Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2017

El Estado de Mxico y el voto til

Juan Francisco Garca Maraon
Rebelin


La ltima vez que escuch hablar con tanto afn sobre el tema del voto til fue durante la campaa electoral del ao 2000, antes de que Vicente Fox ganara la eleccin presidencial por un amplio margen sobre Francisco Labastida y el Ingeniero Cuauhtmoc Crdenas.

Quienes se encontraban participando en las campaas electorales escucharon ms de una vez a brigadistas y miembros de los comits estatales y municipales de los partidos de oposicin que haba que votar por Fox para sacar al PRI de Los Pinos de una vez por todas. Resultaba extrao escuchar a gente que uno consideraba ah ms o menos consciente polticamente, queriendo convencer a familiares y amigos de que la solucin era el candidato del PAN; recuerdo haber escuchado a hijos de republicanos espaoles, a candidatos de izquierda a puestos municipales y estatales pregonar por el voto dividido, no en cascada porque, para efectos de pragmatismo, el enemigo era el rgimen que se haba anquilosado ms de 70 aos en el poder y se mostraba violento y reacio a soltar la silla.

Quienes hicieron campaa para la izquierda a nivel federal, sufrieron profundamente la decisin del voto til hacia Fox. Dos de los hombres clave de Crdenas en la eleccin de 1994, Porfirio Muoz Ledo y Alfonso Aguilar Sinzer, se incorporaron al equipo de campaa del guanajuatense.

No fue suficiente el berrinche autoritario e infantil de Fox, aquella noche del hoy hoy hoy que Santiaguito Pando convirti en slogan de campaa y revirti una necedad en un rea de oportunidad con la que se embols la simpata de muchos indecisos. As le fue al pobre Pando unos aos despus, cuando el rgimen foxista encarcel a su suegra y mand al exilio al hasta entonces incomparable publicista. La gente eligi votar tilmente por Fox.

Hoy en da, la solicitud de la opinin pblica del pas retoma los aires del voto til, pero las condiciones polticas en el estado de Mxico son diametralmente opuestas a las vividas en el ao 2000 aunque coinciden en una sola cosa. Veamos.

Para empezar, Delfina Gmez es una candidata mucho ms humilde que Fox; su propuesta de gobierno se fundamenta en programas pblicos que apuntan a la recuperacin del estado de bienestar. Quiz la diferencia ms abrumadora tiene que ver con la personalidad poltica de Delfina, una candidata a leguas ms congruente que Chente, del que el giri giri se burlaba cidamente de que acomodaba su discurso segn el pblico al que fuera dirigido.

Delfina no tiene el aparato meditico y mercadolgico de Fox, punto notable a favor de la texcocana. En trminos de percepcin, su perfil resulta ms sobrio que el del guanajuatense, dicharachero e informal. En todo caso, la decisin de la gente de inclinarse por el voto til puede ser el hartazgo ante la violencia, la corrupcin, la impunidad; pero las razones por las que el voto til se inclina por Delfina son, pues, muy diferentes a las del pintoresco Chente, el del Prozac, el comes y te vas, el del y yo por qu, del total, ya puedo decir cualquier tontera; el vergonzoso Fox.

La nica similitud de aquella coyuntura con la que hoy se vive en el estado de Mxico es que el enemigo es el mismo; adems, en el caso de que se cumpla en las urnas este llamado del voto til, sera un triunfo con tal diferencia de votos que ningn tipo de maniobra fraudulenta del sistema sera capaz de desactivarlo.

Esperemos, pues, que se haga efectivo este llamado del voto til.

Publicado por primera vez en Black Magazine: http://www.blackmagazine.mx/el-estado-de-mexico-y-el-voto-util/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter