Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-05-2017

El caso Palau, las maniobras de Convergncia-Generalitat y la significativa ausencia de los dos representantes del Estado en la reunin del Consorcio

Rosa Guevara Landa
Rebelin


Para una informacin ms completa del tema pueden ver estas referencias [1]. El punto que quiero destacar en esta breve nota refiere a una ausencia, a una significativa ausencia.

Les recuerdo brevemente el tema: los Mossos registraron el Palau en julio de 2009, hace ya 8 aos. La fiscala, la tan criticada y denostada fiscala, destap el expolio de la institucin (unos 24 millones o ms) a manos de sus dos mximos responsables, Flix Millet y Jordi Montull. Ambos confesaron desde el inicio que se embolsaron dinero: en efectivo, obras en viviendas, viajes privados,... Callaron, en cambio, sobre el pago de comisiones a CDC a cambio de la adjudicacin de obra pblica (Ciudad de la Justicia, lnea 9 del metro de Barcelona) en el ltimo Gobierno de molt ex honorable, el marido de la Madre Superiora de la Congregacin, que es el gran tema poltico-econmico de fondo (las corruptelas de los miembros de las clases dominantes catalanas son parte del paisaje desde hace dcadas sin que apenas nadie alce la mano). Empero, el silencio de ambos se rompi el da de su declaracin en el juicio el pasado marzo de 2017: Millet y Montull confesaron entonces el pago de mordidas al partido nacionalista, ahora secesionista y con otro nombre. Ellos se llevaban un pellizco nada despreciable como intermediarios; la vida segua igual, feliz y sin mucho esfuerzo para ellos. Su estatus natural desde hace un porrn de aos.

Cambiemos ahora de coordenadas. La Fundacin del Palau, una entidad privada, gestiona la institucin. El Consorcio del Palau forma parte de la fundacin y aporta los fondos pblicos. Est integrado por representantes del Estado (dos votos), la Generalitat (tres) y el Ayuntamiento (dos). Cuando salieron a la luz los primeros indicios de financiacin irregular de Convergncia, el Consorcio seal al partido de Pujol, Ferrusola, Mas, Oriol Pujol y Boi Ruiz. La estrategia cambi en 2013. CiU mandaba entonces en el Consistorio y la Generalitat. La exclusin del tesorero y del partido fue aprobada por las tres Administraciones; por las tres, incluyendo al Estado y al ayuntamiento convergente de Barcelona.

Pues bien, la antigua Convergncia, a travs de sus representantes en el Govern, impidi de nuevo el pasado viernes 12 de mayo que el Palau de la Msica la acuse de cobrar comisiones de Ferrovial. Evit as que los abogados cambiaran el criterio -la actual posicin del Ayuntamiento de Barcelona- y le acusaran directamente de haber cobrado 6,6 millones de euros comisiones de Ferrovial a cambio de adjudicaciones de obra pblica.

Cmo consigui PDCat esa mayora? Los tres votos en contra del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del conseller de Cultura, Santi Vila, y del secretario general de Cultura, Pau Villria, pesaron ms que los dos votos con los que cuenta el consistorio de Ada Colau [3]. El PDECat se asegur as que al menos una de las acusaciones no hable en sus conclusiones finales del asunto que ms factura puede pasarle al partido]

Pero fue necesario algo ms en la reunin del Consorcio el viernes: la ausencia, sin representacin delegada, de los dos representantes del Ministerio de Cultura del gobierno espaol. Cmo se explica esa ausencia? No pudieron? Se estrope el AVE? Alguna enfermedad con contagio?

Nada de eso. Tiempo al tiempo. Sigamos la posicin del PDCat en las prximas votaciones parlamentarias en el Congreso de Diputados.

Quin dijo enemigos o adversarios? Cuanto es necesario, amigos de toda la vida, que se apoyan en cinagas, cloacas y sistemas afines. El gnero humano, su gnero humano, es la Internacional de la corrupcin y el dominio de clase.

El mircoles 17 las partes (acusaciones y defensas) dirn si mantienen o modifican sus conclusiones (penas de prisin, multas, responsabilidad civil) respecto a los acusados. Esperemos que no haya sorpresas de ltima hora.

Me olvidaba: existe un hombre bueno y honesto en todo este lodazal: Joan Llinares. Gestion el Palau tras el escndalo y hall los papeles clave que enfangaron a la enfangada CDC.

Notas

1) http://www.eldiario.es/catalunya/politica/PDECat-recursos-Govern-minimizar-Palau_0_643585905.html

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2017/05/14/catalunya/1494782027_936319.html

2) Las maniobras de la Generalitat no evitarn, desde luego, que la Fiscala anticorrupcin y la acusacin de la FAVB sealen el -digamos presunto- cobro de comisiones de Convergncia. No lo harn, en cambio, ni el Consorcio -el rgano pblico- ni la Fundacin el privado- del Palaua. La Fundacin argument que no es posible acusar de un delito a alguien a quien no se ha sealado en el escrito de acusacin provisional; el consistorio encarg un informe al penalista Juan Crdoba. El informe echa por tierra ese argumento.

3) La operacin se repiti poco despus en el seno de la Fundacin Orfe CatalPalau de la Msica. En la reunin de su patronato, formado por 22 personas, se acept el criterio del Govern de al Generalitat para que tampoco la acusacin que representa a la Fundacin en calidad de perjudica acuse directamente a Convergncia ni a Ferrovial (la peticin del representante municipal tampoco encontr apoyos, ms all de uno de los patronos.) Fue precisamente David Mad, mano derecha en la sombra de Mas, quien ms defendi ante los patronos no cambiar la orientacin judicial de la acusacin que ejerce la Fundacin. El peso del poder convergente es muy fuerte an.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter