Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-07-2004

Entrevista
Antonio Skrmeta habla de Neruda

Jos Zepeda Varas
Radio Nederland


Jos Zepeda Varas.- Se dice que la relacin que tuvo usted en su juventud con la poesa de Pablo Neruda es semejante a la de muchos jvenes latinoamericanos, hasta que punto la poesa nerudiana intervino en sus amores y desamores.

skarta_040712

Antonio Skrmeta

Antonio Skrmeta.- Es verdad. Neruda parte escribiendo una poesa extremadamente melanclica. Cuando todava era alumno en un liceo del sur de Chile, Neruda ya escriba como un anciano que ha vivido todas las experiencias. Tena 15 aos y ya estaba escribiendo una especie de carta de despedida. Era una persona extremadamente sensible y cuando llega a Santiago, alrededor de los 20 aos escribe versos de amor, esto interpretan las pasiones y los infortunios de la adolescencia. Y lo hace de una manera tan bella, tan comunicativa, con una tensin ertica tan suave, que tanto los hombres como las mujeres se sintieron interpretados y lo convirtieron en uno de sus poetas favoritos.
Es verdad que yo comet la travesura, para conquistar a una chica que me gustaba, de utilizar versos de Neruda, con excelentes resultados. He odo muchas historias de sinvergenzas como yo, que aplicaron este procedimiento y cantaron victoria. Sin duda, una parte de la poesa de Neruda es muy apta para la comunicacin sentimental.

Jos Zepeda Varas.- Los "Veinte poemas de Amor y una Cancin Desesperada" conservan la frescura de cuando fueron escritos, hace ya 80 aos. La poesa tiene una parte misteriosa que se resiste a la interpretacin verbal, pero: cree usted que se puede explicar de alguna manera la fuerza y el encanto de estos versos?

Antonio Skrmeta.- Bueno, creo que s se puede explicar: en primer lugar est el amante que escribe los versos, que busca comprender a la amada y que a la vez necesita a la amada para comprenderse a s mismo. Por lo tanto hace de la amada una musa y una compaera. Esto es muy atractivo para los hombres y las mujeres. Ah hay un secreto muy fuerte, que explica de alguna manera la permanencia de estos poemas.
Existen poetas eminentemente masculinos, pero Neruda, en esta poesa de sus inicios, considera tanto los aspectos masculinos como femeninos de amor. La otra cosa mgica que ha pasado con los "Veinte Poemas de amor..." es que algunos de sus versos se desprendieron del total del poema y se convirtieron en partculas muy frtiles y populares. Por ejemplo: "Me gusta cuando callas, porque ests como ausente". Uno puede no conocer el resto del poema, no saber adnde conduce ese glorioso inicio, pero el verso queda resonando, con una pizca de algo potico y entraable. Est tambin el verso: "Puedo escribir los versos ms tristes esta noche" o "Es tan corto el amor y tan largo el olvido". Son como pequeas municiones poticas que mantienen vivo el nombre de Neruda, aun cuando muchos no comprendan el alcance total de los poemas ni puedan dar cuenta de su sentido.

Jos Zepeda Varas.- Usted ha mencionado el matrimonio de Pablo Neruda con la holandesa Mara Antonieta Hagenaar y de la nica hija de ambos, Malva Marina, que falleci a los 9 aos a causa de una malformacin cerebral. Una radio holandesa acaba de hacer un programa en el que se describen las penurias econmicas de Antonieta Hagenaar y su hija, despus de haber sido prcticamente abandonadas por Neruda. Es ms, Neruda no escribi nunca un verso sobre su hija, lo cual es significativo en alguien que habl del amor y de la naturaleza con tanto detalle y abundancia. Es como si la generosidad que se le conoce con sus amigos se le hubiera trastocado, en el caso del nico vnculo sanguneo que realmente era suyo.

Antonio Skrmeta.- Sin duda se trata de un episodio bastante desafortunado, en la vida de Neruda. No solamente porque vivi un momento muy difcil cuando suceden las incidencias que usted menciona: era la guerra civil espaola, Europa estaba pasando por una crisis global con la gran ofensiva del fascismo. Neruda estaba ocupadsimo en salvar a muchos espaoles, a los que logr llevar a Chile. Estaba fuertemente implicado en la vida poltica, y efectivamente en los versos de aquella poca no hace alusin con nombre y apellido a su hija Malva Marina, como s lo hizo su gran amigo, el poeta espaol Federico Garca Lorca, que escribi una especie de poema oracin dedicado a la nia.
Ahora, no es del todo efectivo que Neruda no haya escrito poemas dedicados a su hija. Hay dos poemas inmensamente doloridos, atormentados y bellsimos sobre ella: uno se titula "Enfermedades en la Familia" donde el tema es la nia Malva Marina. No obstante es efectivo que este episodio de su vida, que tuvo que ser muy difcil, Neruda lo neutraliz, lo quiso olvidar o desprenderse de l. Al mismo tiempo no hay que olvidar que Neruda, en aquella poca, ha sufrido un proceso de desenamoramiento de Antonieta Hagenaar y ha iniciado una nueva relacin, con la argentina Delia del Carril. Me imagino que habr sido una poca extremadamente complicada para Neruda.
En Chile, el Teatro Nacional chileno, va a montar 5 obras por encargo, en torno a Pablo Neruda. Una de estas obras la est haciendo la dramaturga Flavia Radrign, y su tema es justamente la relacin misteriosa y aparentemente tan conflictiva de Neruda con su hija Malva Marina y su madre.

Jos Zepeda Varas.- "Il Postino", "el Cartero de Neruda", es una pelcula de gran xito basada en una obra suya y refiere, entre otras cosas, una condicin que acompa a Neruda durante toda su vida: el atractivo potico que ejerci sobre la gente sencilla o gente del pueblo, como se deca en tiempos ms revolucionarios. Qu determinaba este atractivo: el carcter de su poesa o el carcter del poeta?

Antonio Skrmeta.- Bueno, las dos cosas, y otras que podramos agregar, por ejemplo que Neruda nace en cuna humilde, para decirlo de acuerdo a las convenciones poticas. Es hijo de un maquinista de ferrocarriles, pasa su infancia en el sur de Chile, es un nio que pierde a su madre al mes de edad y es educado en condiciones de gran pobreza. Esta infancia aguza la sensibilidad de Neruda y dado que los primeros aos decisivos en la vida de un hombre, l no pierde nunca contacto con sus orgenes. Neruda ama al hombre pobre, se interesa por sus oficios, quiere saber cmo es su da a da, los detalles de su trabajo. Por lo mismo es un poeta entraablemente ligado a la gente humilde.
Es evidente que no todos pueden comulgar con algunos versos inmensos de Neruda, hermticos, de imgenes desbocadas como los de "Residencia en la Tierra", pero estn tambin las "Odas Elementales", donde el poeta se convierte en una figura grcil, comunicativa, que hace poticamente visible lo cotidiano, aquello a lo que no le prestamos mayor atencin en el da a da. Neruda poda ser un hombre hosco y reservado con mucha gente, incluso personalidades reconocidas, pero tena una verdadera pasin por la gente sencilla, por ejemplo las bordadoras de Isla Negra, los carpinteros, los panaderos. En mi libro "Neruda por Skrmeta" yo digo que Neruda, cuando vio el pan, pregunt por el panadero. Hay un poema suyo maravilloso, titulado "Oda al Hombre Invisible", en el que habla de este hroe cotidiano, que anda annimo por las calles, sobreviviendo en medio de la pobreza. Neruda funda un territorio con estos hroes anti heroicos.

Jos Zepeda Varas.- Hablemos de la geografa chilena como un acicate para la imaginacin. Es cierto que la cordillera, el mar, son terrenos frtiles para la poesa?

Antonio Skrmeta.- En su discurso de recepcin del Nobel, Neruda dice, y cito de memoria: vengo de un pas separado de los otros por la tajante geografa. Este adjetivo "tajante", alude sin duda a la inmensidad del Ocano Pacfico, y por el otro lado, si se quiere pasar a Argentina hay que cruzar la Cordillera de los Andes. Chile ha tenido siempre un carcter insular y su literatura es muy centrada en s misma. Cuando el chileno sale al exterior lo hace por una vocacin que se conoce popularmente como "pata de perro". Los chilenos son pata de perro: justamente porque viven en un territorio tan estrecho quieren salir a curiosear por otras tierras. Chile es un pas muy auto referente, que por lo mismo busca una salida a travs de la imaginacin. Esto explica, de alguna manera, que haya dado tan grandes poetas como Vicente Huidobro, Gabriela Mistral, Pablo de Rohka, Nicanor Parra.

Jos Zepeda Varas.- Se habla de dos sentimientos finales de Neruda: su desencanto por lo que ocurra en la rbita sovitica y su preocupacin por lo que estaba sucediendo en su propio pas. Podra hablarse de una forma de amargura, en sus ltimos das?

Antonio Skrmeta.- En las obras poticas pstumas de Neruda hay un tono de melancola que recuerda sus libros iniciales. Despus de ser un poeta de la luz, de la plenitud gregaria y el compromiso con las gestas revolucionarias, en los textos pstumos, por ejemplo "Jardn de Invierno", se nota una mitigacin de ese entusiasmo. En estos poemas hay un tono oscuro, una textura de penumbras y una reflexin ms estoica sobre la vida y su sentido. Siendo un poeta tan sensual, creo que en estos poemas finales influye el dolor de la enfermedad, del cncer que finalmente lo llevar a la muerte.
Ahora, su desencanto respecto a las grandes jornadas picas vinculadas al socialismo real, creo que vienen en segundo lugar. Pablo Neruda, como todo poeta, era sensible a la violencia, a la represin que se vivan bajo los regmenes del socialismo real, y de manera espordica deca algo al respecto, pero la lnea del Partido Comunista, del cual Neruda era militante, era muy cercana a la del Mosc sovitico. Neruda tena que equilibrar su corazn entre las heridas que le causaban algunas torpezas del socialismo sovitico y su sensibilidad de poeta.

Jos Zepeda Varas.-Ha tenido la poesa poltica de Neruda la misma suerte que su poesa amorosa?

Antonio Skrmeta.- Sin duda ha tenido ms suerte la poesa amorosa. Hay poesa poltica de Neruda, por ejemplo en "Canto General", que tiene plena vigencia, que yo cantara en las calles nuevamente, sin ninguna duda. Hay poesa suya, que puede considerarse poltica, de alta calidad, como "Altura de Macchu Picchu". Junto a eso hay poesa que puede llamarse "de ocasin", de confrontacin con enemigos inmediatos que pueden ser un presidente, un diputado, un artista turbio vendido a una cadena comercial. Esos poemas, bueno, se enterraron el mismo da en que nacieron. Incluso hay algunas odas que miradas con perspectiva histrica hacen rechinar los dientes: son casos en que la voluntad utpica enceguece al poeta. Creo que la poesa poltica de Neruda, entendida de esta manera, no tuvo en ningn caso la suerte que tuvo su poesa amorosa.

*Jos Zepeda Varas es director del Departamento Latinoamericano de Radio Nederland.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter