y la economa. En consecuencia, sigue reforzando el camino bien trillado y el paradigma fracasado del enfoque de una paz tan slo centrada en la seguridad y la economa.

Incluso un breve examen de la Iniciativa Econmica para Palestina (PEI, por sus siglas en ingls) del secretario de estado de EEUU, John Kerry, aporta multitud de ejemplos y lecciones de por qu las nuevas oportunidades econmicas, segn EEUU las ha dictado y dentro del marco y entendimiento de su enfoque sobre la paz y el gran acuerdo, no conducen a la paz. En realidad, es todo lo contrario: sostienen y refuerzan un statu quo que niega los derechos humanos bsicos, la igualdad y la libertad.


El secretario de estado estadounidense John Kerry estrecha manos con el expresidente isrel Shimon Peres y el presidente de la AP Mahmud Abbas, en el Foro Econmico Mundial sobre Oriente Medio y frica del Norte en Jordania (AFP)

Trump puso fin a la reunin afirmando: Vamos a iniciar un proceso que llevar esperanzadamente a la paz. Pero ni defini el proceso ni sus parmetros, ni hizo mencin alguna al Estado palestino ni a la solucin de los dos Estados tan perseguida por Abbas a lo largo de toda su carrera poltica. Abbas se limit a decir Okey. Y aprob iniciar un proceso y un viaje hacia la paz bajo el liderazgo de Trump.

En cuanto a Trump, al igual que para la mayor parte de las anteriores administraciones estadounidenses, la paz significa seguridad y estabilidad poltica para Israel. Para los dirigentes polticos israeles, como ponen en evidencia sus hechos sobre el terreno, paz significa anexin, colonizacin y apartheid. Para los dirigentes de la AP, no electos y no representativos, la paz significa atrincherar sus privilegios econmicos y la percepcin de su poder y autoridad (reales o imaginados).

Abbas, sus asesores y el liderazgo poltico palestinos son incapaces de aprender una leccin muy sencilla que lleva mucho tiempo en el aire apoyada en pruebas muy consistentes: que para la paz, EEUU es un intermediario deshonesto.

La paz autntica implicara la descolonizacin y el desmantelamiento del rgimen de apartheid israel, as como el fin de la ilegal ocupacin militar israel, este es el primer paso.

Pero ni la administracin estadounidense, ni Abbas, ni Netanyahu estn dispuestos a viajar por tal carretera. Slo pueden implicarse en un proceso que satisfaga sus egos y fantasas ideolgicas, pero que no servir realmente para asegurar una paz justa y duradera. Esa ser labor de la prxima generacin de dirigentes.

Alaa Tartir es director del programa Al-Shabaka: The Palestinian Policy Network. Dispone de una beca de posdoctorado en The Geneva Centre for Security Policy (GCSP); es investigador visitante del Centre on Conflict, Development and Peacebuilding (CCDP) y del Graduate Institute of International and Development Studies (IHEID), Geneva, Switzerland. Twitter @alaatartir; pgina en Internet: www.alaatartir.com

Fuente: http://www.middleeasteye.net/columns/trump-abbas-meeting-celebration-egos-1016767569

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter