Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2017

Las miserias de Brasil

Martin Granovsky
Pgina 12


Michel Temer podra pasar a la historia como un personaje grotesco. Pero resulta que es el presidente de facto de un pas como Brasil y entonces lo suyo no es farsesco sino trgico. Al repetir la frase no voy a renunciar quizs haya buscado convertirse en un remedo de la primera persona del singular que tiene tradicin en Brasil. La us Don Pedro, el emperador que en 1822 no quiso volver a Portugal y pas a la historia cuando dijo eu fico como o povo, me quedo con el pueblo. Pero Temer no es Don Pedro, 2017 no es 1822 y este Brasil industrial no es aquella colonia esclavista. Salvo que un sector brasileo con apoyo externo crea que lo es o quiera que lo sea. Tal vez el establishment financiero que consum el golpe contra Dilma Rousseff en abril del ao pasado crea que este Brasil deba parecerse un poco ms a aqul y que la democracia es un lujo que los brasileos no se merecen. Pero cumplir el plan le cuesta.

Es difcil saber hasta cundo se quedar Temer en el Palacio del Planalto. Su popularidad nunca pas del 10 por ciento y, como revel PginaI12, las reformas que impulsa para precarizar el sistema jubilatorio y el rgimen laboral generan el rechazo de ms del 80 por ciento de los brasileos.

La alianza de grandes bancos, megaempresas que se diversificaron tambin hacia las finanzas, monopolios mediticos y sectores del Poder Judicial busca consolidar esas reformas. Quiso que las hiciera el Partido de los Trabajadores y fracas en su intento. Por eso el golpe con forma de impeachment. Intent concentrar en el PT todos los males de la corrupcin y el operativo se le fue de las manos. Efectivamente la Justicia reuni indicios contra dirigentes y ex funcionarios del PT pero nada contra Dilma. Y la semana pasada Luiz Inacio Lula da Silva pase a su verdugo, el juez Sergio Moro, con un argumento que repiti cara a cara durante ms de cinco horas de declaracin testimonial: Doctor, usted no tiene ninguna prueba contra m.

Siga o no Temer, la alianza dominante cada vez tiene menos cartas eficaces en la mano. Temer le resultaba interesante no por su popularidad, que nunca tuvo, sino por su dominio del Congreso. Ya est herido por los indicios pblicos de corrupcin. Acio Neves, el discpulo de Fernando Henrique Cardoso, era la esperanza blanca para las elecciones presidenciales de octubre de 2018. Acio, actual senador, perdi con Dilma en 2014 e inmediatamente comenz a conspirar. Ahora las revelaciones sobre su participacin millonaria en el sistema de coimas lo estn debilitando hasta hacerlo inservible. El problema para el establishment no es solo que Temer y Acio se tornaron intiles para gobernar o cogobernar. Su dificultad es que perdieron capacitad operacional en el Congreso: si ni siquiera pudieron protegerse a s mismos, menos pueden blindar a sus colegas.

Frente a este tipo de crisis los anlisis iluministas no alcanzan. Es utpico pensar que existe una secuencia que comienza cuando los dirigentes polticos quedan expuestos, como est sucediendo con Temer y Neves, y remata automticamente en la convocatoria a elecciones directas como piden Lula y el PT. No es tan fcil. Sin embargo, cuesta imaginar cmo esa clase poltica desprestigiada y encima visible en sus miserias, porque hasta ahora las miserias del PMDB y del PSDB eran antiguas aunque ms discretas, pueden acumular otro poder poltico que no provenga de la violencia institucional.

No les alcanz con satanizar a Lula, que segn las encuestas hoy ganara en primera y segunda vuelta y va descendiendo en el nivel de rechazo.

Al mismo tiempo, a Lula no le alcanza con la mera crisis para lograr el objetivo de las elecciones directas. Por eso hace poltica todos los das. Por eso recorre hasta el ltimo rincn de Brasil. Por eso pronuncia discursos como cuando era un joven dirigente metalrgico del cinturn industrial de San Pablo.

Brasil est en medio de una pulseada que tiene en vilo a toda Sudamrica. Para no desaparecer en este mundo, la regin precisa de un Brasil legal y justo. No es solo una necesidad moral. Es una cuestin de supervivencia.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/38710-las-miserias-de-brasil


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter