Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-05-2017

Un cambio de signo en la dependencia cubana al precio del petrleo

Pavel Vidal Alejandro
Cuba Posible


En los ltimos tres aos gran parte de las economas latinoamericanas vienen sufriendo el ciclo bajista de los precios internacionales de las materias primas. Ha decado dramticamente el valor de sus exportaciones, de los ingresos fiscales y de los flujos de inversin extranjera que venan atados al boom de las materias primas. Las monedas latinoamericanas se han depreciado enormemente, la inflacin se ha salido de las metas de los bancos centrales y los desbalances fiscales y de la cuenta corriente han tomado valores preocupantes. Afortunadamente, las tendencias parece que comienzan a cambiar de direccin y las acciones de poltica econmica que se han desplegado ofrecen ya sus resultados, al menos, en una parte importante de las economas del continente.

En principio, la estructura de la canasta exportadora cubana, dominada por los servicios tursticos, los servicios mdicos y otros servicios profesionales, reflejaran una situacin privilegiada en Amrica Latina, pues se tratara de una economa que est menos expuesta a los vaivenes internacionales de los precios de las materias primas. Los tradicionales commodities cubanos, como el azcar y el nquel, tienen hoy un peso mucho menos importante dentro de los ingresos externos que en dcadas anteriores.

Las estadsticas de la Oficina nacional de Estadsticas e Informacin (ONEI) para 2015 mostraban que, sobre el total de exportaciones cubanas, los servicios tursticos representaban el 19 por ciento y los servicios mdicos y profesionales el 57 por ciento. Mientras que el azcar y el nquel solo constituan el 2,9 y 3,5 por ciento, respectivamente. Sin embargo, la simple estructura de la canasta exportadora cubana no refleja la verdadera vulnerabilidad de la economa a los ciclos de los precios internacionales de las materias primas, en especial, al petrleo.

La economa cubana, sin ser un pas petrolero, se ha vuelto altamente vulnerable a los cambios en los precios internacionales de dicho commodity, debido a su estrecha relacin con Venezuela y a los acuerdos especiales que sostiene con dicho pas.

Actualmente los intercambios comerciales con Venezuela representan, aproximadamente, el 12 por ciento del PIB cubano (medido a precios constantes). Para el perodo 2005-2016, la correlacin entre el crecimiento del PIB de Cuba y Venezuela fue de 81 por ciento. Las etapas de aceleracin y la desaceleracin en ambas economas muestran cierta coincidencia. Dada la importancia de los vnculos econmicos y financieros entre ambos pases, se produce tambin una cierta conexin entre la trayectoria del PIB cubano y el precio del petrleo. La correlacin ms alta entre la tasa de crecimiento del PIB cubano y los cambios en el precio del petrleo se evidencia en el perodo que va desde 2008 (ao en que comienza a operar la refinera de Cienfuegos) y el ao 2014, con un valor de 71 por ciento.

En 2015, la correlacin con el PIB de Venezuela y con el precio del petrleo disminuye, debido a que Cuba logr crecer un 4 por ciento a pesar de la recesin venezolana y la cada del precio del crudo. Ciertamente, los acuerdos entre ambos pases mostraron resiliencia, debido a que el gobierno venezolano se ha esforzado por dar prioridad y preservar sus compromisos con La Habana, lo que ha evitado una mayor cada del PIB cubano.

Sin embargo, en 2016, s que comienza a notarse una afectacin entre los flujos entre ambos pases; como resultado, la economa cubana cae tambin en recesin. El PIB disminuy un 0,9 por ciento, se endurecieron las restricciones de balanza de pagos, y ello tuvo un reflejo en la incapacidad del pas para sostener sus compromisos financieros internacionales.

El canal de las exportaciones

El aumento de la correlacin entre el PIB cubano y el precio del petrleo se explica porque dos de las principales fuentes de ingresos en divisas tienen una alta dependencia directa o indirecta al precio de dicho commodity: la exportacin de petrleo y derivados, y la exportacin de servicios mdicos y otros servicios profesionales.

Cuba recibe petrleo venezolano para el funcionamiento de la refinera de Cienfuegos, una empresa mixta venezolano-cubana inaugurada en 2008 que produce derivados del petrleo, a partir de la importacin de crudo venezolano, para cubrir la demanda interna y para la exportacin. Las ventas externas petroleras equivalan, en 2015, al 35 por ciento del valor de las exportaciones de bienes y al 7,7 por ciento del valor de las exportaciones totales de bienes y servicios. Cuba tambin se beneficia debido a que recibe crudo venezolano a precios y condiciones de pago favorables, lo que le ayuda a ahorrar divisas al no tener que recurrir a compras en los mercados internacionales a precios corrientes. La correlacin entre el precio internacional del petrleo y el valor de las exportaciones de crudo y derivados cubanos es del 78 por ciento en el perodo 2008-2016 (ver grfico 1).

Los datos que han salido a relucir en los medios de prensa, dan cuenta que, en el primer semestre de 2016, hubo una disminucin en los envos de petrleo venezolano, de 100,000 barriles por da a 80,000 barriles. Pero durante el segundo semestre, las estimaciones disponibles muestran una reduccin de los suministros a slo 55,000 barriles por da. En 2016 la refinera de Cienfuegos prcticamente lleg a paralizar sus operaciones.

Todo ello permite estimar que los ingresos por la exportacin de petrleos y derivados pudieron haber cado casi hasta la mitad el ao pasado, de 1,149 millones de dlares en 2015 hasta 600 millones. El valor ms alto de estos ingresos se obtuvo en 2012, con 2,697 millones de dlares (segn los datos de la ONEI).

La cada del precio del petrleo tambin ha implicado una disminucin en los ingresos por intermedio de las exportaciones de servicios mdicos y profesionales desde Venezuela, debido a que existe un mecanismo de indexacin entre estos flujos y el precio del crudo. La correlacin entre la serie de exportaciones totales de servicios mdicos y profesionales (incluye Venezuela y otros pases) y el precio internacional del petrleo es de 66 por ciento en el perodo 2005-2016 (ver grfico 2).

El mayor valor de los ingresos por exportacin de servicios mdicos y profesionales totales fue de alrededor de 10,400 millones de dlares en 2013 (segn los datos de la ONEI). Para 2015 las cuentas nacionales cubanas reportan un valor mucho menor, de alrededor de 8,600 millones de dlares. Para 2016 se podra estimar una cada de alrededor de 24 por ciento, hasta 6,500 millones.

Es decir, an con el anlisis de un perodo corto y estimaciones para el ao 2016 que pudieran tener un alto grado de error, las tendencias de los indicadores no dejan mucha duda sobre la correlacin positiva con el precio internacional del petrleo. Ello marca una realidad diferente para la economa de la Isla en comparacin con lo que suceda en dcadas anteriores, donde un aumento del precio del crudo tenda a empeorar la balanza de pagos cubana. Este cambio de signo en la relacin es algo atpico, pues no responde a una transformacin de la estructura productiva o la matriz energtica, la cual sigue subordinada, en alto grado, a los combustibles fsiles importados.

Perspectivas para 2017

En el primer trimestre del ao 2017 el precio del petrleo promedi un valor que supera en 8 por ciento el promedio del ltimo trimestre de 2016, y en 24 por ciento el precio promedio de todo el ao anterior. Segn los analistas, tal incremento responde, en un gran porcentaje, a la decisin de la Organizacin de Pases Exportadores de Petrleo (junto a otros productores), de reducir la produccin en el primer semestre de 2017. Dicha dinmica inflacionaria del valor del crudo haba perdido impulso en el comienzo del segundo trimestre del ao debido al aumento de la produccin en Estados Unidos, pero ha recuperado terreno al confirmase la cada de los inventarios internacionales.

Bajo el escenario de incremento del precio del barril de crudo, es posible que se recuperen parcialmente los despachos desde Venezuela (ya hay noticias que lo confirman [1]), y que, a su vez, ello le otorgue algn impulso a los pagos de los servicios mdicos y profesionales cubanos. Con lo sucedido en el primer trimestre con el precio del petrleo, y tomando en cuenta las correlaciones pasadas, se podra esperar, hasta el momento, una recuperacin de alrededor de 17 por ciento en los ingresos por exportacin de petrleo y de un 6 por ciento en los servicios profesionales para el acumulado del ao, pero que seguira dejando a dichas fuentes de ingresos en niveles comparativamente bajos (ver grficos 1 y 2).

Por tanto, para 2017, es probable que la recesin cubana contine. Se debe tomar en cuenta, adems, que el pas sigue inmerso en una crisis de liquidez de divisas y que viene aplicando un ajuste en las importaciones, lo cual continuara teniendo un efecto contractivo en las inversiones totales (a pesar del aumento en la inversin extranjera), en el consumo de los hogares, y en la disponibilidad de insumos claves para el funcionamiento del aparato productivo. La cada del PIB ser parcialmente amortiguada con el aumento presupuestado del gasto fiscal y el crecimiento que viene experimentando el sector del turismo. Tambin aparecen opciones de sustituir parcialmente las importaciones de petrleo venezolano a partir de contratos con Rusia y Argelia.

En fin, el balance de los factores todava sigue apuntando a un cierre de ao con otro decrecimiento en el valor agregado de la produccin nacional, entre -0,3 por ciento y -1,4 por ciento. Pero, como vemos, en gran parte ello depende de lo que finalmente suceda con el precio del petrleo.

Nota:

[1] http://www.reuters.com/article/us-venezuela-cuba-oil-idUSKBN17X1Y9

Fuente: http://cubaposible.com/cambio-signo-la-dependencia-cubana-al-precio-del-petroleo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter