Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-05-2017

UNESCO alerta sobre creciente concentracin de medios mientras periodistas son vctimas de ataques
Libertad de prensa bajo la lupa

Noticias Aliadas


La Organizacin de las Naciones Unidas para la Educacin, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) lanz el 3 de mayo, en el marco del Da Mundial de la Libertad de Prensa, el informe Concentracin de medios y libertad de expresin: normas globales y consecuencias para las Amricas en la que alerta sobre las consecuencias que el monopolio de medios de comunicacin tiene sobre el derecho a la informacin.

A primera vista resulta evidente que la concentracin de la propiedad de los medios perjudica la libertad de expresin, seala el informe. El hecho de que uno o dos individuos controlen los medios significa que controlan el equivalente moderno de la plaza pblica, el espacio donde tienen lugar la discusin y el debate social.

Sin dudas, la concentracin indebida de la propiedad debilita tanto a la libertad de expresin como a la democracia, ya que restringe el libre flujo de informacin e ideas en la sociedad, lo cual nos perjudica a todos. Asimismo, tambin afecta a los principios bsicos de la competencia, fundamentales para el funcionamiento exitoso de cualquier mercado, agrega.

Si bien en la mayora de pases de Amrica Latina existen normas que regulan el monopolio meditico, los propietarios de los medios de comunicacin consideran que esas normas restringen sus derechos econmicos y comerciales.

La UNESCO explic que este tipo de reglas estn basadas, no slo en la necesidad de impedir el abuso de quienes ocupan posiciones comerciales dominantes, sino tambin porque la concentracin de medios de comunicacin amenaza la diversidad de los medios y el derecho humano a recibir una variedad de informacin y opiniones.

En otras palabras, la informacin, la comunicacin y los bienes y servicios culturales no pueden ser considerados meros commodities, y toda norma antimonopolio debe reconocer la importancia de satisfacer la necesidad de recibir y de transmitir informacin de todos los ciudadanos a travs de un amplio abanico de canales de informacin, indic.

El caso peruano es uno de los ms emblemticos de la regin. Actualmente ms del 80% de la prensa escrita se encuentra en manos del Grupo El Comercio, de propiedad de la familia Mir Quesada, que se autodenomina el principal grupo multimedia del Per. Adems del diario El Comercio, este grupo publica otros nueve peridicos, 11 revistas y numerosos semanarios y suplementos especiales. Adems posee dos canales de televisin y participa en otros negocios, como la construccin.

Segn Roberto Pereira, abogado del no gubernamental Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), en el Per no existen normas para regular la concentracin de empresas y menos an en el caso de medios de comunicacin. Las normas peruanas son muy genricas y eso impide resolver concretos porque carecemos de criterios normativos.

Violencia contra periodistas

  La libertad de prensa est amenazada, adems, por la violencia contra periodistas que entre enero y abril ha dejado 14 muertos en la regin.

La Federacin Latinoamericana de Periodistas (FELAP) denunci el 2 de mayo que entre enero y abril ocurrieron siete asesinatos en Mxico, dos en el Per, dos en Repblica Dominicana, uno en Guatemala, uno en Honduras y uno en Venezuela.

La muerte a manos de sicarios pagados con dinero de la corrupcin poltica y su principal aliado que hoy sera el narcotrfico, sin perjuicio de otros poderosos sectores econmicos, elimina sistemticamente periodistas libres de compromisos antiticos ante la complicidad de sistemas polticos corruptos, permeados hasta los tutanos por el envilecimiento generado por la corrupcin generalizada. Todo esto ocurre en una regin del mundo donde no hay ninguna guerra y, tericamente, debera reinar la paz social en los presuntos pases democrticos ms pregonados de esta parte del mundo, manifest Ernesto Carmona, presidente de la Comisin Investigadora de Atentados a Periodistas de la FELAP.

Los periodistas se sienten impotentes, trabajan con temor y luchan silenciosamente para que la autocensura no cale hondo ni los inhiba a cambio de sus propias vidas, ante la indiferencia de los poderes reales y fcticos, agreg Carmona. Incluso, algunos medios se cierran para preservar la vida de su personal. Otros medios prefieren ignorar la noticia de los asesinatos. Las leyes de proteccin son ineficaces, en particular la que est vigente en Mxico. Adems, en cada pas latinoamericano se registran e manera permanente atentados y violaciones de los derechos a la informacin y a libertad de expresin que ataen a todos los ciudadanos, no slo a los periodistas.

Para la Comisin Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el asesinato de periodistas y miembros de medios de comunicacin constituye la forma de censura ms extrema. Como ha observado la Corte Interamericana de Derechos Humanos [Corte-IDH], el ejercicio periodstico slo puede efectuarse libremente cuando las personas que lo realizan no son vctimas de amenazas ni de agresiones fsicas, psquicas o morales u otros actos de hostigamiento. Dichas acciones no slo vulneran de un modo especialmente drstico la libertad de pensamiento y expresin de la persona afectada, sino que adems afectan la dimensin colectiva de este derecho.

Los actos de violencia que se cometen contra periodistas (trmino entendido bajo una definicin amplia, desde una perspectiva funcional) o personas que trabajan en medios de comunicacin y que estn vinculados con su actividad profesional, violan el derecho de estas personas a expresar e impartir ideas, opiniones e informacin y adems, atentan contra los derechos de los ciudadanos y las sociedades en general a buscar y recibir informacin e ideas de cualquier tipo, precis la CIDH.


Fuente original: http://www.noticiasaliadas.org/articles.asp?art=7420



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter