Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2017

Maquiavelo en el Estado de Mxico

Eduardo Nava Hernndez
Cambio de Michoacn


En la ltima etapa de las campaas electorales por el Estado de Mxico se produjeron interesantes cambios que favorecieron, fundamentalmente, a la candidata de Morena, la profesora Delfina Gmez lvarez. No fue slo la declinacin del candidato petista scar Gonzlez Yez (3 por ciento de preferencias en algunos sondeos), sino el apoyo que importantes lderes magisteriales como Rafael Ochoa Guzmn ex secretario general del SNTE y Fernando Gonzlez yerno de Elba Ester Gordillo y ex subsecretario en la SEP en el gabinete de Felipe Caldern le brindaron al llamar a los maestros de la entidad a votar por ella, su colega. Diversos empresarios locales han manifestado tambin su respaldo a la ex presidenta municipal de Texcoco, al igual que dirigentes medios y militantes de base del PRD y sindicatos y organizaciones campesinas anteriormente alineados con otros partidos. En el cierre de campaa, personajes perredistas como Pablo Gmez acudieron en su apoyo y llamaron a la militancia de su partido a votar por ella.

A nadie escapa la importancia de la eleccin mexiquense dada la relevancia econmica, demogrfica y, particularmente en el presente sexenio presidencial, poltica de la entidad. Es el prembulo inmediato, adems, a la eleccin presidencial de 2018, en el que se miden las fuerzas con las que los partidos y sus bases de apoyo llegarn a esta ltima. Con amplia razn, Morena y otros partidos de oposicin, as como analistas y observadores, han denunciado que se trata de una eleccin de Estado en la que el gobierno federal y los gobernadores priistas estn interviniendo con recursos y operadores, ante la inmutabilidad y pasmo del INE y la Fepade.

Para el Morena, los comicios mexiquenses representan la posibilidad de desplazar a la derecha panista del histrico segundo lugar en esta entidad y ubicar la de centro-izquierda como la verdadera competidora del partido oficial e incluso derrotarlo. Este triunfo reforzara y consolidara a Andrs Manuel Lpez Obrador como el candidato ms fuerte para el 2018, muy por encima de cualquiera de los precandidatos priistas o del PAN.

El sbito ascenso de Delfina Gmez, y el inters estratgico que el gobierno federal y el priismo le atribuyen a esta eleccin hacen difcil un pronstico, incluso a partir de los sondeos conocidos. En su mayora, stos han registrado un empate tcnico entre la candidata morenista y el aspirante del PRI, Alfredo del Mazo, empate que podra haberse roto con las ms recientes adhesiones a la primera. Un factor que podra pesar tambin en el resultado es el alto nivel de rechazo de alrededor del 65 por ciento al PRI como partido, lo cual podra orientar el voto til y el de los indecisos en favor de la texcocana. El partido oficial recurrira, as, a todos sus instrumentos y artimaas para asegurarse el triunfo, comenzando desde luego por la compra masiva de sufragios y llegando quiz a actos de provocacin y violencia que alejen a los votantes de las urnas.

Mas los comicios del Estado de Mxico podran tener, ms all de lo ya sealado, una importancia trascendente en el mbito nacional. La crtica que hoy se hace a Morena, a su candidata y a Lpez Obrador es la de la supuesta alianza con personajes varios provenientes de lo que este ltimo suele llamar la mafia del poder. No son slo los mencionados dirigentes magisteriales, del grupo de Elba Esther Gordillo, sino Esteban Moctezuma (colaborador de Ricardo Salinas Pliego, pero tambin hermano de Pablo Moctezuma, de antao lopezobradorista y hoy jefe delegacional morenista en Azcapotzalco), el empresario neoleons Alfonso Romo, el ex secretario de Turismo de la Ciudad de Mxico y consuegro de Carlos Slim, Miguel Torruco, as como otros polticos y capitalistas.

Se trata de alianzas reales o de aceptar apoyos externos a una candidatura fuerte con perfil ganador? Ciertamente estas adhesiones implican o pueden implicar un desplazamiento de Lpez y su partido hacia la derecha, y su acercamiento pragmtico a ncleos hasta hace poco adherentes al grupo gobernante.

Pero lo que est ocurriendo en el Estado de Mxico, y en la construccin del escenario electoral de 2018 puede ser visto tambin desde otra perspectiva. Lpez Obrador est otra vez en una posicin, como en 2006 y 2012, de disputa real de la presidencia de la Repblica y, por ahora, Delfina Gmez y Morena en la del gobierno mexiquense. En esa perspectiva, se trata ante todo de resolver una ecuacin donde se ha partido como polo dbil pero en el que se ha alcanzado, al menos, un equilibrio de fuerzas que tiene que definirse hacia uno u otro de los antagonistas en pugna. Conforme a una lgica realista del poder como la que planteara Maquiavelo, la accin de Morena y Lpez Obrador es impecable: es anteponer la eficacia en la lucha por el poder a las consideraciones de orden moral e inclinar la balanza a su favor aun allegndose apoyos que en otras condiciones apareceran como indeseables. No es un dilema que enfrenten otras expresiones de izquierda o centro-izquierda, porque no se han encontrado en una situacin semejante de disputa real por el aparato de Estado por la va electoral.

Y en realidad lo que se expresa en el Estado de Mxico y, en perspectiva, en la eleccin presidencial de 2018, es algo an ms fundamental. Despus de casi tres dcadas, asistimos al inicio de la descomposicin del bloque de poder oligrquico-financiero (que no mafia del poder) construido por Carlos Salinas de Gortari, que permiti incluso la alternancia de mando interpartidario sin perder su ser ni su objeto fundamental.

Recordemos. Ese bloque de poder se inici el 2 de diciembre de 1988 cuando la dirigencia de Accin Nacional, integrada por Luis H. lvarez, Carlos Castillo Peraza, Diego Fernndez de Cevallos y Abel Vicencio Tovar, se entrevist en el Palacio Nacional con el recin ungido presidente. Ah, Salinas se comprometi con los panistas a cumplir un pliego de cinco puntos: reforma electoral y nuevo padrn electoral inviolable, reforma al artculo 27 para liberar al ejido, reprivatizacin de la banca, defensora de los derechos humanos (un ombudsman) y reconocimiento de derechos a las iglesias y sus ministros (ver de Martha Anaya 1988: el ao que call el sistema). Al salir de esa entrevista los panistas declararon que, si bien el gobierno de Salinas estaba manchado de origen por el fraude electoral, podra legitimarse en el poder con acciones de gobierno. Manuel Clouthier, el belicoso ex candidato presidencial, no asisti a esa reunin y habra de morir meses despus en un trgico accidente de carretera.

Tras la alianza con el PAN, Salinas incorpor, mediante reformas constitucionales y a las leyes secundarias, a la Iglesia. Con la reprivatizacin de la banca y la venta de empresas paraestatales (Telmex, mineras, etc.), gener una nueva oligarqua financiero-industrial; y renov el aparato corporativo tradicional cambiando los liderazgos en el sindicato petrolero (defenestracin de La Quina) y en el de trabajadores de la educacin (cada de Carlos Jonguitud Barrios, y su relevo por Elba Esther Gordillo). Con la firma del Tratado de Libre Comercio de Norteamrica, se integr a esa poderosa configuracin el capital financiero estadounidense. No quedaron fuera las cadenas televisivas (Televisa y la recin privatizada TV Azteca). Este bloque de poder es el que ha sometido al pas durante casi tres dcadas y desarrollado uno de los procesos de concentracin de la riqueza ms agresivos del mundo desde la segunda mitad del siglo XX.

Hoy, ese bloque de poder, exitoso ms en lo poltico que en lo econmico por ms de cinco lustros, ha entrado en crisis, y Morena es el gran catalizador de su debacle. Los elbistas, as como grandes empresarios antes adictos a los gobiernos priistas y panistas y burocracias sindicales de origen salinista, se adhieren ahora a Lpez Obrador y Delfina Gmez ante el naufragio del mundo creado por Carlos Salinas y sus allegados.

Pero el mayor responsable de la ruina priista no es Lpez Obrador. Se llama Enrique Pea Nieto. La llegada de Donald Trump al gobierno de EUA que ha puesto en riesgo el TLCAN ante la pasividad y obsecuencia de Pea; la economa que no crece a pesar de la aprobacin de las reformas estructurales; la persistencia e incremento de la violencia y la violacin de derechos humanos que han colocado a Mxico entre los pases ms inseguros del mundo y han trado su descrdito internacional; la descomunal corrupcin de la burocracia poltica, son, entre otros, los saldos del presente sexenio. Ni la clase capitalista ni la poblacin en general estn satisfechos con el gobierno peista, al que slo respalda un diez por ciento de los mexicanos en los sondeos de opinin. El PAN ha ido deslindndose tambin de sus alianzas con el gobierno peista, vista su impopularidad ostensible.

Deca Maquiavelo: que el prncipe procure [] rehuir las cosas que lo hagan odioso o menospreciad []. Le hace odioso, sobre todo, el ser rapaz y usurpador de los bienes y mujeres de sus sbditos, de lo cual se debe abstener. Siempre que a la generalidad de los hombres no se les quieten bienes ni honor, viven contentos y slo se ha de contender con la ambicin de unos pocos, la cual por muchos medios y con facilidad se refrena. Hace despreciable a un prncipe el ser considerado voluble, ligero, afeminado, pusilnime, irresoluto, de todo lo cual debe el prncipe guardarse como de un escollo [].

Tal parece que esta sentencia maquiavlica se cumple en la persona de nuestros actuales gobernantes, que slo han trado empobrecimiento e inseguridad para la inmensa mayora de la poblacin. Si el rechazo popular es contundente en las elecciones de este domingo y se canaliza hacia la oposicin centroizquierdista, las cosas pueden complicarse mucho para el bloque gobernante en el 2018.

Eduardo Nava Hernndez. Politlogo UMSNH

Fuente: http://www.cambiodemichoacan.com.mx/columna-nc23888

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter