Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-05-2017

Qued al desnudo la maniobra de accin psicolgica contra Lula y Dilma
Un globo reventado

Martin Granovsky
Pgina 12

El noticiero de la TV abierta ms poderosa de Brasil, que combate a Lula y el pedido popular de elecciones directas ya, haba afirmado que los ex presidentes tenan cuentas offshore para recibir coimas. El escndalo popular fue tan grande que debi rectificarse y decir que no era verdad. Pero con disimulo.


En poltica puede ser letal que un grupo consiga entrar a la cocina del adversario: en la cocina no hay mentiras y todo es como se ve. Y por eso dejar al desnudo la propia cocina puede ser un acto suicida. Tal como anticip ayer PginaI12, es lo que hizo el gigante meditico Globo cuando dio indicios falsos sobre presuntas cuentas secretas de Lula y Dilma y gener tanto escndalo que debi reconocer el desastre.

Las falsedades haban sido propaladas nada menos que por el Jornal Nacional, el informativo ms visto de Brasil, un pas donde las noticias en televisin abierta pesan ms que en el cable. El Jornal Nacional, o JN, es un fenmeno an mayor que el Telenoche viejo, el de Mnica y Csar.

En el JN fue que la semana pasada Globo afirm que el empresario de alimentos Joesley Batista dijo a la Justicia que el ex ministro de Hacienda de Dilma Rousseff haba pedido un depsito de sobornos en una cuenta de la presidenta electa en 2014 y otro depsito en una cuenta secreta de Luiz Incio Lula da Silva.

Este diario inform ayer a ltima hora sobre la pequea correccin posterior de la cadena meditica ms grande de Brasil con el ttulo Un error de la Globo. Quien quiera acceder a la escena puede hacer click en edicin web de PginaI12. Vale la pena repetir lo que hacen cientos de miles de brasileos escandalizados, que adems se reenvan el link unos a otros.

Imprecisin

En escena aparece el periodista William Waak, que no es una de las principales figuras del Jornal Nacional, y anuncia que tiene que hacer una correccin sobre una imprecisin que cometimos aqu en el Jornal Nacional. Aqu la imprecisin: Dijimos que en su delacin premiada Joesley Batista cont que haba abierto dos cuentas en el exterior a nombre de los ex presidentes Lula y Dilma. La verdad es que Joesley Batista dijo en su declaracin testimonial que mantena a nombre de l dos cuentas con dinero destinado a Lula y Dilma para ser usado en campaas electorales.

Pasado en limpio:

De alimentos sabe Batista porque es uno de los propietarios de JBS, que vende la mitad de los productos alimenticios que se comercian en el mundo. El imperio de Batista est en proceso de extranjerizacin y ya opera con sede en Holanda y 56 firmas en los Estados Unidos. Antes negoci con las autoridades monetarias de Nueva York. Batista no lleg a sufrir la sangra del grupo Odebrecht, uno de los ms importantes de Brasil, Amrica latina y el mundo entero en logstica y construcciones.

Directas

De intoxicaciones sabe el diario Globo, que en el editorial del jueves pasado donde pidi la renuncia de Michel Temer se abstuvo de reclamar elecciones directas. En la misma lnea utilizada por el presidente argentino Mauricio Macri al final de su gira, cuando mostr su esperanza en la actuacin de las instituciones brasileas, O Globo llam a cumplir la Constitucin. Es una exigencia capciosa, porque en caso de renuncia del presidente interino la Constitucin prev la eleccin indirecta de un nuevo mandatario por parte de una mayora calificada de las dos cmaras del Poder Legislativo.

Lo que Globo hizo fue descartar la opcin compleja, por cierto, debido a los tiempos que requiere implementarla que entre otros pide Lula: elecciones directas ya mismo.

La idea de las directas est muy lejos de un rebuscamiento de Lula y el Partido de los Trabajadores. Una encuesta de Datafolha, empresa que pertenece al diario antipetista Folha de Sao Paulo, pregunt si en caso de que Temer acabe su presidencia interina antes de tiempo los ciudadanos prefieren votar al prximo presidente o dejar que lo elija el Congreso.

Slo el 5 por ciento dijo que no saba.

Nada ms que el 10 por ciento escogi la alternativa del Congreso.

El 85 por ciento marc la respuesta quiero votar para presidente.

El domingo la parte ms activa de ese 85 por ciento se congreg en ciudades de todo Brasil para exigir diretas j.

Maana miles volvern a reunirse en Brasilia.

Brasil tiene menos tradicin de protesta callejera que la Argentina, de modo que la sucesin de manifestaciones es un fenmeno que se dio pocas veces en su historia. Cmo soportan, entonces, una hiperactividad para la que no estn ejercitados? La novedad de los ltimos tiempos es que cada uno sigue con su vida cotidiana. No hay una ruptura de todos los hbitos. Quien tiene trabajo, trabaja. Quien estudia va a clase. Entonces es posible protestar y a la vez (perdn por la palabra) resistir: la continuidad de sus actividades regulares los potencia. Lo cual termina haciendo que las protestas no solo sean cada vez ms imponentes sino que puedan continuar en el tiempo y se articulen con el uso cada vez ms fino de las redes sociales. Al principio circulaban insultos. Hoy es el momento de los memes, del ingenio, de los datos comprobados, de la informacin propia y del intercambio de experiencias de lucha contra Temer y, al margen del presidente de facto, contra los proyectos de flexibilizacin laboral y destruccin de la jubilacin pblica.

Mea culpa

La Red Globo sigue marcando la agenda de muchos periodistas, jueces y polticos pero, como lo revela la encuesta sobre las elecciones directas en contraste con la lnea editorial del grupo, ya no construye el sentido comn en soledad.

En Facebook, Twitter y WhatsApp crece la instalacin del hashtag #OcupaBraslia, primero mediante la concentracin en el estadio Man Garrincha y a las 17 de maana con una marcha hasta el Congreso nacional.

Se populariza como sinnimo de afrenta una frase del ultraconservador Rodrigo Maia, del partido DEM, una de las fuerzas polticas asimiladas como propias por los grandes bancos, las megaempresas, los gigantes mediticos y sectores del Poder Judicial que incluyen a la Corte Suprema, el jefe de los fiscales y el juez especializado en lulicidio Sergio Moro. El Congreso no est obligado a escuchar al pueblo, dijo Maia, hijo de un comunista que se convirti en derechista. No es un registro donde certificamos lo que el pueblo pide.

Maia es uno de los precandidatos a suceder a Temer si el presidente de facto renuncia o es sometido a un juicio poltico. Otro es el actual ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, que entre 2012 y 2016 fue el principal directivo del grupo JBS de Batista. Simple casualidad, naturalmente.

El ex ministro de Justicia y de Educacin de Lula, Tarso Genro, dijo al diario El Pas de Espaa que Globo es un partido poltico. Trabaja, en su opinin, articulado con franjas del Poder Judicial. Usan simultneamente la legalidad y el estado de excepcin, y en esa oscilacin puede caer mucha gente, justa e injustamente, dice.

El partido poltico llamado Globo le quit sustentacin a Temer porque estaba sucio por las denuncias de corrupcin y porque en un ao entero no logr alcanzar ni el 10 por ciento de imagen positiva. Algo ms: segn Genro, que tambin fue gobernador del Estado de Rio Grande do Sul, Temer se desgast ante O Globo porque no logr hacer aprobar las reformas sobre jubilacin y rgimen laboral, bloqueadas en el Congreso por la crisis poltica.

El problema es que al revs de lo que sucede con Lula y Dilma, donde solo hay versiones, Batista habl sobre Temer y sobre el senador Acio Neves con grabaciones, o sea que hizo confesiones combinadas con pruebas. Los grandes medios estn obligados a un acto contra natura: deben tomar como algo normal denuncias infinitamente ms sustentables que las que pesan contra Lula, que viene siendo el blanco del noticiero. Ese acto termina siendo de hecho, sin que lo busque Globo, una especie de mea culpa.


Fuente original: https://www.pagina12.com.ar/39464-un-globo-reventado



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter