Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-06-2017

Es hora de una reforma fiscal justa en Europa

Paul Tang
CTXT

La UE debe negarse a participar en la carrera por gravar cada vez menos las ganancias empresariales y apostar por un impuesto comn de sociedades


PIXABAY

En los ltimos segundos de sus primeros 100 das en el cargo, Donald Trump public el mayor recorte fiscal de la historia de EE.UU.. La espectacular rebaja del impuesto de sociedades demuestra que el mandatario quiere hacer que Estados Unidos sea grande de nuevo en el nefasto juego de la competicin tributaria internacional. Para resistirse a ello, Europa debera acelerar sus esfuerzos por establecer un impuesto comn a las ganancias.

Parece difcil conciliar ambos extremos: el hombre que se presenta como el paladn del pueblo estadounidense propone reducir drsticamente la base imponible a los emprendedores y a las multinacionales, que pasara del 35% al 15%. Al mismo tiempo, deroga el impuesto de sucesiones y baja los impuestos a los ms pudientes. Perdonar a los ricos y no a las clases medias es engaar a su electorado, de la mano de Steve Mnuchin, secretario del Tesoro y antiguo banquero Goldman Sachs, que defiende que la rebaja fiscal se pagar sola al estimular la inversin y el crecimiento. Se parece a la poltica econmica vud de Ronald Reagan, que se basaba en la lgica de que unos impuestos ms bajos generaran un mayor crecimiento, pero que al final solo generaron mayor deuda.

La propuesta de Trump cabe en una sola pgina, un formato que se asemeja al programa electoral tamao A4 que present el populista holands Geert Wilders: poblado de expectativas y promesas, pero falto de detalles. Un asunto no menor que s figura en el documento es que EE.UU. tiene la intencin de adoptar un sistema segn el cual las empresas estadounidenses ya no tendrn que pagar impuestos por sus ganancias en el resto del mundo, lo que se conoce como sistema tributario territorial. Si sumamos esto a la tarifa sorprendentemente baja del 15%, no deberan faltar alicientes para que las empresas trasladaran su actividad y su recaudacin de vuelta a EE.UU. Lo que esto significa es que Estados Unidos pretende alcanzar el primer puesto en la carrera por gravar las ganancias cada vez menos.

No es seguro que el proyecto de ley logre superar ambas Cmaras, ya que los republicanos no estn cmodos con la falta de justificacin financiera y evidentemente los demcratas discrepan sobre los aspectos fundamentales. Adems, completar los detalles del plan llevar su tiempo.

Si se realiza, la propuesta no solo perjudicara a EE.UU., un pas en el que la desigualdad sigue aumentando, sino que el resto del mundo tambin se vera afectado. Esta tctica encaja dentro del renovado patrn proteccionista y de las polticas de empobrecer al vecino. En la dcada de 1930, se persigui el mismo objetivo mediante devaluaciones competitivas, pero hoy en da (con una movilidad de capital mucho mayor), los principales resortes que se activan son los impuestos a las empresas.

Algunas plataformas internacionales han intentado detener esta espiral proteccionista. El G20 ha reclamado a la OCDE que acte para evitar la elusin de impuestos. Los acuerdos de la OCDE, adoptados en Europa mediante una directiva contra la elusin fiscal, han ayudado a erradicar las grandes rutas de desviacin de ganancias libres de impuestos. Sin embargo, las medidas no prestan la suficiente atencin a la competicin entre regmenes arancelarios y reducciones fiscales entre pases.

En este sentido, es de suma importancia que Europa responda con firmeza a esta estrategia unilateral de EE.UU., sobre todo si consideramos el Brexit. En el Reino Unido, hay quien defiende un impuesto de sociedades ultra bajo como parte de una estrategia para convertirse en la Singapur de Europa. Europa podra ceder a esta lgica de a ver quin baja ms, pero eso solo conllevara un perjuicio para la renta pblica y, en ltima instancia, para el contribuyente. Tambin podra optar por dar ejemplo, poner fin a esta carrera a la baja, e implementar un sistema tributario que exigiera una contribucin justa a todas las empresas dentro y fuera de Europa.

Este ltimo mtodo sera preferible. Actualmente, las pymes pagan un 30% ms que las empresas multinacionales, y esto supone jugar en desigualdad de condiciones. Actualmente, los empleados aportan una contribucin cada vez mayor al pastel tributario. Para jugar en igualdad de condiciones y competir de manera justa es necesario poner fin a la elusin fiscal.

La nueva propuesta europea de establecer una base imponible consolidada comn del impuesto de sociedades garantiza a las empresas que solo tendrn que lidiar con una en lugar de 28 autoridades. Adems, ya no se podrn obtener ganancias mediante turbias prcticas de fijacin de precios de transferencia, sino a travs de factores reales como facturacin, empleo y capital. Esto detendra el juego del traslado de beneficios. Si adems introducimos un lmite mnimo, es decir, un arancel mnimo necesario sobre las ganancias, ausente en la propuesta actual, sera prcticamente imposible intentar competir por los motivos equivocados. Europa podra ejercer el mando dando ejemplo.

Europa puede y debe idear una respuesta apropiada a la retrica de Trump, y negarse a abrazar el clamor que demanda proteccionismo y una reduccin del impuesto sobre sociedades, bajo la falsa promesa del crecimiento y el empleo. La respuesta debera ser un impuesto comn a las ganancias. Ya es hora de que los pases miembros de la UE comiencen a trabajar para lograr, parafraseando a Trump, la mayor y ms justa reforma fiscal de la historia de Europa.

Paul Tang es un eurodiputado holands del grupo S&D (Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demcratas).

Traduccin de lvaro San Jos

Este artculo est publicado en Social Europe

Fuente: http://ctxt.es/es/20170531/Firmas/12869/Reforma-fiscal-UE-EEUU-impuesto-de-sociedades-Paul-Tang-CTXT.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter