Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-05-2017

Venezuela y la OEA: la lgica de la retirada

Mark Weisbrot
ultimasnoticias.com.ve / CEPR


El anuncio por parte de Venezuela de que se retirar de la Organizacin de los Estados Americanos (OEA) ha sido acogido con la habitual burla de los medios de comunicacin estadounidenses, la mayora de los cuales hace mucho tiempo abandonaron cualquier pretensin de neutralidad periodstica con respecto a este pas.

No obstante, si tomamos un poco de distancia de la lnea de los grandes medios de comunicacin, la decisin de Venezuela tiene su lgica. La OEA, y en particular bajo su actual secretario general, Luis Almagro, no es exactamente el organismo multilateral que pretende ser. Almagro, con el apoyo de los EEUU, libra desde hace aos una guerra santa contra Venezuela. En 2015 intent deslegitimar durante meses las elecciones a la Asamblea Nacional venezolana, con la acusacin de que seran fraudulentas sin la ayuda de los observadores de la OEA.

Su comportamiento fue tan fuera de lugar y repugnante que Jos Pepe Mujica, el ex presidente de Uruguay, denunci a Almagro, su ex ministro de Relaciones Exteriores. Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo s irreversible, por eso ahora formalmente te digo adis y me despido, escribi Mujica, querido y respetado por amplios sectores en Suramrica por su honestidad e integridad. Resulta que Almagro se equivoc por completo, pues las elecciones venezolanas se llevaron a cabo sin problemas y la oposicin gan 56 por ciento de los votos.

As las cosas, desde cualquier punto de vista objetivo -independientemente de lo que uno pueda pensar de un lado u otro del conflicto en Venezuela-, es difcil considerar la actuacin de la OEA como algo distinto a una iniciativa partidista, impulsada por Washington. De hecho, esto nunca habra sucedido hace unos aos, cuando la mayora de los gobiernos suramericanos contaban con una poltica exterior independiente. Pero hoy da, Brasil, Argentina y Per tienen gobiernos de derecha que estn estrechamente alineados con Washington.

En 2013, cuando la oposicin venezolana inici protestas violentas con el fin de revertir el resultado de una eleccin presidencial democrtica en Venezuela, el entonces secretario general de la OEA, Jos Miguel Insulza, se sum al gobierno de EEUU y al gobierno de derecha de Espaa como los nicos actores diplomticos del mundo que no reconoceran los resultados -a pesar de no existir fundamento alguno para los reclamos de fraude por parte de la oposicin. Sin embargo, tanto Espaa como Insulza tuvieron que retroceder bajo la presin suramericana, y luego el secretario de Estado John Kerry finalmente cedi.

Estados Unidos ha manipulado con xito a la OEA en muchas ocasiones para deshacerse de los gobiernos que no le agradaban. Entre los ejemplos recientes est Hait en 2011, cuando una comisin de la OEA revirti de forma ilegtima los resultados de la primera ronda de las elecciones presidenciales de ese pas; junto al golpe de Estado en Hait en 2004, que fue la culminacin de un esfuerzo de cuatro aos por parte de EEUU y sus aliados -con la ayuda de la OEA- para derrocar al gobierno democrticamente electo. El papel de EEUU/OEA en la destruccin de la democracia haitiana ha pasado en gran parte desapercibido porque la mayora de los haitianos son pobres y negros.

Los gobiernos latinoamericanos dieron una pelea en el caso de Honduras en 2009, cuando EEUU buscaba legitimar el gobierno que asalt el poder por medio de un golpe militar. Pero a fin de cuentas, Washington logr impedir que la OEA tomara la postura deseada por la mayora: que la OEA no reconociera las elecciones posteriores al golpe hasta que el presidente electo democrticamente, Manuel Zelaya, no regresara al poder. Hillary Clinton (para ese entonces secretaria de Estado) admiti que logr bloquear con xito el retorno de Zelaya, en su libro de 2014, Decisiones difciles.

La manipulacin de la OEA por parte de Washington en 2009, en apoyo al gobierno golpista en Honduras, motiv al resto del hemisferio a crear una nueva organizacin que excluyera a Estados Unidos y a Canad.

Pero lo peor del actual intento por parte de Trump y la OEA por deslegitimar al gobierno de Venezuela, es que parece orientarse hacia un cambio de rgimen fuera de la ley. Se trata de un guin estndar -la deslegitimacin, seguida por el derrocamiento- y que alienta la violencia, cuando de hecho son necesarias las negociaciones. Es algo especialmente relevante en el caso de una oposicin que desde el golpe militar de 2002, apoyado por Estados Unidos, se ha visto dividida en cuanto al uso de tcticas pacficas o violentas. Aquellas personas que estiman que se trata de esfuerzos para ejercer una presin constructiva sobre el gobierno venezolano son ilusas o deshonestas, especialmente cuando dicha presin proviene de una OEA tan abiertamente partidista y dominada por Washington, y que por lo tanto carece de legitimidad propia.

Venezuela requiere de una solucin negociada porque sigue siendo una sociedad polarizada. A pesar de una inflacin del 400 por ciento, una escasez generalizada de alimentos y una disminucin del PIB de 17 por ciento el ao pasado, el presidente Maduro cuenta con un ndice de aprobacin de 24 por ciento, segn la encuestadora contraria al gobierno ms confiable (Datanalisis). A modo de comparacin, se trata de una cifra superior a la de los presidentes de Brasil (10 por ciento), Colombia (16 por ciento) y Mxico (15 por ciento). Existe una base de venezolanos que apoya al partido de gobierno y teme lo que podra ocurrir si la oposicin tomara el poder; la cual incluye a los militares.

El cambio de rgimen violento con frecuencia tiene consecuencias imprevisibles y terribles. Est a la vista lo que ocurri cuando Estados Unidos decidi seguir esta estrategia en Irak, Siria, Libia, Hait y en otros lugares. Venezuela necesita cambios, tanto en lo econmico como en lo poltico, pero deben producirse de forma pacfica, por medio del dilogo, de negociaciones y de elecciones. La estrategia estadounidense de manipular a la OEA con fines polticos har que esto sea mucho ms complejo y a la vez fomenta una mayor violencia poltica en Venezuela.

El actual presidente de la Repblica Dominicana, Danilo Medina, le solicit hace poco una disculpa a la OEA por haber aprobado la invasin de EEUU a su pas en 1965. Hay cosas que nunca cambian.

Fuente: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/internacionales/venezuela-la-oea-la-logica-la-retirada/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter