Portada :: Mundo :: Afganistn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2017

El presidente de Afganistn invit a no caer en la trampa de los terroristas
El pas est bajo ataque

Agencias


"Afganistn est bajo ataque", advirti el sbado el presidente Ashraf Ghani condenando la nueva masacre de civiles perpetrada en Kabul por tres kamikazes que se hicieron explotar en un cementerio durante un rito fnebre, con un balance de al menos 20 muertos y casi un centenar de heridos.

Se trat del sangriento tercer atentado en pocos das en la capital afgana. Y una vez ms, como ya sucedi el mircoles cerca de la 'Zona Verde' (90 muertos) y ayer en el centro (7 vctimas), todos los dispositivos de seguridad fueron superados y los terroristas pudieron actuar prcticamente sin ser molestados.

Por poco hoy el atentado terrorista no se transform en una tragedia poltica e institucional pues en el funeral del hijo del vicepresidente del Senado, Alam Ezidyar, fallecido ayer durante los desrdenes antigubernamentales, participaban el coordinador del gobierno, Abdullah Abdullah, el canciller Salahuddin Rabbani, el ministro de Salud, Ferozudin Feroz, y numerosos parlamentarios y personalidades polticas.

Enseguida despus de la triple explosin todos los ministros fueron retirados del lugar por sus guardias de seguridad y, segn parece, solo Feroz result herido, mientras que Abdullah y Rabbani fueron entrevistados para mostrar que se hallan en buen estado de salud.

Luego de condenar el atentado, que eleva a casi 120 el nmero de las vctimas mortales en los tres atentados en Kabul, Ghani sostuvo que "los grupos terroristas complotan para sembrar el caos. Hago un llamado a la unidad -agreg- e invito a todos a no caer en la trampa colocada por los enemigos de nuestro pas".

No hay duda de que el estado de alarma para el gobierno es mximo dado que los servicios de inteligencia y los vrtices militares afganos parecen incapaces de contener la actividad de los terroristas, ni siquiera en la zona de mxima seguridad de Kabul o de actividades en las que participan las mximas autoridades del Estado.

Lgica consecuencia de ello es la oscuridad en la que se encuentran los investigadores en busca de los responsables de la masacre ocurrida en el cementerio.
En el primer atentado la Direccin Nacional de Seguridad (NDS) afgana apunt su dedo acusador contra la Red Haqqani, que habra actuado con el apoyo de los servicios paquistanes (ISI).

Pero para apoyar esta tesis no hay pruebas que sean an contundentes.

Y nuevamente hoy, como el mircoles, los talibanes del Emirato Islmico de Afganistn tempestivamente excluyeron cualquier tipo de responsabilidad (y la de los Haqqani, socios de ellos), mientras que ningn otro grupo reivindic el atentado.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter