Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-05-2017

De Partido Socialista a partido inversionista: Respuesta a Gonzalo Martner

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


El Partido Socialista decidi invertir los dineros que el Estado le devolvi por concepto de bienes requisados durante la dictadura. Lo hizo en el mismo modelo de acumulacin del capital que sta cre a sangre y fuego. Fue a partir del 2005, que para administrar esos cuantiosos fondos, los supuestos herederos de Salvador Allende tuvieron la brillante idea de maximizar su rentabilidad en el capitalismo neoliberal chileno.

sta fue una hbil medida que redund en ganancias para el partido, para el aparato financiero burstil, para las empresas de la minera como SQM de propiedad de Julio Ponce Lerou y, tambin, para la poltica de la ultraderecha pierista que hoy tiene un aliado objetivo y subjetivo ms en la defensa de los pilares del capitalismo neoliberal.

Recordemos que hubo una poca en que los empresarios no podan militar en el Partido Socialista. Tiempos del idealismo dirn hoy los pragmticos dirigentes del Comit Central del PS. Ahora sabemos con hechos (aunque lo presumamos) que ste fue voluntariamente a entregarse a los brazos del capital empresarial.

Puede soslayarse el hecho que al hacerlo, el PS se puso en una situacin tica insostenible y peor que la derecha puesto que sta que nunca ha negado que su razn de ser es estar al servicio de la oligarqua capitalista, del modelo y de la globalizacin neoliberal?

En efecto, el PS no slo se deja penetrar (financiar a sus senadores como Rossi por ej.) por el capital sino que se puso de motu proprio al servicio de su proyecto. Sin pensar siquiera en las consecuencias polticas e ideolgicas de tal acto. Lo que demuestra cun impregnados estn sus dirigentes de lo que Chistian Laval y Pierre Dardot en su libro La Nueva Razn del Mundo llaman la subjetividad neoliberal. Obra ya clsica sobre el tema que un acadmico como Gonzalo Martner debe haber ledo.

Para eso, para rentabilizar, la direccin del PS, y sin decrselo claramente a la militancia, cre un Comit Patrimonio a cuya cabeza se encontraban notables del partido como el empresario-militante scar Guillermo Garretn, quien fue nombrado por el mismo Camilo Escalona el 2003. Otros tecncratas de estirpe como Jorge Jorratt lo sucedieron en el cargo de colocador del capital financiero del PS.

Segn informaciones de elmostrador.cl, fue Alberto Arenas, el ex ministro de Hacienda de Bachelet quien sucedi al anterior en la funcin de encargado del Comit Patrimonio. Recordemos que Arenas se hizo famoso por cocinar con el senador DC Andrs Zaldvar Larran y el ex ministro de Hacienda de Piera, Felipe Larran (otro ms), la reforma tributaria que pese al bombo con la que fue hecha es insuficiente para satisfacer las necesidades de un Estado que quiere desarrollar lo social.

Como se puede ver, todo ensambla de acuerdo a la lgica de hierro del neoliberalismo. As como en poltica, Jaime Guzmn oblig a los concertacionistas-NM a jugar en la misma cancha rayada constitucional, en el plano de la economa, la cpula dirigente del PS se someti gustosa a las leyes del mercado de capitales hasta invertir en el crecimiento de la empresa, que siendo otrora del Estado, fue privatizada por Pinochet para entregrsela al esposo de su hija.

Gonzalo Martner, ex alto dirigente del PS y de su ala izquierda se pregunta que tiene de malo maximizar el rendimiento de estos fondos partidarios. Quiere argumentos de crtica razonados a la postura de ganar plata apostando a los mecanismos capitalistas neoliberales.

Martner, no puede entender, porque no quiere, que hay una contradiccin vital entre el programa de un partido que pregona la socializacin de los medios de produccin y el hecho de que ste apueste al funcionamiento de los mercados capitalistas y al crecimiento de un modelo empresarial cuyas ganancias se basan en salarios pauprrimos de los trabajadores y en el robo de la vida digna de los pensionados.

Pues hay que ser bien cnico para no ver que de manera general se legitima lo que se quiere cambiar puesto que se es partcipe y refuerza el sistema neoliberal chileno. Y no slo aquello, sino que se le oculta a la militancia y al pueblo los procedimientos de financiamiento de un partido que se reivindica de los trabajadores (las veces que Osvaldo Andrade lo habr repetido).

Si el PS hubiera renunciado al Socialismo y a ser un partido de los trabajadores, no habra problema alguno que apueste al crecimiento del modelo. Pero vivir mintiendo a su propia militancia y al resto de la izquierda y los movimientos sociales acerca de la naturaleza de sus vnculos con la oligarqua propietaria no se justifica razonablemente. Es posible si se tiene una consciencia escindida. As y todo, si el PS fuera un partido consecuente se hubiera sabido.

No ser este el momento en que militantes honestos como Fernando Atria renuncien a militar en un partido que practica exactamente lo contrario de lo que dice combatir?

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter