Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2017

LOMCE, esa flagrante confusin entre la creencia y el conocimiento

Josep Emili Arias
Rebelin




Un sistema educativo, dentro de la OCDE, no debe permitir que una asignatura de religin confesional obtenga el mismo estatus acadmico que las asignaturas troncales de bachiller/ESO. La condicin de credo no debe otorgar ninguna ventaja acadmica con la cualredimir cursos y engorda nota media. Un sistema educativo no debe tolerar alumnos salvados por su creencia. Todo sistema educativo ha de quedar desligado de cualquier ideologizacin, ms cuando la creencia religiosa est exonerada de la razn y el conocimiento.

Adoctrinar no es impartir conocimientos, es influir en la conciencia y la moralidad del alumnado. La fe religiosa es una actitud de compromiso hacia una determinada doctrina e inmersa en una parte muy subjetiva de la persona -la espiritualidad-, un estado muy ajeno a la objetividad del conocimiento y la razn. La creencia religiosa slo est sujeta a la conciencia y la conviccin personal, por ello, todo credo confesional ha de quedar excluido del currculo acadmico evaluable. La fe pertenece al plano personal, privativo, familiar y eclesial. Exponer en el aula el misterio de la Santsima Trinidad jams puede ser conocimiento acadmico evaluable por ser una suposicin idealizada desde la fe y amparada por el dogma. Por qu la subjetividad de creer ha de ostentar el mismo mrito acadmico que la objetividad de las matemticas, la qumica o la termodinmica? Puestos a ensalzar las creencias, impartamos astrologa en las aulas.

Esta privilegiada concesin de la ley LOMCE (8/2013, Ley Orgnica para la Mejora de la Calidad Educativa) -ley actualmente paralizada y en subcomisin- tan condescendiente con la asignatura de Religin catlica, nos ha retrotrado a la Europa del Medievo: La fe por encima de la razn. Donde el alumnado se ve seducido a escoger las bondades de esta asignatura mara por el hecho de: aprobarse slo con la asistencia, de poqusimas horas lectivas y por su facilidad en lograr excelente nota con la cual amaar el curso y engordar la nota media de corte de acceso universitario (PAU). Pervertimos al alumnado y al propio sistema educativo, y una religin convertida en el mercadeo ms rentista.

El teorema de Pitgoras, las ecuaciones electromagnticas de Maxwell, e incluso cualquier partitura sinfnica, son bellas expresiones del conocimiento humano. Pues tanto la proposicin de un teorema matemtico como el lenguaje de una partitura musical poseen una interpretacin nica, concluyente y universal. Cosa muy distinta es la teologa, donde sus dictmenes teologales evidencian mucha anfibologa, donde un mismo versculo bblico admite juicios muy contradictorios segn qu credo judeocristiano lo interprete (judo, protestante, catlico, Testigos, evangelistas). Las confesiones monotestas y sus teologas no son conocimiento al uso, son una disciplina que -nicamente- est sujeta a la subjetividad de la fe y al dogma impuesto. Las religiones y sus teologas slo sobreviven en el campo de la fe.

A ningn alumno se le obliga a que comulgue con las tesis de Bertrand Russell y de Nietzsche, ni con los postulados atestas no creacionistas de Stephen Hawking y de bilogo Richard Dawkins, pero tales teoras resultan tangibles y contrastables, son razonamientos exentos de adoctrinaje y que se mueven en lo observacional y experimental, son fruto de nuestro pensamiento evolutivo y, nos gusten o no, son postulados tericos a impartir y evaluar en las aulas. Cosa muy distinta son los credos y sus teologas que conllevan un adoctrinamiento, cuyas nociones son intangibles, incontrastables y que no admiten experimentacin. Famosas fueron las banales conjeturas de la teologa romana, desde pretender conocer el sexo de los ngeles hasta el clculo del aforo de cielos y purgatorios. Unas resoluciones teolgicas sustentadas sobre suposiciones y especulaciones, terrenos muy ajenos a la nocin de conocimiento. No recuerdo qu filsofo expres: Al final la teologa no es ms que un apilamiento de suposiciones y entelequias apuntalado por convenidos dogmas. Te imaginas una ciencia gobernada por el dogma y no sometida al mtodo y al libre examen?

Todo un despropsito en el s. XXI, pues resulta paradjico que el Parlamento Europeo promueva iniciativas para combatir el fanatismo religioso (documentos: serie La Europa de los ciudadanos), mientras nuestro sistema educativo encumbra y pontifica la asignatura de Religin catlica como conocimiento acadmico evaluable y computable.

El conocimiento cientfico, al igual que la historicidad, avanzan gracias a su permanente exposicin al libre examen que le confiere la cualidad del rigor concluyente. Sin embargo las creencias religiosas, sus teologas y sus revelaciones, slo caben ser asimiladas desde la fe, campo exento a la razn ya que no son conocimiento contrastable ni falsable. Los credos no entran al laboratorio, sus dogmas rehyen el debate y las preguntas incomodas. Pretender homologar la creencia religiosa como conocimiento acadmico evaluable es todo un radicalismo.

Tal concesin legislativa, para preeminencia y hegemona de un exclusivo credo, viola la aconfesionalidad del Estado. En la LOMCE, la asignatura de confesin catlica qued blindada como oferta obligatoria para todos los centros de Primaria bachiller/ESO, s o s todo centro ha de ofertarla y evaluarla. Obteniendo una clara ventaja sobre sus dos posibles optativas "Valores ticos" y "Segunda lengua extranjera". Y, sobre todo, sin la competencia de las otras religiones cristianas de raigambre europea que se profesan en nuestro pas y mostrando, as, su arrogante posicin dominante y de privilegio.

Como creyente cristiano siento vergenza que los prelados catlicos estn ms preocupados por la supremaca de su credo que por dignificar la fe. Las injerencias del lobby catlico presionando al legislador a que legisle en favor de una determinada doctrina responde, nicamente, al fanatismo por restituir su poder de influencia. Me pregunto por qu los prelados de la CEE (Conferencia Episcopal Espaola) -grandes valedores de la familia- no se posicionan con el mismo afn poltico en la defensa de una nueva ley hipotecaria que proteja de los desahucios a las familias ms vulnerables. Ni siquiera abren la boca para el establecimiento de una renta bsica que garantice la dignidad y la inclusin de las personas ms pauprrimas. Por qu los prelados no ponen el grito en el cielo contra las clusulas abusivas bancarias y su praxis de la usura, y por una efectiva ley que palie la pobreza energtica.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter