Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2017

Toda la bilis y la vileza del mundo en el editorial del global-imperial del lunes 22 de mayo

Rosa Guevara Landa
Rebelin


Pero an le queran hundir ms. Aconsejada por los notables del partido, la gestora decidi prolongar el periodo de interinidad para que los militantes se olvidasen del secretario general defenestrado y este se acabase de desfondar. No bastaba con haberle derrotado, tenan que laminarlo. Un sanedrn formado por Felipe Gonzlez, Alfredo Prez Rubalcaba, Jos Luis Rodrguez Zapatero y Javier Fernndez marcaba la lnea del partido. Los circuitos de opinin del PP tambin se sumaban a la cruzada contra Snchez. Poltica de unidad nacional. Una amplia coalicin de signo oficialista llevaba en volandas a Susana Daz, presentada como garanta de estabilidad del sistema. Entretanto, se acentuaba el deterioro de la moralidad pblica. La dilacin de las primarias se convertira en un fatal error. Una nueva oleada de casos de corrupcin reavivaba hace un mes la indignacin ciudadana. Vuelve a haber mucho vapor en las caeras y la primera rendija eran las primarias socialistas. Snchez ha ganado de manera indiscutible. La derrota de la coalicin oficialista y de su potente crculo meditico e intelectual es impresionante.

Enric Juliana (2017)

 

El batacazo de Susana Daz no es slo el de una ferviente cofrade de Triana que lleva toda la vida pegada al generoso grifo del aparato socialista, que a tantos alimenta, y bien, en Andaluca, sino sobre todo el fracaso rotundo de la oligarqua que domina Espaa, desde el bipartidismo a los medios pasando por el Ibex- 35 y los dinosaurios de la vieja poltica (Felipe Gonzlez, Alfonso Guerra, Jos Bono, Zapatero, Rubalcaba y consortes). Ojo a la carretera que vienen curvas. Rajoy ha torcido el gesto, el aspirante a Macron juzga negativo el rechazo al pasteleo con el PP manifestado por los militantes socialistas, TVE corta la conexin al conocerse el triunfo de Pedro Snchez, al cazurro del concejal socialista madrileo Antonio Carmona se le desencaja el rostro ante las cmaras, la sultana ni siquiera se atreve a pronunciar el nombre de su secretario general "electo" en un indisimulado rencor por su derrota, el diario global El Pas echa mala baba en un editorial contra esos desalmados que se atreven a votar y a elegir a quien fue "suicidado" en el comit federal Malos tiempos no para la lrica sino para el sainete nacional en que han convertido el pas: para los corruptos que gobiernan, para los cuentistas que pintan de color de rosa la pocilga y para los que mueven los hilos del tinglado desde los grandes bancos y empresas.

Andrs Martnez Lorca (2017)

 

Los que urdieron el golpe institucional del pasado octubre han sido derrotados. No es frecuente.

El Brexit del PSOE es el titular. La victoria de Snchez profundiza la crisis del Partido Socialista es la entradilla del primer editorial de El Pas del pasado lunes 22 de mayo. Posiblemente lo escribieron la misma noche del 21 y no es imposible que Prez Rubalcaba y Cebrin, y algunos de sus prximos, fueron los autores de uno de los textos -y hay muchos!- con ms rabia y ms mala baba de los escritos en estos ltimos aos. Segrega bilis, impotencia, rabia, vileza por todos los poros. Veamos; siento comentar un texto de estas caractersticas..

La victoria de Pedro Snchez en las primarias del partido socialista, se afirma, sita al PSOE en una de las coyunturas ms difciles de su larga historia. Primer toque sentencial, se afirma sin argumentar nada. El retorno a la secretara general de un lder con un legado tan marcado por las derrotas electorales, las divisiones internas y los vaivenes ideolgicos no puede sino provocar una profunda preocupacin. La primera estocada fuerte, al hgado. Prosigue: la propuesta programtica y organizativa de Pedro Snchez y su equipo ha recogido con suma eficacia otras experiencias de nuestro entorno, desde el Brexit hasta el referndum colombiano o la victoria de Trump (otro golpe bajo) donde la emocin y la indignacin, ciega por supuesto,, se han contrapuesto exitosamente a la razn, los argumentos y el contraste de los hechos que, sin ninguna duda, representaba Susana Daz y ellos mismos, los directores de la puesta en escena de la candidata derrotada. Sin ms consideraciones

Pero hay ms. En este sentido, debe ser en el sentido de la irracionalidad y la indignacin ciega, la victoria de Snchez no es ajena al contexto poltico de crisis de la democracia representativa, en el que se imponen con suma facilidad la demagogia, las medias o falsas verdades y las promesas de imposible cumplimiento. Ms estocadas con crisis de la democracia representativa cuando los resultados no son los deseados y lo de siempre, demagogia y falsas verdades cuando la opcin vencedora no es la suya.

Finalmente, afirman a continuacin, Espaa ha sufrido tambin su momento populista. Pero no haban dicho que Espaa ya haba sufrido otros momentos populistas en otras ocasiones? Ha sufrido ese momento pop, prosiguen, en el corazn de un partido esencial para la gobernabilidad de nuestro pas, un partido que desde la moderacin ha protagonizado algunos de los aos ms prsperos y renovadores de nuestra historia reciente. Es decir, el PSOE del sistema, el PSOE domesticado, el PSOE del bipartidismo, el PSOE alternancia PP, es el nico que vale. Lo mismo, aaden para que no haya dudas, le ocurri en los meses pasados al socialismo francs, que se encuentra al borde de la desaparicin de la mano del radical Benot Hamon. Y un desastre parecido se avecina en el laborismo britnico, dirigido por el populista Jeremy Corbyn. Es decir, cualquier pequeo y muy ligero giro a la izquierda es considerado irracional e irresponsable. Lo nico que vale es el social-liberalismo. Lo otro, cualquier otra opcin, es una cosmovisin trasnochada, irracional. El fin de la historia lo han decretado ellos esta vez.

Sera ilusorio pensar, sostienen, que el PSOE no est en este momento ante un riesgo de la misma naturaleza. En todos los casos, la demagogia, conocida sealan, en Podemos o Trum, de los de abajo contra los de arriba se ha impuesto a la evidencia de la verdad, los mritos y la razn. Repeticin de lo mismo: ellos y Susana Dez representan la verdad y la razn, y ms incluso: los mritos. Podemos y Trump estn en la misma lnea demaggica.

Snchez ha construido su campaa, afirman, sobre dos promesas de imposible cumplimiento. Vemoslas. Una, conformar, con la actual configuracin del Parlamento, una mayora de gobierno alternativa al Partido Popular el PSOE no tiene la fuerza ni la capacidad de construir una mayora de gobierno estable. Aunque creo que no ha sido esa la promesa exacta de Snchez, por qu no es posible esa opcin en estos momentos, incluso con la actual composicin del Parlamento? La segunda promesa, aaden, ha sido la de redibujar el Partido Socialista como una organizacin sin instancias intermedias en la que solo existe un lder, el secretario general, y los militantes. Como es evidente, eso es falso, no hay tal reconstruccin organizativa hasta el moento y hay un congreso en ciernes.. La realidad, afirma el editorial, es mucho ms compleja: el PSOE es un partido profundamente descentralizado, tanto desde el punto de vista orgnico como territorial, donde existen mltiples instancias de poder con las que es inevitable contar. No entender ni respetar esa pluralidad y complejidad es lo que le llev a perder la secretara general en octubre pasado. Eso es lo que llev a Snchez a perder la secretaria general? No fue un evidente golpe de estado institucional partidista cuya falta de base se ha visto, precisamente, en el resultado del pasado 21 de mayo?

Fue la combinacin de esos dos hechos, sealan otra vez la misma idea, la imposibilidad de gobernar y la negativa a aceptar las consecuencias, lo que llev a Pedro Snchez a perder el apoyo del comit federal y, eventualmente, a dimitir Es obvio que no fue as, que la trama de la que PRISA (Cebrin, Gonzlez, Rubalcaba) particip consigui lo que buscaba.. Las circunstancias no han cambiado, sostienen, as que Snchez vuelve al punto de partida de octubre. Con una diferencia crucial: que lo hace despus de una serie de giros ideolgicos en cuestiones clave (las alianzas con Podemos y el concepto de nacin) que le alejan an ms de la posibilidad de gobernar. En sntesis, de nuevo van a por l. Recordemos que en la entrevista con Jordi vole para Salvados habl Snchez de las presiones ejercidas por el grupo PRISA. Eso no se perdona.

En un momento en el que Espaa enfrenta un grave problema territorial en Catalua, afirman finalmente, era ms necesario que nunca que el PSOE se configurase como un partido estable y capaz de suscitar amplios apoyos. Es decir, el suyo, el de los grandes hombres del pas. Lamentablemente, de nuevo la crnica del desastre que anuncian, el proyecto de Snchez, en el que no cuenta con nadie que represente el legado de 22 aos de Gobierno del PSOE ni ningn poder territorial significativo, aboca al partido a la profundizacin de una ya gravsima crisis interna. Como demuestran las debacles electorales que sufren los socialistas en toda Europa, otra vez el mismo mantra que olvida por ejemplo la situacin portuguesa, y como ya han experimentado los socialistas en Espaa, los mrgenes para la supervivencia y relevancia del proyecto que aspiran a encarnar son de por s ya muy estrechos. En esas circunstancias, sentencian felices de conocerse a s mismo, la confusin ideolgica y el modelo de partido asambleario en el que se ha apoyado Snchez fcilmente podr desmovilizar an ms a sus votantes y alejar a los socialistas del poder. Ms ventilador, ms porquera para los otros.

En sntesis: hay que hacer lo que el poder manda, lo que ellos deciden, y, si no, palo, palo y palo. Por sus hechos y editoriales les conoceris. Empiezan ser, lo son desde hace tiempo, pura reaccin, la avanzadilla del sistema. Qu asquillo!

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter