Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-05-2017

Venezuela, el deseo imperial y la constituyente

ngel Guerra Cabrera
Rebelin


Lo que est en marcha en Venezuela es un episodio decisivo en el proyecto de Estados Unidos y las oligarquas de no dejar en pie un solo gobierno independiente y democrtico en nuestra Amrica. El combustible principal que alimenta ese proyecto en Venezuela es el apoyo que recibe la contrarrevolucin endgena de Washington/OEA, los ms desprestigiados gobiernos neoliberales y la derecha adoradora del dios mercado y del asalto al tesoro pblico. Todos enmaridados con el uruguayo Luis Almagro, agente de la CIA asignado a la secretara general de la OEA.

Aparte del ubrrimo petrleo de Venezuela, que desea para s, el imperio concede enorme prioridad a derrocar el gobierno de Maduro por la importancia de la Revolucin Bolivariana y Chavista en el concierto regional. El rudo golpe que asestara una contrarrevolucin triunfante en la patria de Bolvar a los procesos de cambio en Bolivia, Ecuador, Nicaragua, El Salvador, al Alba en su conjunto y, por supuesto, a Cuba. Y no solo eso, sino la creacin de un ambiente profundamente fascistoide como el que vemos surgir en las derechas de la regin, que impida el acceso a la presidencia de Andrs Manuel Lpez Obrador en Mxico, Lula da Silva en Brasil y -si decidiera lanzarse- Cristina Fernndez de Kirchner en Argentina, candidatos a los que parece imposible frenar por medios legales y legtimos. A nadie escapa el vuelco que estos eventuales resultados electorales, operaran en la correlacin regional e internacional- de fuerzas a favor de la independencia, la soberana, el control nacional de los recursos naturales, la justicia social, la democracia, la unidad y concordia latino-caribea y la paz mundial.

Lo anterior explica que en una peligrosa y tensa situacin econmica, poltica y social como la provocada por el imperialismo y sus vasallos locales en Venezuela, estos rechacen la razonable, legal y legtima convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente(ANC) del presidente Nicols Maduro y su oferta de dilogo. Peor an, han arreciado los actos de violencia, que ya se cobran ms de tres decenas de vidas y cientos de heridos y demostrado no estar dispuestos a otro dilogo que no sea la rendicin del gobierno ante sus exigencias. Tan creyentes e ntimos de la jerarqua catlica de Venezuela como son, han hecho caso omiso otra vez del llamado del Papa Francisco al dilogo.

Insisto, las acciones contrarrevolucionarias en Venezuela siguen las directivas de la Operacin Venezuela Freedom 2 del Comando Sur yanqui, que, adems de la vasta experiencia del Pentgono y la CIA en derrocar gobiernos, toman tambin de base al terico de los golpes blandos Gene Sharp. Funcionarios de su Instituto Einstein realizaron una visita de trabajo de nueve das a Venezuela en 2003, documentada por Eva Golinger (http://www.radiolaprimerisima.com/articulos/5448), magnfica sntesis sobre golpes blandos en Amrica Latina.

Autor del libro De la dictadura a la democracia, Sharp enumera los 5 pasos del golpe blando, que resumo: 1. Promover acciones no violentas para generar malestar en la sociedad: denuncias de corrupcin, promocin de intrigas o divulgacin de falsos rumores. 2. Desarrollar intensas campaas en defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos, acompaadas de acusaciones de totalitarismo contra el gobierno. 3. Lucha activa por reivindicaciones polticas y sociales y la manipulacin del colectivo para que emprenda manifestaciones y protestas violentas, que amenacen las instituciones. 4. Operaciones de guerra psicolgica y desestabilizacin, que creen un clima de ingobernabilidad. 5. Forzar la renuncia del Presidente, mediante revueltas callejeras para controlar las instituciones, mientras se mantiene la presin en la calle. Preparar el terreno para una intervencin militar, a la vez que se desarrolla una guerra civil prolongada y se logra el aislamiento internacional del pas(http://www.telesurtv.net/news/El-golpe-suave-en-Venezuela-en-cinco-pasos-20140220-0054.html ). Nada ms parecido a lo que viene ocurriendo en Venezuela.

Pero mientras la contrarrevolucin se consume en sus actos violentos porque sabe que el tiempo juega contra ella, el chavismo ha avanzado aceleradamente en el dilogo previo a la ANC que el presidente Maduro impulsa dentro de los sectores populares, la fuerza armada y con los partidos opositores que se han sumado. Si el debate constituyente se convierte en un fenmeno de masas, a la violencia no le queda mucho.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter