Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2017

Elecciones del Estado de Mxico

FRAGUA


Una vez ms, estamos a unos das de que se lleven a cabo las elecciones a gobernador en el Estado de Mxico, Coahuila y Nayarit y a prcticamente un ao de la eleccin presidencial del 2018. Ante esta coyuntura electoral, creemos acertado contribuir a este debate, como ya se ha manifestado en artculos anteriores de FRAGUA, donde consideramos que la discusin sustancial no est en votar o no votar, pues, aunque se participe o no en la jornada electoral, ese simple hecho aislado no transformar de fondo las condiciones de vida del pueblo trabajador. En este sentido es importante denunciar el desperdicio de recursos destinados al presupuesto de las elecciones estatales a gobernadores en cuatro entidades federativas, que da como resultado una cifra superior a 4 mil 28 millones de pesos. Concretamente en el Estado de Mxico un total de 826 millones 368 mil 196 pesos fueron aprobados por el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Mxico (IEEM) para los nueve partidos polticos con registro, adems del dinero extra de dudosa procedencia. Ante tal despilfarro vale recordar que en nuestro pas hay ms de 55 millones de pobres y que a diario sufren las deleznables condiciones de vida que otorga a la mayor parte del pueblo el sistema capitalista.

Como habitantes del Estado de Mxico y en particular en la zona oriente, hemos participado en diferentes debates con vecinos y organizaciones fraternas para compartir nuestra posicin ante las prximas elecciones. Sin duda alguna coincidimos en que existe un hartazgo de la gente por las estructuras partidistas y su actuar, ms an, por los 87 aos que lleva gobernando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el estado que representa su principal bastin poltico, adems de que es la cuna del grupo Atlacomulco (lite poltica).

Y a esto hay que sumarle las miles de personas desaparecidas, la falta de empleos, la pobreza en la que est sumergido el 49% del total de la poblacin, la inseguridad y los feminicidios, situacin que se agudiz en la ltima dcada y que segn las cifras de los periodistas de 2006 a 2012 se contabilizaron 1 997 casos de feminicidios, ms del doble de casos documentados en un periodo de 20 aos en Ciudad Jurez, Chihuahua.

Es evidente que la poblacin mexiquense no est dispuesta a seguir permitiendo esta situacin, por lo que anhela y exige un cambio.

En ese sentido, muchos vecinos le apuestan a darle una leccin al PRI y sacarlo del gobierno, su opcin se traduce en votar por la Maestra Delfina Gmez, la candidata de Movimiento de Regeneracin Nacional (Morena).

Otros ciudadanos y algunos sectores organizados que rechazan la construccin del nuevo aeropuerto, as como los afectados por la construccin de las 700 casas en Texcoco por la empresa ARA durante la gestin de Morena, consideran que este partido forma parte del mismo juego poltico, pues por todos es conocido que el grupo que controla Morena en Texcoco es el Grupo de Accin Poltica (GAP), antes perredista hoy parte de Morena, el cual ha vivido de los cargos pblicos, con nulos beneficios a la poblacin y que hoy muestran la limitacin e incongruencia de sus acciones con la poltica que predican.

En un taller que impartimos a usuarios de la energa elctrica sobre la caracterizacin de los partidos polticos, explicamos a qu clase representan dichos partidos, concluimos que stos representan a la burguesa y a la pequea burguesa, que nosotros como pueblo y clase proletaria no estamos representados por ellos,   que debemos conformar nuestras propias organizaciones y luchar por nuestros derechos de manera independiente, es decir, sin depender de los partidos polticos.

Muchos nos han preguntado cul es nuestra posicin al respecto, incluso nos han tratado de convencer para llamar a votar por Morena. Al respecto, nosotros respondemos que no nos oponemos ni criticamos a la gente que noblemente cree que dicho partido puede llegar a ser un cambio, as como tampoco a quienes consideran no participar en los comicios al considerarlo una farsa; sin embargo, les decimos que nuestra accin no se debe limitar a emitir o no un voto, pues en ambos casos se conlleva una responsabilidad: qu harn si nuevamente no se respeta la voluntad popular?, qu estamos haciendo para contribuir a ese cambio que todos anhelamos?

Como Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular hemos difundido nuestro Programa Mnimo de Lucha, donde invitamos a la gente a organizarse en torno a demandas muy concretas, sin perder de vista que realmente las transformaciones necesarias para todos slo se lograrn con la construccin de un sistema poltico y econmico realmente democrtico, una sociedad socialista, donde no seamos vistos como mercancas con mseros sueldos que podemos ser desechados en cualquier momento.

Debemos aprovechar la presente coyuntura para reafirmar nuestra posicin de respeto a la participacin electoral, pero sin olvidar lo fundamental de estar y reforzar la organizacin permanente desde abajo, desde los obreros, estudiantes, campesinos, profesionistas, y reconocernos como actores fundamentales para lograr la transformacin de la realidad y alcanzar las metas histricas de la humanidad: una vida digna para todos, sin explotados ni explotadores. Y hay que recordar que la conquista de los derechos es fruto de las diversas luchas populares, no son concesiones o actos de buena fe de los gobernantes

Nota:

Este artculo fue publicado como parte de la seccin ANLISIS del No. 25 de FRAGUA, rgano de prensa de la Organizacin de Lucha por la Emancipacin Popular (OLEP), Mayo-Junio 2017.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter