Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-05-2017

La sequa expone las penurias de personas desplazadas en Etiopa

James Jeffrey
IPS


Mujeres, nias y nios en un campamento para personas desplazadas, 60 kilmetros al sur de la localidad de Gode, a la que solo se llega por un camino sucio. Crdito: James Jeffrey/IPS.

GODE, Etiopa, 10 may 2017 (IPS) - En las afueras de Gode, esta localidad de la regin somal de Etiopa, un grupo de pastores se renen alrededor de los bidones de agua recin llegados, mientras los camiones van y vienen a toda velocidad para abastecer a las comunidades de personas desplazadas que aumentan en la zona.

El agua de los bidones es de color caf, pero un funcionario gubernamental explic que es por los sedimentos, que est tratada y es apta para consumo humano, a pesar de su apariencia.

Unos 58 asentamientos de personas desplazadas reciben asistencia, en especial agua en camiones cisterna y suministros alimentarios, segn informaron las autoridades, pero existen 222 comunidades con casi 400.000 personas, segn una encuesta realizada por la Organizacin Internacional de las Migraciones (OIM) entre noviembre y diciembre de 2016.

La gran mayora de las personas de esos asentamientos debieron abandonar sus viviendas por la sequa que padece la regin del Cuerno de frica, una de las peores de la historia. De hecho, en Sudn del Sur se declar la hambruna, mientras que en Somalia y Yemen, se est cerca de llegar a esa situacin.

En la regin somal de Etiopa todava no es tan terrible como en Somalia por la relativa seguridad y ausencia de conflicto, a pesar de que tienen el mismo clima y sufrieron la misma falta de lluvias.

Los ltimos datos de la OIM muestran una duplicacin de personas desplazadas y de asentamientos respecto de la encuesta anterior, realizada entre septiembre y octubre de ese mismo ao, lo que hace ms difcil poder atender a todo el mundo.

El hecho de cruzar la frontera, cuando se escapa de situaciones difciles, marca toda la diferencia en trminos de asistencia.

Cuando las personas cruzan una frontera, el mundo se interesa ms, observ Hamidu Jalleh, de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios (OCHA) en Gode. En especial, si huyen de conflictos, se vuelve ms cautivante. Pero la cuestin de los desplazados internos no concentra la misma atencin, acot.

En enero de este ao, el gobierno de Etiopa y organizaciones humanitarias solicitaron 948 millones de dlares para ayudar a 5,6 millones de personas afectadas por la sequa, principalmente en el sur y este de este pas.

Cayeron algunas precipitaciones estacionales y retrasadas a principios de abril en algunas partes de la regin somal, lo que dio un respiro en trminos de acceso al agua y de disponibilidad de pasturas, un magro consuelo para los pastores desplazados que no tienen animales.

Perdieron su ganado y tambin el dinero que tenan reservado para tratar de mantenerlos con vida, indic Charlie Mason, director humanitario de Save the Children en Etiopa. A los que perdieron todo, solo les queda dirigirse a un sitio de asistencia del gobierno en busca de alimentos y de agua, aadi.

La Convencin de los Refugiados, de 1951, define que las personas en esa situacin que cruzan la frontera, tienen derecho a la proteccin internacional, en cambio, las desplazadas siguen siendo responsabilidad de los gobiernos nacionales y pueden sufrir las carencias de estos.