Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2017

Honduras: A pesar de la suspensin de la ETI la transnacional frutera sigue negndose a reconocer a sindicatos
Fyffes perdida en su propio laberinto

Giorgio Trucchi
Rel-UITA


La semana pasada en Londres, Inglaterra, la trasnacional irlandesa Fyffes se reuni con las organizaciones Banana Link y UITA. Pese a haber cumplido con parte de la resolucin de la Iniciativa de Comercio tico (ETI), que la suspendi de su membresa por las reiteradas denuncias de violacin a los derechos laborales y sindicales en Honduras y Costa Rica, Fyffes no mostr voluntad para cambiar las cosas.

La resolucin de la Junta Directiva de la ETI[1], fechada 4 de mayo, fue el eplogo de una disputa entre Fyffes, la UITA[2] y BananaLink, sobre las violaciones a los derechos de miles de trabajadoras y trabajadores de las fincas meloneras en el sur de Honduras y las pieras en Costa Rica.

A la transnacional irlandesa, recientemente adquirida por 750 millones de euros por la compaa japonesa Sumitomo, se le dio un plazo mximo de 90 das para "trabajar con la UITA para llegar a un acuerdo marco que sea mutuamente aceptable".

De acuerdo con informaciones circuladas despus de la reunin, la transnacional frutera no slo no quiso abordar el tema de revisar sus polticas laborales a nivel global, sino que se mostr renuente a reconocer la legitimidad de la subseccional del Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS).

Tambin se neg a contemplar la posibilidad de reunirse a corto plazo con dicha organizacin sindical, ni quiso discutir la difcil situacin laboral y sindical en las plantaciones de pia de su subsidiaria[3] en Costa Rica.

Durante la reunin, que cont tambin con la presencia del director ejecutivo de la ETI, Peter McAllister, Fyffes solamente accedi a estudiar la posibilidad de realizar un programa educativo sobre libertad sindical, dirigido a las trabajadores y trabajadores y personal administrativo de Suragroh[4] en Honduras.

Los detalles de dicho programa sern discutidos prximamente en una segunda reunin entre las partes.

Un largo y triste historial
Irresponsabilidad social empresarial


La actitud arrogante de Fyffes no debe sorprender, ya que el largo historial de violaciones a los derechos laborales y sindicales, tanto en Honduras como en Costa Rica, habla por s solo.

Tampoco sorprende que en una carta dirigida a organizaciones como Banana Link y el Foro Internacional de Derechos Laborales (ILRF por su sigla en ingls), la transnacional irlandesa trate burdamente de refutar las acusaciones que fundamentaron la decisin de la ETI de suspenderla de su membresa, aferrndose a diferencias interpretativas en cuanto a cmo debe respetarse el derecho a la libertad de asociacin y negociacin colectiva.

Y por si fuera poco, Fyffes saca de la manga un discurso trillado sobre su programa de Responsabilidad Social Empresarial (RSE), que contemplara una auditora regular de las plantaciones de nuestra cadena de suministro, tanto de propiedad como de terceros, para garantizar el cumplimiento de nuestras normas bsicas.

Los hechos en Honduras y Costa Rica demuestran todo lo contrario.

En ms de una ocasin, el STAS denunci las extenuantes jornadas de trabajo, el no pago del salario mnimo ni de las horas extra y las vacaciones proporcionales, as como la falta de acumulacin de antigedad y de cotizacin a la seguridad social.

Asimismo, seal las malas condiciones higinicas y de seguridad, el despido de trabajadoras por estar embarazadas y la creacin de listas negras.

El reciente ataque perpetrado contra Moiss y Misael Snchez[5], ambos miembros del Sindicato, ha generado an ms preocupacin en los miembros de la organizacin.

A nivel internacional, ya hay grandes cadenas de supermercados que estn analizando y revisando su relacin comercial con Fyffes.

Perdida en su laberinto, la transnacional frutera irlandesa, as como los compradores de sus plantaciones y de la marca Fyffes, parecen no darse cuenta que no es con esta actitud, ni con talleres sobre derechos sindicales que podrn reparar su imagen daada y su mala reputacin.

Notas:

[1] Una alianza de compaas, organizaciones no gubernamentales (ONG) y sindicatos comprometidos en trabajar conjuntamente para identificar y promover buenas prcticas en la ejecucin de los cdigos de conducta laborales, incluyendo su monitoreo y verificacin independiente

[2] Unin Internacional de Trabajadores de la Alimentacin, Agrcolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines

[3] Ananas Export Company S.A. (Anexco)

[4] Sur Agrcola de Honduras

[5] http://informes.rel-uita.org/index.php/sindicatos/item/no-nos-van-a-intimidar

Fuente: Rel-UITA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter