Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2017

La eleccin de Macron, una manipulacin del electorado sin precedentes

Alejandro Teitelbaum
Rebelin


La eleccin de Macron en Francia es la culminacin de la ms completa y coordinada manipulacin del electorado francs de la que se tiene memoria. Con la participacin de todos los grandes medios masivos de comunicacin (cuyos patrones adhirieron pblicamente a la candidatura de Macron), de la casi totalidad de los partidos y movimientos polticos (excepto los muy minoritarios de extrema izquierda) de las direcciones sindicales y de muchos infaltables intelectuales y artistas.

Una mayora relativa de ciudadanos vot a Macron otorgndole as un cheque en blanco a la dictadura del gran capital transnacional financiero e industrial. Manipulados por las distintas variables del sistema dominante con el falso argumento de que haba que votar a Macron para cerrarle el paso a la candidata ultraderechista y xenfoba Marine Le Pen.

Hasta Mlenchon, que se neg a decir cmo iba a votar, declar sin embargo que haba que cerrarle el paso a Le Pen. Una manera implcita de invitar a votar por Macron.

Cerrarle el paso a Le Pen fue un argumento falso y manipulador porque todo se cocin meticulosamente para que en el ballotage quedaran enfrentados Macron, mandatario del gran capital, y una candidata como Le Pen, apropiada para generarle votos al primero, a pesar del rechazo que Macron inspira a buena parte de la poblacin.

Todo comenz con la fabricacin de la candidatura de Macron, a cargo de Hollande (el presidente ms falso y mediocre que jams haya tenido Francia) con el visto bueno de los grandes patrones, la migracin de dirigentes del Partido Socialista (incluso ministros) al campo de Macron y la candidatura oficial del PS de Benot Hamon, traicionada por muchos lderes socialistas y que, pese a no tener chance alguna, se mantuvo hasta el final de la primera vuelta con el nico objeto de restarle votos a Mlenchon.

Cuando pareci que el montaje estaba fallando y que en el ballotage podan quedar enfrentados Le Pen o Macron por un lado y Mlenchon por el otro, se desat una campaa histrica contra este ltimo.

Cabe preguntarse si en el ballotage hubieran quedado enfrentados Mlenchon y Le Pen hubiera habido tantos llamamientos de los bien pensantes para cerrarle el paso a Le Pen.

Pero entre Macron y Le Pen el resultado estaba cantado. Y lo nico coherente que quedaba por hacer a la gente con ideas de izquierda era abstenerse o votar en blanco para deslegitimar en lo posible al nuevo presidente.

La abstencin y el voto en blanco alcanzaron proporciones considerables, sin precedentes en Francia.

Y al anunciarse los resultados se cumpli la ltima etapa de la manipulacin meditica.

Se atribuyeron a Macron el 66% de los votos, a Le Pen el 34% y 8,8% de votos en blanco. No se pudo ocultar la abstencin que ascendi a ms del 25%.

Pero resulta que para establecer el porcentaje de votos en blanco se tuvieron en cuenta a todos los ciudadanos inscriptos (47 millones) y, en cambio, para establecer el porcentaje de votos de Macron y de Le Pen se tomaron en consideracin slo a los que votaron por alguno de los dos y no entraron en la cuenta ni siquiera los votos en blanco. Si para estos ltimos votos se hubiera aplicado el mismo criterio que para los votos positivos, el porcentaje de votos en blanco ascendera al 12%.

Y si para los votos por Macron y Le Pen se hubiera aplicado el mismo criterio que se utiliz para el porcentaje oficial de votos en blanco (sobre la totalidad de los ciudadanos inscriptos), el porcentaje de votos de Macron queda reducido al 43% y el de Le Pen al 25%.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter