Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2017

Pesca ilegal y trabajo esclavo detrs del surimi, el falso cangrejo que nadie sabe de dnde procede

Laura Villadiego
El diario


- El 'palito de cangrejo' es una pasta de pescado fabricada con especies de baja calidad capturadas a menudo en lugares con escasa regulacin de los recursos martimos

- El opaco origen de este producto que se vende en supermercados europeos ha dado rienda suelta al uso de mano de obra esclava y al trfico de personas en Tailandia

- El pas, cuarto exportador mundial, ha acometido reformas de la industria pesquera, que, por su parte, sostiene que est eliminando prcticas abusivas

Surimi. Imagen: Groiogm

Solemos llamarlos palitos de cangrejo, pero en su composicin es raro que haya poco ms que extractos de este crustceo para darle su caracterstico sabor. El surimi, como tambin se le conoce, es en realidad una mezcla de restos de pescado que naci en Japn para aprovechar los sobrantes de la industria.

Hoy, suele estar formado por una amalgama de diferentes especies de baja calidad, capturadas exclusivamente para fabricar el surimi, con la que se forma una pasta que se vende en bloques. Esta se mezcla despus con almidn, conservantes, potenciadores del sabor, azcares y colorantes para formar las caractersticas barritas blancas y rojas. Su presencia suele etiquetarse en la lista de ingredientes simplemente como 'pescado'.

El opaco origen de esta pasta de pescado, que tambin se utiliza como pienso para animales, especialmente en granjas de acuicultura, ha dado, sin embargo, rienda suelta a abusos y prcticas ilegales en una industria que lleva aos siendo denunciada por organizaciones no gubernamentales y medios internacionales por el uso de mano de obra esclava y por el trfico de personas.

"El surimi es uno de los mayores problemas en la trazabilidad en la industria pesquera, porque es una mezcla de especies y nadie sabe con certeza de dnde procede", explica Anchalee Pipattanawattanakul, responsable de ocanos de Greenpeace en el Sudeste Asitico, en una conversacin con eldiario.es.