Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2017

Entrevista con Joo Ferreira del Partido Comunista Portugus
Portugal, la Unin Europea y el euro

Investigaction


La Unin Europea (UE) ha entrado en una fase turbulenta. Todos estos aos de crisis y austeridad brutal han tenido consecuencias sociales catastrficas, especialmente en los pases de la periferia. En Portugal, un cambio de gobierno despus de las elecciones parlamentarias de 2015 ha puesto fin a la austeridad impuesta por la troica que ha permitido una reversin de algunas polticas. Sin embargo, persisten problemas estructurales debido a la naturaleza de la UE y de sus mecanismos, en particular la moneda nica. Para discutir la situacin poltica en Portugal, las consecuencias de la entrada en el mercado nico y el euro, y las soluciones a estos problemas, y otros temas tales como el ascenso de la extrema derecha en Europa, entrevistamos a Joo Ferreira del Partido Comunista Portugus (PCP); l es un miembro del Comit Central del PCP, Consejero Municipal en Lisboa y dos veces elegido para el Parlamento Europeo.

Cmo describira el gobierno portugus actual? Es un gobierno de izquierdas?

Es un gobierno del Partido Socialista (PS). Esto no es ni un gobierno de izquierdas ni una coalicin de fuerzas de izquierda, como omos a veces. Es un gobierno del Partido Socialista que pone en prctica las posiciones del Partido Socialista con respecto a las cuestiones fundamentales de la poltica de la derecha y su visin de pas, una posicin tambin fundamentalmente diferente de la del PCP. Pero es un gobierno en minora; lo que significa que, con la actual relacin de fuerzas en el Parlamento, el PCP juega un papel importante en el proceso de restauracin de los derechos y el aumento de los ingresos de las personas que el gobierno se haba comprometido a poner en prctica antes de su toma de posesin.

De hecho, los progresos realizados desde el inicio de este gobierno lo han subrayado. Ha habido un proceso de restauracin de los derechos y de aumento de los ingresos en el cual el PCP y las luchas populares de estos ltimos aos han jugado un papel decisivo. Sin embargo, problemas estructurales fundamentales persisten an, cuya solucin requiere polticas globales para ir ms all de la recuperacin de los derechos y salarios y, finalmente, desarrollar el pas. Todo esto est estrechamente relacionado con el hecho de que se trata de un gobierno del Partido Socialista que ha heredado todas las contradicciones histricas que el Partido Socialista no ha conseguido resolver y que a su vez estn vinculadas con las polticas de derechas de los ltimos 40 aos. Y eso explica por qu este gobierno no es un gobierno de izquierdas.

Analicemos estas cuestiones por separado. Qu medidas positivas se han tomado y puesto en prctica, y por qu ha tenido una respuesta tan febril, o ms bien una firme oposicin de Bruselas?

Las acciones del gobierno precedente, una coalicin de derechas del Partido Social Demcrata (PSD) y los demcrata-cristianos (CDS) han tenido como punto de partida el programa de intervencin de la troica, formada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) el Banco Central Europeo (BCE) y la Unin Europea (UE). Este programa fue aprobado por el PSD, el PS y el CDS, mientras que el PCP lo calific como un pacto de agresin contra el pas y el pueblo.

De suerte que ese gobierno PSD-CDS ha implementado polticas que son sustancialmente conformes con las recientes directrices del FMI y la UE: un ataque contra los derechos laborales y los derechos sociales, la privatizacin de las empresas pblicas y de los sectores estratgicos de la economa, la destruccin y el desmantelamiento de los servicios pblicos, en permanente conflicto con la Constitucin portuguesa. Es un gobierno que ha puesto en prctica con diligencia todas las orientaciones y rdenes de la Unin Europea. Cuando este gobierno fue derrotado en las elecciones parlamentarias de 2015 y las condiciones estaban maduras para que un nuevo gobierno asumiera el cargo un gobierno minoritario del PS que haba aceptado revertir algunas de las medidas implementadas durante los cuatro aos anteriores la Comisin Europea reaccion entonces inmediatamente. Las autoridades europeas, las grandes potencias europeas, el gran capital europeo y sus representantes polticos, como por ejemplo la Comisin Europea, todos han reaccionado de inmediato al ver en peligro el plan que haban preconizado e impuesto.



Manifestacin del Partido Comunista portugus contra el Pacto de agresin

Qu es lo que se ha hecho en particular? A pesar de que tienen un alcance limitado, algunas medidas que consideramos importantes se han llevado a cabo. Por ejemplo :

Son todas medidas que van en contra de los dictados de la troica. La troica, la UE y el gran capital portugus han visto esto como una amenaza a las polticas generales que haban impuesto y han reaccionado violentamente, con amenazas y presiones. Esto pone de manifiesto el giro tomado por la Unin Europea. Incluso las limitadas medidas de carcter social, el aumento de los ingresos, la mejora del nivel de vida, son suficientes para ponernos en peligro de cara a la UE, su estructura de poder y las polticas que han sido impuestas a los pueblos. No hablamos de medidas fundamentales, estructurales, sino de un alcance muy limitado; pero incluso stas son suficientes para desencadenar la reaccin brutal que hemos observado.

Vd. tambin mencion igualmente las lagunas del Partido Socialista que impiden una respuesta ms completa a los problemas del pas. Puede desarrollar este aspecto?

Por un lado, el Partido Socialista est sometido a todas las polticas e injerencias de la Unin Europea. Si bien es cierto que se han puesto en cuestin medidas concretas recomendadas por la Unin Europea, las principales imposiciones resultantes del Pacto de Estabilidad, de la serie de medidas de gobernanza econmica, del Semestre Europeo (1), del Pacto Fiscal Europeo, todas ellas han sido aprobadas y aceptadas por el Partido Socialista. Y hablamos de polticas que tienen un carcter inherente a la derecha y al neoliberalismo. Del mismo modo, el PS tambin acepta la sumisin a la moneda nica, sobre la que hablaremos con ms detalle ms adelante, con todo lo que eso ha significado para el pas en trminos de destruccin de los sectores productivos y de un aumento global de las desigualdades.

Pero en el mbito nacional, el Partido Socialista sigue estando ausente para sus afiliados cuando se trata de enfrentamientos con las clases dominantes. Por ejemplo, no se puede contar con l para la reforma del sistema fiscal a fin de requerir una mayor contribucin del gran capital. Con los aos, el sistema aplicado es extremadamente favorable al gran capital, hacindole beneficiario de una carga tributaria muy baja a expensas de los trabajadores y de las pequeas y medianas empresas. Ahora que necesitamos cambios importantes para revertir esta situacin, no podemos contar con el Partido Socialista. Otro ejemplo afecta a la legislacin laboral y al hecho de que el Partido Socialista no ha hecho nada contra las medidas ms penalizadoras para los trabajadores. Esto demuestra que hay aspectos estructurales de las polticas de derechas que subsisten en el Partido Socialista.

Para volver sobre el gran capital, parece que el sector bancario se mantiene en el centro de la actualidad, con temores y una inestabilidad constante. Qu medidas, segn el PCP deben aplicarse en relacin con el sector bancario?

El PCP ha identificado tres principales coacciones a las que se enfrenta el pas:

1 la sumisin al euro
2 la colosal deuda y el servicio de la deuda
3 el dominio de los bancos privados sobre el sector financiero

Los dos primeros puntos se abordarn en un momento. En cuanto al tercero, hay que recordar que el sector bancario fue nacionalizado despus de la revolucin de 1974; luego ha tenido un proceso de privatizacin y de reconstitucin de los bancos privados. Con el resultado de este proceso que hemos podido observar ltimamente. Tenemos un sector bancario que no est al servicio del pas sino que sirve solamente a unos pocos grupos econmicos y financieros, algunos portugueses y otros extranjeros. Estos grupos han acumulado a lo largo de los aos fabulosas ganancias a expensas de las familias, pequeas y medianas empresas y del pas en general. Todo esto mediante el uso de transacciones fraudulentas y la corrupcin, la especulacin sin lmites, prstamos a amigos y familiares, etc. Desde el punto de vista del PCP, esto demuestra la necesidad de poner el sector bancario bajo el control pblico, reorientndolo hacia lo que debera ser su funcin social: proteger los ahorros y ponerlos al servicio de inversiones productivas, y dar vigor a la economa y al desarrollo del pas, en lugar de poner estos recursos al servicio de las prcticas enumeradas antes.

En Portugal, hemos odo hablar mucho de la CGD y del Novo Banco (2)

El Novo Banco es un ejemplo notable de un banco que no sirve ms que a los intereses de un puado de capitalistas, pero este no es un caso nico. Este es un ejemplo que encontramos en otros bancos que han estado en el origen de problemas considerables. De hecho, los trabajadores han sido ms de una vez puestos a cubrir las prdidas de la banca privada. Lo que nosotros apoyamos, dado el punto a que hemos llegado, es que el Estado conserve el control pblico sobre el Novo Banco como punto de partida para un control ms generalizado del sector bancario.

En lo que afecta a la Caixa General de Depsitos, hay un problema fundamental. Aunque sea un banco pblico, debido a las escojas de los ltimos gobiernos, se gestiona como si se tratara de un banco privado. Por lo tanto, las mismas operaciones especulativas, realizacin de prstamos dudosos, etc., se han ejecutado, sin olvidar que tambin se la ha usado para llenar los agujeros de la banca privada. Por lo tanto, la demanda no es slo para guardar Caixa Geral de Depsitos en la esfera pblica, sino tener una direccin que funcione eficazmente para sostener el desarrollo del pas.

Pasemos ahora a la deuda, la que fue, por supuesto, la razn de la intervencin de la troica. Cmo se hinch la deuda de Portugal para llegar a los niveles actuales?

Hay dos tipos de causas: causas estructurales, fundamentales, y otras que podemos llamar ms circunstanciales. Las primeras se refieren al proceso de destruccin y al desmantelamiento gradual del aparato productivo, sectores productivos como la agricultura, la pesca, la industria y lo que ello implica en trminos de una mayor dependencia de los bienes y servicios extranjeros. Adems de esto, tambin ha habido un proceso de privatizacin de los sectores estratgicos de la economa, lo que ha permitido a los capitales, a la vez nacionales y extranjeros, comprar acciones de estos sectores. Esto significaba necesariamente una prdida de fondos, ya que las ganancias y los dividendos, en lugar de quedarse en las arcas del estado, iban a los bolsillos de los accionistas.

Estos dos aspectos son inseparables con la entrada de Portugal en la CEE, el mercado nico, que se encontr con una competencia sin proteccin frente a economas mucho ms fuertes y con niveles mucho ms altos de productividad. Y los fondos estructurales europeos, destinados a mitigar el impacto de esta competencia desigual, nunca han logrado hacerlo, aunque algunos echan la culpa a los gobiernos en el poder en ese momento. Pero una gran parte de los fondos estructurales vinieron y se distribuyeron en forma de adquisicin de bienes y servicios, en algunos casos, regresando a su lugar de origen. De hecho, las cantidades transferidas por la UE a Portugal estn ahora sobrepasadas por las cantidades que salen del pas como beneficios, dividendos e intereses hacia otros pases de la UE. En otras palabras, Portugal es un contribuyente neto de la UE.


Evolucin de la deuda pblica portuguesa en porcentaje del PIB (datos del Instituto Nacional de Estadsticas portugus)

Las causas ms circunstanciales se relacionan con el ataque especulativo que la deuda soberana de los pases llamados perifricos han sufrido entre 2009 y 2011. Un ataque que est estrechamente vinculado a las mismas reglas que guan a las instituciones de la UE y al Banco Central Europeo, en particular. Es importante tener en cuenta que el BCE no presta dinero a los Estados, sino que lo hace a los bancos privados; y durante mucho tiempo, fuimos testigos de una situacin en la que el BCE ha concedido prstamos a los bancos privados, los llamados mercados financieros, con una tasa de inters del 1%, y estos bancos han vuelto a cobrar tasas inters a los Estados que, en el caso de Portugal, llegaron al 7%. Hasta el inicio del proceso de compra de deuda por el BCE, un proceso que se ha retrasado el mayor tiempo posible, Portugal y otros pases se han enfrentado a este ataque especulativo, con diferencias muy significativas en las tasas de inters que han sido responsables de un fuerte aumento de la deuda pblica. Y, por supuesto, el programa de la troica ha empeorado las cosas.

Volviendo un poco, a la dcada de 1980, el PCP se opona a que Portugal se uniera al mercado nico. Cules fueron las razones de esta posicin y lo que finalmente sucedi?

El Partido Comunista era esencialmente el nico partido en Portugal que llev a cabo un estudio a fondo de las consecuencias de la posible adhesin al mercado nico. Incluso empezamos antes de la Revolucin (1974), cuando se empez a discutir la posibilidad de entrar en el mercado nico; lo hemos hecho todava en los aos 1980 cuando se aprob la decisin y el pas entr en la CEE, y lo hicimos de nuevo 20, 30 aos despus de la adhesin. Y, en general, las advertencias que emitimos resultaron justificadas. El PCP tena razn. En ese momento, nuestra voz estaba aislada; hoy en da, muchos movimientos polticos y de opinin constatan la veracidad de lo que hemos dicho desde el principio.

La CEE, actualmente la Unin Europea, es un proceso de integracin capitalista. Los procesos de integracin no son neutrales. En funcin de su naturaleza, pueden ayudar a los pueblos o ponerse al servicio de los capitales y las multinacionales. La UE/CEE, en tanto que proceso de integracin capitalista, est concebida para favorecer la acumulacin de capital. En lugar de promover la convergencia, tenemos una divergencia social y econmica, y esto es evidente en la situacin conocida hoy por los pases perifricos, de nuevo otra vez en la lnea prevista por el PCP.


Manifestacin en favor de la nacionalizacin del sector bancario en 1975.

Hay otro punto importante en el caso concreto de Portugal. Los grandes grupos monopolistas sufrieron grandes reveses despus de la Revolucin de Abril (1974) y los progresos efectuados que siguieron. Slo para recordar algunos de ellos: la nacionalizacin de los sectores estratgicos de la economa, la reforma agraria, una Constitucin que garantiza los derechos econmicos, sociales y culturales de gran envergadura, entre otros. La adhesin a la CEE fue percibida por estos grupos como una ocasin para recuperar el poder perdido. Puesto que el criterio mismo de la adhesin a la CEE implicaba que el Estado se sometiera a la llamada economa de mercado; y por lo tanto, en Portugal esto termin estimulando el proceso de recuperacin capitalista y la reconstitucin de los monopolios que existan durante la dictadura fascista y que haban sido desmantelados despus de la Revolucin. La consideracin del carcter instrumental de la entrada en el mercado nico en trminos de retorno al poder de las antiguas clases dominantes formaba tambin parte de nuestro anlisis y motivaba nuestra oposicin. Y, de nuevo, result que tenamos razn.

 

Notas:

(1) El Semestre Europeo proporciona un marco para la coordinacin de las polticas econmicas entre los pases de la Unin Europea. Esto les permite debatir sus programas econmicos y presupuestarios y seguir los progresos cumplidos en momentos precisos del ao.

(2) El Banco Esprito Santo (BES) era la joya de la corona del imperio comercial de la poderosa familia Espirito Santo. En 2014, hizo falta un plan de salvacin de varios miliardos (miles de millones de euros) tras su quiebra despus de aos de prcticas cuestionables con la complicidad de los reguladores. Un nuevo banco, llamado Novo Banco, se ha creado sin los activos txicos del BES. El PCP ha sostenido que, dados los enormes costes de la ayuda financiera, el banco no debera ser simplemente reprivatizado.

La Caixa Geral de Depsitos (CGD) es el ms grande y el nico banco pblico portugus. La derecha, desde hace mucho tiempo, suea con privatizarla.

Fuente original: http://www.investigaction.net/es/portugal-la-union-europea-y-el-euro-entrevista-con-joao-ferreira-primera-parte/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter