Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-05-2017

Anotaciones sobre una nota de Javier Sampedro y Facebook

Rosa Guevara Landa
Rebelin


Vaya por delante. Yo soy una de las lectoras que he aprendido mucho (y sigo aprendiendo mucho ms) leyendo las columnas e informaciones de Javier Sampedro, un excelente, un magnfico periodista-cientfico. Dir ms. Le agradezco la perspectiva feminista que ha usado en algunas de sus contribuciones sobre la historia de la ciencia. La mujer cientfica existe, aunque se hable poco o nada de ella. Sampedro, cosa infrecuente en general, habla de ellas con frecuencia.

Sin embargo he tenido algunas sorpresas -no relacionadas con el feminismo- con su Carne de Facebook, uno de sus ltimos artculos. Lo public en El Pas el pasado jueves 11 de mayo [1]. Sealo mis dudas principales:

Tiene gracia, afirma, que, tras las crticas recibidas por la propagacin de vdeos de asesinatos y suicidios, Facebook haya tenido que contratar a 3.000 personas de carne y hueso para que filtren toda esa basura. Ya tena otros 4.500 empleados dedicados a ello. Y luego diremos que la tecnologa quita empleo. Como broma esta ltima consideracin puede puede valer o no, pero el tema no es ninguna tontera. Los ludistas actuales no son gente irracional, alocada o desinformada. Hace muy poco, abril de 2017, se le preguntaba a David Harvey si e l neoliberalismo econmico haba fracasa d o en resolver el impacto de la automatizacin en el mercado laboral. Su respuesta:

 No. Creo que el proyecto neoliberal precisamente propone el reemplazo de la fuerza del trabajo por el cambio tecnolgico. En el rea de la manufactura tenemos enormes problemas de industrializacin. En Baltimore, en 1969, haba 35.000 personas empleadas en la industria del acero y para 1990 slo quedaban 5.000 produciendo acero bajo el sistema de automatizacin. As fue como el trabajo perdi poder bajo el cambio tecnolgico. La manufactura colaps. Lo que pasa es que con la inteligencia artificial y las computadoras no slo lo vamos a ver en los sectores que decamos sino tambin en el sector servicios al igual que pas en la industria de la manufactura. En EE.UU. ya no hay cajeros en los supermercados para cobrarte, debe hacerlo uno mismo. Tampoco hay empleados para que te hagan el check in en el aeropuerto; lo haces en una mquina. Entonces todos estos trabajos sern inteligentes. Lo que viene es una mayor prdida de trabajos en el sector servicios. Esto va a crear un enorme problema poltico y econmico, porque qu pasar con los mercados si la gente no tiene trabajo?


Vuelvo a Sampedro. No es que Facebook vaya a verse en estrecheces financieras, nos comenta, por contratar a toda esa gente. Desde luego que no. Gente? No seran mejor hablar de trabajadoras y trabajadores? Ni mucho menos prosigue. La firma de Zuckerberg acaba de presentar unos resultados del primer trimestre que erizan el cabello: 2.000 millones de usuarios al mes y unos ingresos de 3.000 millones de dlares. Podra contratar a media China. Poda contratar a media China? Una broma, un toque cientfico-irnico de distincin? Cabe un comentario as por parte de alguien que no desconoce las desigualdades sociales que rigen en nuestro mundo, los asuntos que se esconden detrs de la geopoltica y la globalizacin y los bajos salarios de millones y millones de trabajadores chinos, especialmente las trabajadoras?

Lo que tiene gracia, vuelve a tener Sampedro la palabra, es que uno de los lderes tecnolgicos de nuestro planeta no tenga an unos algoritmos decentes que distingan el grano de la paja, la verdad de la posverdad, la perversin del entretenimiento. Al parecer, los humanos seguimos haciendo falta para esas tareas de bajo nivel. Para tareas de bajo nivel y tal vez tambin de alto nivel, sin presuponer, por otra parte, que cualquier asunto, cualquier tarea es algoritmizable. Hay teoremas o resultados de limitacin sobre ello (Sobre la posverdad de la que habla no se pierdan este artculo de Andrs de Francisco: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=226366). Por otra parte, los problemas de vulnerabilidad de grandes sistemas operativos, las reservas informticas de seguridad nacional y los ataques cibernticos los hemos vivido este fin de semana. Y tambin otros por supuesto.

El gran reto al que se enfrenta Facebook no es se, en opinin de Sampedro. Es situarse entre los cinco grandes en el emergente, incierto y opulento mercado mundial de los datos: el big data que se prefigura como el oro financiero naciente, o el combustible del futuro, como lo llama The Economist en un documentado titular. Estos cinco, comenta a continuacin, prevn hacer una mina de oro con nuestros movimientos y llamadas, nuestras visitas y permanencias en la web, nuestros hbitos y patrones ms secretos, los que incluso t y yo, confiado lector, ignoramos sobre nosotros mismos. El combustible del futuro. Puede valer como informacin pero no cabra alguna nota crtica complementaria? Combustible del futuro, de qu futuro? No asusta ese futuro? No hay aqu aristas importantes que afectan incluso a nudos, a nociones tan bsicas como la libertad?

Concluye Sampedro su columna en estos trminos: Te has preguntado por qu esos cinco gigantes ofrecen gratis muchos de sus servicios? Exacto: es porque a cambio obtienen ms y ms datos sobre ti. Los datos de sus cientos de millones de usuarios alimentan sus sistemas de inteligencia artificial, unas mquinas que aprenden a extraer pautas, significados y predicciones del comportamiento de toda esa masa humana. Ms an: creme: esos sistemas saben predecir tus gustos musicales mejor que t mismo, y la msica es solo el ejemplo ms inocente que se me ha ocurrido. Por qu debemos creerle? Por qu esos algoritmos saben mejor que nosotros mismos la msica que nos gusta y puede gustar en el futuro?

Por un lado, finaliza, cuantos ms datos recolecta, mejor puede adaptarse una empresa a la demanda de sus consumidores. Amazon sabe lo que compramos, Google lo que buscamos, Facebook lo que compartimos, incluso si es la burrada de un psicpata, y cualquier telefnica nos sigue la pista ora por el GPS de nuestro aparato, ora por el repetidor al que se conecta. Todos estos datos son secreto industrial. En cierto sentido, todos somos empleados de Facebook. Y ya est? Nada que objetar? Secreto industrial? Qu secreto industrial es ese? Vale concluir que todos somos empleados de Facebook y seguir como si tal cosa? No habra que denunciar la distopa que se describe? No se trata de conocer e informarse pero tambin de pensar crticamente? Podemos hablar de Amazon, una empresa fuertemente anti-obrera en trminos tan neutros obnubilados por su gran capacidad empresarial-organizativa?

Queremos, deseamos un mundo tecnolgico de estas caractersticas? No hay otros mundos posibles, mejores y ms humanizados? No deberamos apostar por ello y empezar a alzar nuestra voz contra estas corporaciones que quieren dominar incluso el sentido de nuestras vidas?


Nota.

1) http://elpais.com/elpais/2017/05/10/opinion/1494428642_813868.html

2) http://www.mientrastanto.org/boletin-157/de-otras-fuentes/entrevista-a-david-harvey

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter