Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2017

Mxico arde al calor empresarial (IV)

Ramn Csar Gonzlez Ortiz
Rebelin


Introduccin.

Como hemos venido sealando en las anteriores entregas, conforme ha avanzado en Mxico el proyecto empresarial, la clase trabajadora que somos la gran mayora, as como campesinos e indgenas, hemos quedado cada vez ms en una completa indefensin ante el despojo derivado de las concesiones que el gobierno mexicano ha otorgado a empresas particulares nacionales y extranjeras. De la mano de la actual globalizacin neoliberal, que se caracteriza desde el Norte hasta el Sur, por el desmantelamiento de los derechos laborales, medioambientales, sociales y humanos.

Dentro de una dinmica que socaba el derecho de los pueblos a decidir libremente sobre su futuro y de la soberana de los Estados. Y que se deriva de la concepcin de un nuevo sistema econmico y de una nueva lgica corporativa, diseada por las elites poltico-econmicas de los pases occidentales y las instituciones econmicas y financieras internacionales, quienes adems cuentan con la complicidad de las oligarquas de los pases del Sur. Se han consolidado as los derechos comerciales de los principales agentes del actual sistema capitalista predador: las empresas transnacionales1.

En Mxico el caso ms reciente de dicha situacin se ha expresado en la intencin de garantizar la seguridad jurdica de las inversiones privadas en los sectores energtico y minero, as como en proyectos de agua, impulsada por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), siendo que dicha seguridad pretende que las consultas a los pueblos indgenas no sean vinculantes, es decir, obligatorias.

A este respecto, Gerardo Gutirrez Candiani, presidente del CCE, en un encuentro con integrantes de la Unin Social de Empresarios de Mxico (USEM), dijo que: Trabajamos para garantizar la certidumbre jurdica en los registros pblicos de la propiedad y tenencia de la tierra, as como en la consulta indgena que nos afecta, sobre todo en las reformas, como la energtica, para que no sea vinculatoria y no nos obstruya los programas de inversin que tenemos2.

Y para complementar tal seguridad jurdica, se aprob en la Cmara de Diputados una nueva ley: la de Desarrollo Forestal Sustentable, mediante la cual la iniciativa privada podr tomar parte en la explotacin de bosques y selvas del pas. Votando a favor las bancadas del PRI, sus aliados el PAN y el Verde Ecologista. Pero, segn organizaciones sociales y especialistas que se ocupan de la defensa de los bosques y selvas, falt mayor discusin del contenido de la nueva ley. Y sobre todo, la opinin de las comunidades rurales, en especial las indgenas, siendo que en sus territorios se ubica la parte medular de la riqueza forestal y biolgica de la nacin3.

De suerte que tal seguridad jurdica, intenta cerrar un crculo en el cual los habitantes de ejidos y comunidades rurales de Mxico han sido los principales afectados, porque la mitad del territorio mexicano ha sido concesionado a empresas mineras. Equivalente a 92 millones de hectreas, que representan el 47 por ciento del territorio nacional y el 70% de las explotaciones mineras est en manos extranjeras, de las cuales las mineras canadienses dominan abrumadoramente. Adems de que, las compaas mineras y las de extraccin de hidrocarburos prcticamente gozan de exencin fiscal en el pas. Las mineras, por ejemplo, contribuyen tributariamente con tan slo el 0.6 por ciento de sus ingresos, adems de que disponen de una especie de licencia de facto para deteriorar impunemente el medio ambiente.

Daos ambientales y a la salud de los habitantes de las zonas de explotacin minera; por proyectos para la generacin elctrica y de produccin de hidrocarburos, que tienen su respaldo jurdico en la reforma energtica, reforma que legisladores del PRI, PAN, PVEM y PANAL impulsaron y aprobaron. Por medio de la figura de la servidumbre legal, se concede el derecho a las empresas particulares para transportar y almacenar hidrocarburos, maquinaria y el equipo que deseen sin importar si al abrir caminos daan el medio ambiente o afectan cultivos (Artculo 96 de la Ley de Hidrocarburos).

As tambin, las empresas particulares pueden exigir el despojo de los habitantes de las zonas que deseen explotar, amparados en la figura de la ocupacin temporal de la reforma energtica, por la cual pueden ocupar tierras de propiedad privada, ejidal y comunal hasta por 99 aos (Artculo 109 de la Ley de Hidrocarburos).

Todo lo cual ha devenido en el despojo de poblaciones enteras cada vez con mayor frecuencia en Mxico, para realizar megaproyectos mineros y energticos. Siendo que incluso desde antes de la aprobacin de la reforma energtica, se explotaban ya zonas como La Parota en Guerrero, La Yesca en Nayarit y Jalisco, El Cajn en Nayarit y La Venta en Oaxaca. Mxime ahora que las empresas particulares del sector dispongan de complementos jurdicos como la llamada seguridad jurdica, favorables al despojo de pobladores, es de esperarse que las injusticias aumenten4.

El avance del proyecto empresarial, al amparo de un capitalismo de Estado.

El proyecto nacional de Mxico que descansaba sobre las bases ideolgicas del nacionalismo revolucionario (emanado de la Revolucin de 1910) y la democracia social. Fueron paulatinamente rotos ante el avance en nuestro pas del proyecto empresarial nacional y extranjero. Eliminndose los planteamientos del nacionalismo, que implicaba la soberana y el inters nacional mediante la accin del Estado, as como se elimin la democracia social, expresin de la voluntad popular mediante el papel rector del Estado en la promocin del bienestar social de los sectores mayoritarios de la poblacin5.

Proyecto nacional que, entre 1925 y 1940, mediante el reparto agrario, la creacin de distritos de riego, la Comisin Nacional de Caminos, la Irrigacin, el Banco Nacional de Crdito Agrcola y el Banco Nacional Ejidal, creo las bases para el fortalecimiento del sector primario y minero exportador, especialmente en la agricultura del norte y noreste del pas. Y tras la nacionalizacin del petrleo en 1938, ste se convierte en un pilar para el desarrollo industrial de Mxico.

As tambin, las mejores tierras se empezaron a concentrar en manos de nuevos latifundistas, aprovechando las obras de riego se destinaron prioritariamente los cultivos a la exportacin de productos agrcolas de exportacin, lo cual sentaran las bases de un sector primario exportador, totalmente dependiente de las necesidades agrcolas de los Estados Unidos, que comercializaban productos como tomate, hortalizas, fresas, algodn, caf, henequn, azcar entre otros productos primarios como el camarn y el petrleo.

Desplazndose paulatinamente la prioridad de las inversiones pblicas del prspero sector agrcola hacia la industria y los transportes. Resolvindose mediante grandes inversiones de capital en el sistema ferroviario el problema del transporte interno, derivado del auge econmico del pas. Las inversiones pblicas tambin incrementaron en 80% la capacidad elctrica instalada y en 50% la capacidad de refinacin de petrleo, en un periodo de seis aos6.

De tal suerte se sentaron las bases que daran fuerza al periodo conocido como sustitucin de importaciones, sin metas especficas por cumplir, ni un declogo muy estricto, volvi prioridad nacional el fomento a las exportaciones, disminuir el dficit de la balanza comercial y la produccin en Mxico de la mayor cantidad de productos que se pudiera, a fin de desarrollar un planta productiva, empleo y fomentar el mercado interno. Todo con la finalidad de apoyar una industria nacional autctona con empresas nacionales pequeas y medianas.

De tal manera, desde 1940, cerca del 30% de toda la inversin pblica se dirigi hacia el sector industrial. Nacional Financiera de 1940 a 1950 dedic la mayora de sus financiamientos a largo plazo para las industrias bsicas destinadas a la sustitucin de importaciones, incluyendo fierro, acero y petrleo. Inversiones que con frecuencia se realizaron para subsanar la escasez de la oferta creada por las condiciones de la Segunda Guerra Mundial.

Adquiriendo el gobierno mexicano un alto compromiso respecto a la industrializacin desde la poca de Crdenas y particularmente durante la presidencia de Manuel vila Camacho, Miguel Alemn y Adolfo Ruz Cortines, dos fueron las principales polticas empleadas para aislar el productor nacional de la competencia extranjera. En los primeros aos se recurri a la proteccin arancelaria de forma importante para impulsar a los inversionistas nacionales a iniciar empresas que sustituyeran a las importaciones.

Por tales motivos, en 1948, la Secretaria de Economa fue facultada para promover diversos controles para la importacin y exportacin en ese momento disperso en diversas secretarias con el objetivo de proteger la industria nacional y frenar la creciente oleada de importaciones, porque los Estados Unidos retenan los mercados de bienes de consumo mexicanos y latinoamericanos.

De forma que, para 1950 se consideraba que una elevada tarifa arancelaria era un corolario lgico para lograr una industrializacin ampliamente difundida en el pas. As, se tomaron como puntos de apoyo concesiones fiscales como la Ley de Industrias Nuevas y Necesarias (1955). Disposicin que exentaba de impuestos a las empresas que demostraran ser nuevas o producir un artculo que anteriormente no se fabricara en Mxico y que fuera necesario. Adems, en cada estado de la Repblica se ofreca exenciones fiscales en impuestos prediales y estatales hasta por diez aos o ms a las empresas que se instalaran en su territorio.

Acordes con tal lgica, los terrenos industriales eran muy baratos y se encontraban dotados de todos los elementos indispensables para la marcha adecuada de sus negocios, ms todava se encontraban cerca del mercado ms grande del pas, la Ciudad de Mxico.

Ms todava, por acuerdo presidencial el 13 de septiembre de 1961 se seal la conveniencia de ampliar los incentivos fiscales que tenan por objetivo beneficiar a los exportadores de manufacturas, en aquellos impuestos que afectaran sus resultados, crendose as los incentivos fiscales conocidos como el subsidio triple. Estos en su conjunto comprendan un beneficio por la cantidad equivalente hasta por el total del impuesto de importacin que causaran las materias primas, materias auxiliares, y partes o piezas que no se fabricaran en el pas; un beneficio equivalente a la cuota federal del 18 al millar en el impuesto sobre ingresos mercantiles, cuando se tratara de exportacin consumada y a condicin de que el impuesto no hubiera sido repercutido o trasladado a terceros y de que los productos se encontraran exentos del impuesto de exportacin; un beneficio equivalente a la parte proporcional del Impuesto Sobre la Renta, correspondiente a la utilidad gravable de incremento que registraran las exportaciones de productos manufacturados del ejercicio anterior. Dicho subsidio poda ascender hasta 100% del impuesto al ingreso global de las empresas por tal incremento, sin que en ningn caso pudiera exceder de 50% del impuesto total sobre la utilidad gravable durante el ejercicio por concepto de exportaciones.

Y otro tanto hizo la Regla 14 de la Tarifa de Impuesto General de Importacin, que sin ser un incentivo que se ofreciera directamente al exportador de manufacturas, otorgaba, con el fin de fomentar el desarrollo industrial del pas, la ventaja de clasificar arancelariamente como unidades completas a las mquinas o aparatos que para facilitar su transporte o su instalacin o por condiciones de la propia fabricacin se importaran desarmados en ms de una remesa, resultando en un ahorro de impuestos, ya que normalmente las partes sueltas de maquinaria pagan ms impuestos de importacin que las mquinas completas. En tanto que tambin se subsidio hasta con un 50% del impuesto de importacin por las mquinas o equipos que se destinaran directamente a la instalacin, ampliacin o modernizacin de plantas industriales, ventajas que podan ser aprovechadas al mismo tiempo7.

Observndose lo significativo de tales cambios en el desplazamiento del sector ocupacional de la poblacin, as como en el producto. Siendo que en 1940, el sector agrcola empleaba un 65% de la fuerza de trabajo en el pas y constitua ms del 23% del producto nacional bruto. Tres dcadas ms adelante el sector agrcola emplear menos de la mitad de la fuerza de trabajo y contribua en 16% al producto nacional agregado. En contra parte, las actividades, manufactureras elevaron su participacin en el producto interno total, de 17.8% al 26% y emplearon ms del 16% de la fuerza de trabajo.

Registrndose las ms altas tasas de crecimiento en el sector industrial, a excepcin de la minera. De tal forma, de 1965 a 1968, los sectores manufactureros, de la construccin y de la energa elctrica crecieron todos a tasas anuales medias del 9% o mayores. As, en 1970 Mxico era en gran medida autosuficiente en la produccin de comestibles, productos petroleros bsicos, acero y la mayor parte de bienes de consumo. Y de 1950 a 1966 la produccin de acero y otros artculos metlicos creci a una tasa anual de 11.5%, la produccin de maquinaria en un 10%, la de vehculos y equipos de transporte en 10.7%, los productos qumicos en un 12.5%.

Mientras que el sector manufacturero para 1971 produca entre otros artculos, motores de automviles, ejes traseros, frenos hidrulicos, tractores, motores industriales, palas mecnicas, televisores a color, transformadores elctricos, unidades de aire acondicionado y equipos elctricos para oficina8.

Y tal situacin condujo a una eminente concentracin y centralizacin de capital manifiesta en el hecho de que no ms de 500 o 600 familias acapararn gran parte de las mejores tierras de riego y con ellas el agua, el crdito, las instalaciones productivas, el equipo y los implementos ms modernos de esa poca. As tambin los grandes ganaderos, estimados en no ms de 100 o 150 en toda la Repblica en 1970, eran los principales propietarios de las mejores fincas y casi todo lo que haba de ganado fino e instalaciones productivas modernas.

De suerte tal que, la industria en sentido estricto tampoco era patrimonio de la Nacin, sino propiedad de contadas empresas:

As, de los 42 millones de mexicanos que habitaban nuestro pas en 1967, cuya fuerza de trabajo se estimaba en cerca de 14 millones de hombres y mujeres. Slo 1500 o 2000 familias seran los grandes propietarios del capital, hechas al amparo del sector pblico y la llamada iniciativa privada. Comerciantes, industriales, banqueros, terratenientes y funcionarios y ex funcionarios pblicos, amasaron grandes fortunas y se convirtieron en el sector ms poderoso de la burguesa mexicana, constituida por nombres como: Pablo Dez, Abelardo Rodrguez, Carlos Trouyet, Migue Alemn, Bruno Pagliai, Aarn Senz, Luis G. Aguilar, Jenkins-Espinosa Iglesias, Jorge Larrea, los hermanos Vallina, los hermanos Guzmn, Gastn y Emilio Azcrraga, las familias Bailleres, Garza Sada, Longoria, Braniff, Rivera Torres, entre otros.

Otras familias que participaron simultneamente en el comercio, la banca, la industria, la agricultura y la ganadera. Fueron la familias Arango, Ontan, Ruiz Galindo, Bremont, Legorreta, Servige, Gonzlez (comercial Mexicana), el grupo ICA-Bernanrdo Quintana, as como participaron los nombres de Rmulo O Farrill, Hugo Salinas, Joel Rocha, Garca Valseca, hermanos Esteve, Manuel Surez, Carlos Gmez, Jaime Garza, Cayo Zapata, Moiss Coso, Miguel Abed, Elas Sourasky, Carlos Prieto, Gabriel Alarcn y Julio Serrano.

Mientras que a escala local y regional participaron en la concentracin de capital nacional en:

El Grupo Monterrey y la Crisis del capitalismo de Estado.

La concentracin de capital que hemos descrito en nuestro pas, se cumple de manera particular en Monterrey, Nuevo Len. Ejemplificado a partir el Grupo Monterrey, grupo que tiene sus races en 1890, cuando Isaac Garza y Francisco G. Sada fundan la fbrica de cerveza Cervecera Cuauhtmoc.

Tras el xito obtenido en la Cervecera, crearon una planta de corcholatas metlicas (Fbricas Monterrey, S.A). En 1909 crearon una fbrica de vidrio (Vidriera Monterrey, S.A.). En 1926 establecieron una fbrica de cartn (Empaques de Cartn, S.A.). En 1936 el grupo comenz a producir sus propias materias primas y a procesar los desperdicios y alimentos para ganado bovino y avcola (Malta, S.A.). En 1942, debido a que no podan obtener de Estados Unidos suficientes lminas de acero, fundan su propia planta (Hylsa, Hojalata y Lmina, S.A.). En 1943 crearon el Instituto Tecnolgico de Monterrey, con el propsito de satisfacer sus necesidades de personal calificado. En 1945 entraron al negocio de la industria qumica para cubrir los requerimientos de su fbrica Cydsa (Celulosa y Derivados, S. A.).

Todo lo cual devino de la industria metalrgica que se inicia en Monterrey a principios de siglo mediante Accionistas de la Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, quienes eran Isaac Garza, Francisco G. Sada, Jos Caldern Jr. Y Jos A. Muguerza. Siendo la siderrgica Hylsa la fuente bsica de la industrial que posteriormente encumbrara el grupo Alfa, y que deriva de la modernizacin iniciada a principios de siglo XX en Monterrey con Fundidora, la Nuevo Len Smelting and Manufacturing Co., la Compaa Minera, Fundidora y Afinadora Monterrey y la Gran Fundacin Nacional Mexicana11.

Y de las doce empresas a las que dieron lugar la Cervecera, estas fueron agrupadas en un holding (sociedad tenedora de acciones), Valores Industriales, S.A. Misma que se fortalece en 1973, cuando se crean las llamadas unidades de fomento industrial y turstico. De manera que para 1974 y 1980 crece de forma desmesurada, teniendo menos de 100 empresas en 1974 pasar a controlar cerca de 375 en 1980. Clasificndose sus conglomerados entre los primeros del pas y de Amrica Latina, aparecen Alfa y Visa en las prestigiadas listas de las 500 empresas ms grandes del mundo, excluyendo a Estados Unidos.

De tal suerte, las cuatro holdings del Grupo Monterrey, para finales de los sesenta detentaban el 60% de la produccin de los consorcios ms fuertes de Nuevo Len. Y para 1980, de acuerdo con el Centro de Informacin y Estudios Nacionales, las empresas del grupo haban vendido 110,200 millones de pesos, contaban con activos por 193,426, un capital contable de 84,742 y sus utilidades ascendan a 7,598 millones, en tanto que la fuerza de trabajo que utilizaban sumaba 175,136 trabajadores. Cubriendo sus actividades ms de 50 ramas econmicas: producan acero y tecnologa, fibras qumicas y metales no ferrosos, televisores y programas de televisin, alimento para el ganado y tibones, tractores y licuadoras; operaban hoteles, restaurantes, centros de estudio y supermercados; explotaban minas y bosques; manejaban bancos y bolsas de valores12.

Destacando en todo lo descrito, el hecho de que las empresas que dieron origen al Grupo Monterrey fueron fundadas con capitales provenientes de actividades econmicas internas: comercio, agroexplotaciones, especulacin, manufactura, etc. Todas estas actividades las cuales contaron con aportaciones menores de capital extranjero. Sin embargo, para 1979 esta situacin se modificara y se podr observar a partir de ideas como la de Andrs Marcelo Sada, quien sealara que la inversin extranjera en Mxico no era nociva como muchos pensaban. Por lo cual asociarse con el capital extranjero era lcito y positivo, dentro de las condiciones que la legislacin previera y lo permitiera.

Y dentro de tales premisas Cydsa ser penetrada abrumadoramente por el capital extranjero, igual que el resto de la industria qumica. Registrndose en 1979 un 40% de participacin extranjera dentro de sus principales filiales. Siendo que desde sus inicios Cydsa naci subordinada a la tecnologa extranjera y su existencia obedecera por tales motivos a los constantes cambios tecnolgicos generados desde los centros internacionales que monopolizan dicha tecnologa13.

Convirtindose el Grupo Monterrey paulatinamente, en un enclave del capital financiero internacional en Mxico. Lpez Portillo reivindicara la relevancia de su estatus al declarar a dicha ciudad como acreedora de la nacin. Mientras que Eugenio Garza Laguera, entonces presidente de Visa, ser conocido en el mundo de las trasnacionales por su cargo en el extranjero como director del Texas Commerce Bank y consejero del IBM International, as como de la Wells Fargo International.

A la vez que Visa ser poseedora de intereses en 16 bancos estadounidenses, por lo que exportar capitales hacia ese pas. Mientras que Alfa permitir la entrada de capital extranjero a partir de catorce corporaciones de Europa, Japn, Estados Unidos y Canad. Exportndose as capitales hacia esos pases, tanto por la va financiera como en forma de utilidades. Originados a partir de la explotacin de la fuerza de trabajo mexicana y los subsidios que el Estado mexicano le proporciono a sus empresas.

Con subsidios proverbiales que el Estado mexicano le proporciono al Grupo Monterry por conceptos como: derivados del petrleo, electricidad, transporte ferroviario, agua, exencin de impuestos y dems. Grupo Monterrey se convirti en grupo de avanzada para las operaciones del capital extranjero en Mxico. Grandes obras de infraestructura, readecuacin de los criterios de explotacin de recursos naturales de acuerdo a sus necesidades o imposicin de topes salariales. Toda le ha venido siendo transferido al costo a las trasnacionales por sus socios mexicanos14.

Alfa, perteneciente al Grupo Monterrey, en ascensin vertiginosa seria el sinnimo privado del apogeo que el petrleo permiti. En 1975-1976 compra la mayor parte de las acciones de Nylon de Mxico, de Polioles, de Philco, del Hotel Las Hadas; crea Casolar, el macrodesarrollador, empresa dedicada a bienes races y centros tursticos; inicia la operacin de la mina Draco; incorpora Filiales Acero y vende tecnologa a Venezuela como parte de su expansin en el ramo del acero. En 1977 compra Fibras Qumicas en donde la trasnacional AKZO participa como socio minoritario y compra Megatek en asociacin con la tambin trasnacional Hytachi.

Alfa seguir su expansin abriendo la segunda planta de fierro esponja en Puebla y aumenta su produccin de aceros planos activando el proyecto 860 en Monterrey. En 1978 se aduea de Petrocel, Magnavox, Admiral, Celulsicos, Centauro, la mina La Florida, Poliuretanos de Mxico, y para la produccin de la qumica secundaria Polioles y coinvierte con Ford Motor Company para fabricar cabezas de aluminio para motores Nemak. As durante ese ao los ingresos totales y las utilidades de Alfa llegaron, respectivamente, a 19,061 y 1,890 millones de pesos, y sus recursos humanos se estimaban en unas 22,217 personas.

Considerndose el bienio 1979-1980 como la cumbre del crecimiento y la diversificacin de Alfa. Extendindose del acero, el papel y la celulosa, la petroqumica, los televisores, el turismo, las fibras qumicas, los motores elctricos, a las bicicletas y motocicletas, la maquinaria agrcola, la carne y sus derivados, los aparatos elctricos para el hogar. Y pasando a formar parte de su portafolio firmas como Magnavox, Massey Ferguson, FUD. Llegando en 1980 sus informes en activos totales a: 91,055 millones de pesos (5.4 veces ms que en 1976); ventas por: 46,221 millones (5.3 veces ms que en 1976); capital contable: 38,716 millones (5.6 veces ms que en 1976); utilidades por: 3,733 millones (5.3 veces ms que en 1976)15.

Pero no obstante tal auge, para 1982 Alfa se encontrara en quiebra al igual que todo el Grupo Monterrey sufrir un duro revs econmico. Cimentados Lpez Portillo y Grupo Monterrey sobre el auge petrolero, juntos tambin caern ante la crisis que sufrir por esas fechas el capitalismo mundial. Pero ese ser el tema de nuestra siguiente entrega, as como las alianzas que se gestaran entre la derecha, los empresarios nacionales vinculados al capitalismo trasnacional y la nueve formula de transferencia de valor por despojo en Mxico.


Bibliografa.

Revista Mexicana de Ciencias Polticas y Sociales, UNAM, FCPyS. Nmero 121. 1986.

Revista Mexicana de Ciencias Polticas y Sociales, UNAM, FCPyS. Nmero 124. 1986.

Revista Mexicana de Ciencias Polticas y Sociales, UNAM, FCPyS. Nmero 222. 2014. Hansen D. Roger. La poltica del desarrollo mexicano. Siglo XXI editores, 14a edicin.

Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Editorial Nueva Imagen, tercera edicin. 1982.

Aguilar M. Alonso y Carmona Fernando. Mxico: riqueza y miseria. Editorial nuestro tiempo. Tercera edicin.

Hemerografa.

Sin embargo. La indefensin del mexicano ante la industria extractiva. Por: Sergio Saldaa Zorrilla. abril 18, 2017.

ANNUR, TV. Per: cientos de indgenas toman instalaciones de petrolera canadiense. 28 de abril, 2017.

La Jornada. Empresarios plantean desvincular la opinin de indgenas sobre proyectos. Viernes 17 de abril de 2017.

Rebelin. Los orgenes del neoliberalismo en Mxico. Por: Aldo Fabin Hernndez Sols. 20-01-2017.

Rebelin. El escudo de las empresas transnacionales: el rgimen de comercio e inversin. Por: Raffaele Morgantini. 10-01-2017.


Notas

1 Rebelin. El escudo de las empresas transnacionales: el rgimen de comercio e inversin. Por: Raffaele Morgantini. 10-01-2017.

2 La Jornada. Empresarios plantean desvincular la opinin de indgenas sobre proyectos. Viernes 17 de abril de 2017.

3 La Jornada. Lunes 13-03-2017.

4 Sin embargo. La indefensin del mexicano ante la industria extractiva. Por: Sergio Saldaa Zorrilla. abril 18, 2017.

5 Revista Mexicana de Ciencias Polticas y Sociales, UNAM, FCPyS. Nmero 121. 1986. Pg. 90-95.

6 Hansen D. Roger. La poltica del desarrollo mexicano. Siglo XXI editores, 14a edicin. Pg. 63.

7 Ortiz Wadgymar Arturo. Mxico en ruinas. El impacto del libre comercio. UNAM, IIE, 2010. Pp. 87-91.

8 Hansen D. Roger. La poltica del desarrollo mexicano. Siglo XXI editores, 14a edicin. Pg. 58.

9 Aguilar M. Alonso y Carmona Fernando. Mxico: riqueza y miseria. Editorial nuestro tiempo, 1969. Tercera edicin. Pp. 33, 34, 35.

10 Aguilar M. Alonso y Carmona Fernando. Mxico: riqueza y miseria. Editorial nuestro tiempo, 1969. Tercera edicin. Pp. 36-37.

11 Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Editorial Nueva Imagen, tercera edicin. 1982. Pp. 20-21.

12 Ibd. Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Pp. 22-23.

13 Ibd. Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Pg. 42.

14 Ibd. Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Pp. 45-47.

15 Ibd. Nuncio Abraham. El grupo Monterrey. Pp. 169-170.


Ramn Csar Gonzlez Ortiz es licenciado en Sociologa y Maestro en Estudios Polticos y Sociales por la FCPyS de la UNAM. Actualmente es profesor adjunto en la misma FCPyS, de las materias: Sociologa latinoamericana: temas contemporneos y Sociologa contempornea.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter