Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-05-2017

#NosEstnMatando

Carlos Morales Tapia
Rebelin


No matan por ser periodistas, sino por su compromiso con los de abajo. Ral Zibechi

 

El tambin periodista Ral Zibechi escribi no hace mucho: No son, no pueden ser, efectos colaterales e indeseados de la guerra contra el narcotrfico. Los periodistas crticos son uno de los objetivos. No el nico, porque el blanco principal siguen siendo los de abajo organizados. El asesinato es el modo que tienen los de arriba, esa compleja alianza narco-empresarial-estatal, para desorganizar movimientos y para neutralizar a los periodistas crticos y a los medios (pocos) que los publican. Me resisto a verlo de otro modo, por la propia historia de los medios.

Lo anterior por Javier Valdez Crdenas, corresponsal de La Jornada en Sinaloa y redactor del semanario estatal Rio Doce, con un abundante trabajo sobre narcotrfico y violencia, que fue asesinado en Culiacn. De hecho, la tierra culichise ha convertido, al igual que Veracruz, en un Estado en el que, matar periodistas, es la forma ms barata de intentar callar la verdad de todo cuanto sucede.

Los crmenes contra periodistas no son algo nuevo, es algo que ha existido desde hace mucho tiempo en Mxico, tan slo, en la dcada de los 60s, el Estado controlaba la informacin de los medios a travs de la venta del papel peridico (PyPSA) y cuando haba alguna nota fuerte - 2 de Octubre no se olvida escaseaba el papel y la televisin (Televicentro) ocupaba el centro de atencin de la sociedad mexicana Hoy fue un da soleado.

No se calla la verdad matando periodistas, fue la frase que surgi a raz de las 19 muertes violentas de gente de medios en Veracruz en la Docena Trgica hoy conocida como Fidel-Duartismo; aunque en realidad, fue durante el sexenio de Javier Duarte cuando los crmenes contra periodistas tuvieron su apogeo. Pero hay dos muertes en Veracruz relacionadas directamente con un funcionario pblico estatal, debido al modus operandi de las acciones.

Nos referimos a las muertes del maestro Jos Miranda Virgen en el sexenio de Miguel Alemn - y ms tarde, la de Regina Martnez Prez durante el duartismo en Veracruz - El sospechoso? Un candidato a la alcalda de Xalapa por el PRI, bueno, el nico, nos referimos a Jos Alejandro Montano Guzmn quien, cuando muri accidentalmente el maestro Miranda, era Secretario de Seguridad Pblica y cuando asaltaron a Regina Martnez, era candidato a la diputacin federal.

Por qu el sospechoso principal? Simple, en ambos casos, fue sealada su desmedida ambicin, sus tropelas, sus nexos con policas deshonestos y el crimen organizado; en ambos casos fue duramente criticado por actos de corrupcin y en ambos casos, las muertes fueron de periodistas crticos, el mtodo fue similar y aunque parezca chiste ningn funcionario hay sido juzgado por ello. Hoy, el principal sospechoso busca la presidencia municipal de Xalapa y es obvio que, el que acusa, est obligado, por ley a probar su dicho.

En el caso del compaero Valdez Crdenas, sus libros nos remiten directamente con el crimen organizado, las investigaciones realizadas por el tambin investigador sealan a funcionarios del gobierno de Sinaloa en sus tres niveles, a policas y por supuesto, gente de bien en esa entidad. Pudo haber sido cualquiera, pero para el caso que nos ocupa, es igual que en Veracruz:

Lo mataron por decir la verdad


Carlos Morales Tapia, Periodista Independiente en el Estado de Veracruz.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter