Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2017

Golpe agotado en Brasil

Ignacio Daz
Amrica XXI

Qued en evidencia que el impeachment puso en el poder a un delincuente y no fren la corrupcin del sistema poltico. Los responsables buscan un acuerdo nacional para salvar sus partidos.


Se termin. Un ao despus de la llegada de Michel Temer al poder gracias a la destitucin de Dilma Rousseff por parte del Congreso, la maniobra poltica qued agotada. Las encuestas ya mostraban antes de la filtracin de la grabacin con el empresario Joesley Batista que la aprobacin popular del presidente no electo era menor a 10%. Su reaccin inicial ante el hecho, de intentar aferrarse a la presidencia como sea, desnud su falta total de legitimidad social y el carcter profundamente antidemocrtico del gobierno brasileo.

Con Temer al borde del precipicio las mscaras cayeron. Si el motor de las protestas y ataques contra la ex presidente Rousseff y el Partido de los Trabajadores (PT) fue la corrupcin expuesta en la causa Lava Jato, as como una supuesta incapacidad para resolver la crisis econmica del pas, con Temer ambos fenmenos se potenciaron. Varios de los ministros, gobernadores, diputados y senadores de su partido (el PMDB) y l mismo estn involucrados en la red de corrupcin y lavado de dinero que envuelve al sistema poltico nacional. Peor an, las ltimas revelaciones demuestran que este ao, con la investigacin judicial en el centro de la escena involucrando a cientos de personas, el mecanismo delictivo no se detuvo.

Es paradjico que cientos de dirigentes polticos que impulsaron y votaron a favor del impeachment un ao atrs hoy son expuestos como corruptos por la justicia, mientras que a Rousseff no se la ha podido acusar de ningn acto de ese tipo. La nica causa que la tiene en la mira es la que lleva adelante el Tribunal Superior Electoral (TSE), que investiga el financiamiento de la campaa presidencial que llev al poder en 2014 a la candidatura Rousseff-Temer. Para el 6 de junio est previsto que el TSE analice la posible anulacin de la frmula electa por incurrir en financiamiento ilegal, hecho que determinara la destitucin de Temer de la Presidencia. Este escenario es calificado por muchos dirigentes cercanos al Gobierno segn la prensa brasilea como una salida honrosa para el ex vicepresidente.

Segn la ley brasilea, si el Presidente renuncia o es destituido habiendo pasado ya la mitad de su mandato y como ahora no hay vicepresidente que pueda asumir el presidente de la Cmara de Diputados debe ocupar temporalmente el cargo y en menos de 30 das convocar a elecciones indirectas. Este mecanismo dispone que el Congreso es el encargado de elegir a la persona que completar el mandato presidencial.

Aunque no puede descartarse ese escenario, en este momento el Congreso est plagado de personas acusadas por corrupcin, lavado de dinero y otros delitos y sufre un enorme desprestigio social, mientras la gran mayora de la poblacin exige elecciones directas e inmediatas. Para que la votacin pueda ocurrir, debe aprobarse una enmienda constitucional que requiere la aprobacin de tres quintas partes de los diputados y senadores.

Estocada final

El mazazo que termin de quitarle a Temer el apoyo de los medios de comunicacin, partidos aliados y algunos sectores empresariales se produjo el 17 de mayo. Ese da se conoci que el dueo de JBS, el mayor frigorfico de Brasil y Amrica Latina, grab una conversacin privada con Temer en la que el mandatario avala y pide mantener sobornos al ex presidente de la Cmara de Diputados y principal articulador del golpe parlamentario contra Dilma Rousseff, Eduardo Cunha, a cambio de su silencio en la justicia. Para nadie en Brasil es un secreto que el ex diputado conoce una gran cantidad de maniobras ilegales que podran llevar a la prisin a empresarios y polticos del pas, incluido el propio Michel Temer.

La primicia la dio O Globo, principal oligopolio meditico nacional, que desde ese da se puso a la cabeza de la ofensiva final contra el presidente no electo. La informacin aseguraba que los hermanos Joesley y Wesley Batista dueos de JBS le confirmaron al juez Edson Fachin, quien tiene a cargo la gigantesca causa de corrupcin y lavado de dinero conocida como Lava Jato, que grabaron a Temer en una reunin privada en Brasilia el 7 de marzo. Ambos se convirtieron en delatores al ingresar al sistema de delacin premiada que ofrece la justicia brasilea y una de sus tareas fue llegar hasta Temer.

Al da siguiente los audios circulaban por todos los medios del pas, incluso con fuerte repercusin internacional. En la conversacin difundida se oye que Joesley Batista le dice a Temer que estaba sobornando a Cunha y a su operador, Lcio Funaro, para que no contaran nada de lo que saben a la justicia. La respuesta textual del presidente fue: Tiene que mantener eso, sabe?. Estallado el escndalo, en un intento por ganar tiempo, Temer denunci que el audio fue manipulado y orden pericias judiciales. No renunciar!, grit en un mensaje de menos de cinco minutos frente a los periodistas que esperaban su pronunciamiento en la sede de gobierno.

En sus declaraciones judiciales, el empresario Joesley Batista asegur que Temer no fue quien orden pagar los sobornos, pero confirm que tena pleno conocimiento de la operacin. Las coimas fueron acordadas porque tanto Cunha como Funaro haban prestado varios servicios para el grupo J&F, dueo de JBS, y propiedad de la familia Batista. Gracias a la delacin, la Polica Federal film por lo menos el pago de una coima de 400 mil reales a la hermana de Funaro.

En otra conversacin grabada, Joesley Batista ofreci sobornos al dirigente poltico del Pmdb y hombre de confianza de Temer, Rodrigo Rocha, con quien se reuni por intermediacin del propio Presidente. Con Rocha, Batista acord el pago de 500 mil reales semanales de coimas por 20 aos, en el marco de un contrato de esa duracin firmado con la usina termoelctrica EPE, del grupo J&F. En la grabacin, Rocha contesta que llevar la propuesta arriba suyo, es decir, al presidente Temer. El pago de la primera cuota fue filmado por la Polica Federal.

Tambin fue grabado el senador y ex candidato presidencial Acio Neves (Psdb) pidiendo 2 millones de reales a Joesley Batista, dinero que fue entregado a un primo del senador, en una cena filmada por la Polica Federal. Los reales fueron depositados en una empresa de la senadora Zeze Perrella. Ante el escndalo, el Psdb expuls a Neves de la presidencia del partido y la justicia le quit sus funciones como senador. En la grabacin Neves pide que la persona designada para retirar el dinero sea alguien que puedan matar antes de que delate. El hecho ocurri en abril, ms de dos aos despus del estallido de la causa Lava Jato, lo que demuestra que la corrupcin institucional continu sin cambios.

Gracias a estas delaciones, a los hermanos Batista la Procuracin General les ofreci el fin de sus condenas, inmunidad en otras investigaciones judiciales que debe ser confirmada por el juez y una multa millonaria que equivale apenas al 7% de su patrimonio. Entre otras aberraciones, la empresa JBS soborn a funcionarios pblicos para poder distribuir carne procesada sin control sanitario.

Salvataje

Con el hundimiento de la legitimidad de los principales partidos polticos, atravesados por la corrupcin y la incesante revelacin de nuevos delitos, sectores que hace un ao arremetan con dureza contra el PT intentan ahora un nuevo acuerdo nacional que incluya a todas las fuerzas. El ex presidente Fernando Henrique Cardoso (Psdb) inici contactos con el ex presidente Lula, que lidera todas las encuestas ante una eventual eleccin presidencial anticipada. Tenemos que ser capaces de llegar a un entendimiento para no salir del mapa del mundo, declar para justificar la necesidad de establecer algunos pactos con el PT. Sobre Lula pesan cinco investigaciones judiciales con cargos de corrupcin, que en caso de avanzar podran inhabilitarlo para ser candidato presidencial.

Las conversaciones informales que articula Cardoso incluyen a dirigentes sindicales, de movimientos sociales como el MST, la Iglesia y otros sectores, as como a los tres partidos principales aunque en decadencia del pas: Pmdb, PT y Psdb. Su objetivo es alcanzar un pacto de gobernabilidad.

Por otro lado, el empresariado brasileo que promovi el impeachment a Rousseff y sostuvo a Temer para que impulsara una serie de reformas profundas en el Congreso, hace el mayor esfuerzo posible por sostener esa agenda pese al generalizado rechazo popular.

Desde la llegada del Vicepresidente al mximo cargo, los legisladores aprobaron la enmienda constitucional que congela el gasto pblico por 20 aos (prohbe su expansin por encima del ndice de inflacin) y una ley de tercerizacin laboral que permite esta prctica en todas las empresas. Pero estn pendientes la reforma del sistema de pensiones y jubilaciones que busca elevar la edad de jubilacin de las mujeres y establecer restricciones para acceder a este beneficio social bsico y una reforma laboral que ataca derechos fundamentales de trabajadores. Ambas tienen rango de enmiendas constitucionales y son combatidas con fuerza por sindicatos y centrales obreras, a la vez que rechazadas por el conjunto de la poblacin.

Con el argumento de dar confianza a los mercados eufemismo para impulsar medidas que amplen las ganancias los empresarios exigen la aprobacin de las reformas laboral y previsional antes de un eventual llamado a elecciones anticipadas. Depender de la movilizacin popular detener esa agenda, forzar elecciones directas e impulsar medidas que den otro rumbo al pas.

Fuente: http://americaxxi.com.ve/index.php/news-item/golpe-agotado-en-brasil-de-la-edicion-impresa/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter