Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2017

Quines son los adictos a la deuda?

Juan Torres Lpez
eldiario.es


- Cuando se nos dice que hay que salvar a los bancos, lo que se quiere decir es que hay que crear las condiciones que les permitan seguir creando deuda

- Quinto artculo de la serie Desvelando mentiras, mitos y medias verdades econmicas

Uno de los mitos ms extendidos sobre la vida econmica es el que afirma que la enorme deuda que se acumula en el mundo es consecuencia de que la gente normal y corriente vive por encima de sus posibilidades y de que los partidos de centro-izquierda son muy prdigos cuando gobiernan, produciendo grandes dficits que la aumentan sin cesar.

Se trata, como tantas otras, de una falsedad que se desmiente fcilmente con el conocimiento elemental de los procesos econmicos y con los datos. Pero que, a base de repetirse miles de veces, ha terminado por convertirse en un credo que la gente asume y que, gracias a ello, permite imponer las polticas econmicas que benefician a otros.

Cuando se consigue que la gente crea que la deuda tan elevada se ha generado por su culpa, debido a su comportamiento irresponsable, se pueden ya imponer medidas correctivas "de austeridad" y recorte en los gastos sin que sus beneficiarios protesten, o al menos sin que lo hagan suficiente o convencidamente, pues estn convencidos de que deben expiar su culpa.

La trampa es clara: unos (los acreedores) generan la deuda en su beneficio pero hacen creer a los deudores que estos ltimos son los responsables de ella, y as pueden imponerles ms fcilmente las condiciones que aseguren el pago, multiplicado por los intereses, de la deuda. Y la trampa es tan antigua que la palabra "deuda" significa tambin "culpa" en muchas lenguas. Para Nietzsche el propio concepto de culpa procede del "tener deuda": el deudor siempre es culpable.

Los datos, como he dicho, muestran claramente que son precisamente los gobiernos ms a la derecha los que multiplican la deuda mientras que los de centro-izquierda suelen ser los que tienen que dedicarse a reducirla. Y la prueba ms evidente de que son las polticas ms liberales las que aumentan la deuda se tiene simplemente comprobando que su mayor incremento histrico se ha producido precisamente desde los aos 80 del siglo pasado cuando comenzaron a imponerse generalizadamente.

El caso de Estados Unidos es paradigmtico. El padre de la revolucin conservadora que impuls el neoliberalismo, Ronald Reagan, lleg a la presidencia diciendo que la deuda estaba fuera de control, cuando en realidad se encontraba en el nivel ms bajo de los ltimos 50 aos. Pero lo que ocurri fue que bajo su mandato y el siguiente de Bush padre la deuda se dispar como nunca antes, volvi a bajar con la presidencia demcrata de Clinton y nuevamente subi con Bush hijo. Y algo parecido se puede decir con la ingente deuda que los pases ms atrasados acumularon bajo gobiernos de derecha o extrema derecha a partir de los aos 80.

La banca internacional, de la mano de la CIA, impuls golpes de Estado para imponer a dictadores civiles o militares cuya primera y principal tarea consista en suscribir prstamos multimillonarios (muchos de los cuales ni siquiera llegaban a sus pases). Las auditoras que se han realizado aos despus en algunos lugares han demostrado que ese endeudamiento fue un autntico crimen contra sus pueblos, una deuda ilegtima y tramposa que las grandes potencias y los poderes financieros no tienen la vergenza de reconocer como tal.

En Espaa estamos viendo en estos ltimos aos que sucede algo parecido. Los ayuntamientos ms endeudados son precisamente los del Partido Popular y cuando han llegado partidos o coaliciones de centro-izquierda se han de dedicar a reducirla con enorme esfuerzo.

Se ha dicho hasta la saciedad que el problema de deuda que ahora tiene la economa espaola se debe a que antes de la crisis la gente corriente viva "por encima de sus posibilidades" pero los datos tambin contradicen esa idea. Segn los del Banco de Espaa, en 2008 a las familias le corresponda el 25% de la deuda total y el 35% de la deuda no financiera (excluida la de los bancos, es decir, slo la de las familias, la del sector pblico y la de las empresas no financieras). A las empresas no financieras, el 33% de la total y el 47% de la no financiera. Al sector pblico el 11,8 % de la total y el 16% de la no financiera y a las entidades financieras, el 30,3% de la total. Y, adems, el 49,1% de las familias y el 83,5% del 20% con menos ingreso no estaban endeudadas. Y la mayora de las familias (73,4%) con menos renta (40%) solo tenan en aquel ao la deuda correspondiente a su vivienda habitual.

En contra de lo que se quiere hacer creer, las familias y las personas corrientes, o las pequeas y medianas empresas, no son las adictas a la deuda, y endeudarse no es lo que buscan los partidos polticos ms progresistas. Todo lo contrario, son ellos quienes sufren la deuda como lo que es, una esclavitud resultado de la desigualdad y de las polticas de creacin artificial de escasez y de bajos ingresos.

La razn de por qu la deuda es tan elevada en todas las economas es otra, doble y bien clara. Por un lado, porque es el negocio de la banca y sta tiene suficiente poder como para imponer un modelo generalizado de crecimiento econmico impulsado por la deuda para garantizar y aumentar sus beneficios. Y, por otro, a causa de los intereses que la multiplican sin cesar.

Gracias a las normas que regulan el sistema bancario desde hace dcadas, la banca tiene el privilegio de poder dar prstamos creando el dinero que presta desde la nada, es decir, sin tenerlo previamente. Y es obvio que un privilegio como este no lo desperdicia, sino que lo utiliza a la mxima potencia.

Si el negocio de la banca es dar prstamos (si solo recibiera depsitos se arruinara) y lo que busca es aumentar su beneficio, lo que tiene que hacer es crear deuda constantemente. Para ello utiliza su poder, que es enorme precisamente por ese mismo privilegio, para imponer las polticas que restringen el ingreso y que obligan a endeudarse constantemente, o que implican modos de vida (viviendas en propiedad) que necesitan financiacin externa, o para corromper a los polticos y obligarlos a realizar gastos cuantiosos, sean necesarios o no pero que deben financiarse con su crdito.

Quien es adicto a la deuda es la banca porque esa es la fuente de sus ganancias y de su impresionante poder, no solo financiero, sino tambin meditico, cultural y poltico.

La segunda razn que hace que la deuda se multiplique es el inters.

El dinero que un banco central o un banco comercial da en prstamo viene, como he dicho, de la nada. Por eso los bancos centrales pueden prestar al 0% a los bancos privados, como igual podra hacer un banco privado o comercial (otra cosa es que el inters se utilice como incentivo o desincentivo en la vida econmica). Pero estos ltimos lo prestan al inters ms alto que pueden y, adems, con frmulas de inters compuesto que multiplican la deuda en poco tiempo: una al 7% se duplica en diez aos, por ejemplo.

Los datos que muestran el peso de los intereses en la deuda total son abrumadores. De cada 100 euros de deuda pblica acumulada en el conjunto de la UE-28 de 1995 hasta finales de 2015, ms de la mitad (57,6 euros) corresponden a intereses, en la eurozona 60,5 euros y en Espaa 61,4 en ese mismo periodo.

Cuando se nos dice que hay que salvar a los bancos, lo que se quiere decir es que hay que crear las condiciones que les permitan seguir creando deuda. Y es precisamente por ello que en estos ltimos aos en que se han ido rescatando con inmensas cantidades de dinero pblico (que han obligado a endeudarse an ms a los Estados) lo que ha ocurrido es que la deuda ha vuelto a crecer espectacularmente. Lgico: un banco rescatado es el que de nuevo comienza a generar deuda.

Nos decan que haba que imponer las polticas de recortes para que bajara la deuda pero lo que se buscaba era justo todo lo contrario: reducir la capacidad de generar ingreso propio para que los bancos volvieran a prestar y a crear deuda. Por eso en 2015 haba en Europa cinco billones ms de deuda pblica que en 2007, y 2,4 billones ms que en 2010. Y por eso la deuda total ha aumentado en 57 billones de dlares en todo el mundo desde 2007 a mediados de 2016, y la de los Estados ha pasado de 26 billones de dlares a 56,5 billones en ese mismo periodo.

La prueba del engao es que la deuda haya subido de esa manera justamente en el periodo de aplicacin de polticas de recortes sociales y rescate a la banca justificadas como las imprescindibles para disminuirla.

Juan Torres Lpez es economista, miembro del Consejo Cientfico de Attac Espaa y catedrtico de Economa aplicada en la Universidad de Sevilla. @JUANTORRESLOPEZ

Fuente: http://www.eldiario.es/temas/desvelando_mentiras_mitos_y_medias_verdades_economicas/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter