Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2017

Literatura nazi en Cuernavaca

Mario Casass
Rebelin


Los escritores Jos Herrera Petere y Malcolm Lowry nacieron el mismo ao (1909), los dos vivieron en Cuernavaca, el poeta britnico se instal en la cntrica calle Humboldt (1936) y el poeta espaol lleg a la calle Madero de la colonia Miraval (1941). Las novelas Bajo el volcn (1937-1944) y Profunda retaguardia (1942-1963) recrearon una atmsfera: la influencia fascista en Cuernavaca y el asesinato de un personaje annimo en la barranca de Amanalco. Las dos historias estn planteadas en retrospectiva, siguiendo las voces narrativas los hechos ocurrieron el ao anterior: Lowry dividi su novela en 12 captulos para contar las ltimas horas del 2 de noviembre de 1938, mientras que Petere comenz su libro cierta tarde de principios de 1941, y termin Por aquellos das precisamente haba tenido lugar Pearl Harbor (7 de diciembre de 1941). Las dos novelas reflejaron el clima de Morelos; segn Lowry: La temporada de lluvias se resiste a terminar, y en palabras de Herrera Petere: a mediados de mayo, estallaba la primera tormenta y comenzaba la poca de las lluvias que duraba hasta octubre.

En 1936 Bajo el volcn era un cuento de 24 cuartillas. El Cnsul, Yvonne y Hugh presenciaron la agona de un indio en el barrio de Chapultepec (Malcolm Lowry fue testigo de la muerte de un indgena al pie de la carretera a Cuautla), pero los tres forasteros no resolvieron el crimen y, al final del cuento, entraron en una cantina: Los tres permanecieron en la penumbra contemplando al indio que desapareca con el anciano al doblar una curva del camino, arrastrando en el polvo gris y blanco sus mseros huaraches.1 Cuando Lowry reescribi Bajo el volcn traz a otros personajes, defini el atormentado mundo interior del Cnsul y restableci las relaciones de los tres extranjeros: en el cuento, Yvonne era la pareja sentimental de Hugh; sin embargo en la novela, Yvonne se convirti en la esposa del Cnsul Geoff Firmin.

Quauhnhuac y Oaxaca son los escenarios de Bajo el volcn. Lowry mencion varios lugares emblemticos de Cuernavaca: el Hotel Casino de la Selva, el Jardn Borda, el Palacio de Corts, la Estacin del ferrocarril, el Hotel Buena Vista, la barranca de Amanalco, el Zcalo, el Cine Morelos y 57 cantinas. Tres tabernas destacan de la lista: El Farolito (Era un lugar extrao, en verdad un lugar para las ltimas horas de la noche y las primeras del alba), la Cervecera XX (la cantina que, si bien contigua al cine, no comparta su prtico), y El Amor de los Amores, que aparece por primera vez en el cuento de 1936: A medio camino, en la ladera cuesta arriba, allende la barranca, fuera de una cantina ornada con festivo decorado y llamada El Amor de los Amores.2 En la novela tiene otra connotacin: Geoff dijo que la cantina de donde sali era un nido de fascistas. El Amor de los Amores . Lowry insisti en sealar el perfil del bar: El Cnsul se volvi para apuntar al Amor de los Amores [] Ese es uno de los tugurios fascistas .3 Con la ganancia de sus turbios negocios, la clula pro-nazi de Cuernavaca patrocinaba un panfleto: Quauhnhuac Nuevo, peridico pro-Almazn, pro-Eje, publicado -se deca- por la fastidiosa Unin Militar.4 Los fascistas tambin compraron los servicios de la polica y Geoff Firmin apunt: Nunca has odo hablar de la Unin Militar? Quiero decir aqu, en este estado. Est afiliada a la Polica Militar, que los encubre, por decirlo as, porque el Inspector General, que es la polica militar misma, forma parte de ella. Y tambin el Jefe de Jardineros, segn creo .5 Cuando el Cnsul y Hugh discuten las noticias que leyeron en El Universal sealan la corrupcin policial: graves objeciones a la impdica conducta de ciertos jefes de polica en Quauhnhuac.

La cantina El Farolito estaba en la esquina de la avenida Morelos y la calle Rayn (en la ficcin est en Parin y era propiedad del asesino Ramn Diosdado, alas El Elefante ). Los mapas de Oaxaca y Cuernavaca se entreveran Bajo el volcn, por citar el captulo VIII, el Cnsul, Yvonne y Hugh vieron dos negocios: pasaron junto a los Baos de la Libertad y junto a la Casa Brandes, ubicados en la capital de Oaxaca,6 inmediatamente despus de mirar los dos anuncios comerciales cruzaron el puente Porfirio Daz de Cuernavaca: Al pie de la colina atravesaron un puente tendido por encima de la barranca que aqu pareca manifiestamente ser el colmo de lo horrendo. Los sinarquistas de la Unin Militar cometieron el ltimo crimen en El Farolito, Geoff Firmin los responsabiliz por el asesinato del indgena al borde de la carretera: Ustedes mataron a ese indio. Trataron de matarlo y de hacerlo pasar por accidente rugi-. Todos tomaron parte. Despus de la acusacin, el Jefe de Jardineros apunt su revlver y asesin al Cnsul en la cantina:

El Jefe volvi a disparar dos veces y las detonaciones fueron espaciadas, deliberadas [] Al principio el Cnsul sinti un extrao alivio. Ahora se percataba de que haban disparado sobre l. Cay sobre una rodilla y luego, gimiendo, boca abajo, cuan largo era, sobre la hierba. Dios observ, perplejo qu manera de morir! [] Alguien tir tras l un perro muerto en la barranca.7

A partir de 1936 Lowry relacion la barranca de Amanalco con la muerte y un perro: Yvonne pudo advertir, desde el escarpado sesgo despus del puente, un perro muerto que, tirado en el fondo, con resplandecientes huesos blanquecinos husmeaba la basura. Hubo una variable en la novela: Al volverse, Hugh vio en el fondo, entre los desechos, el cadver de un perro; blancos huesos asomaban a travs de la piel. El violento crter de Quauhnhuac era una caja de resonancia, los fascistas acusaron al Cnsul de bolchevique, judo, anarquista, miembro de las Brigadas Internacionales y espa. El Jefe de Jardineros emiti la sentencia de muerte:

Dices que eres escritor volvi a empujarlo. T no eres escritor lo empuj con mayor violencia pero el Cnsul no cedi. No eres escritor, eres espiador y en Mxico matamos a los escorpas algunos militares presenciaban la escena con inquietud.8

Lowry subray un detalle regional en el cuento y lo repiti en la novela durante la agona del indio, el Cnsul, Yvonne y Hugh esperaron la ambulancia, no era una Cruz Roja, sino una Cruz Verde, y slo se pona en movimiento al recibir avisos.9 Al exiliado espaol Jos Herrera Petere tambin le interes el color de las ambulancias en Mxico: sobre el mismo puente haba parado un coche del juzgado y un furgn de la Cruz Verde y a mitad de la profundsima barranca. Petere fue testigo del levantamiento forense de un gringo asesinado y arrojado desde el puente Porfirio Daz:

Baj la calle de Madero, por la cuesta de Chamilpa, hasta llegar a la hermosa plazoleta debajo mismo del herreriano bside de la iglesia de San Jos y al romntico puente que all cruza sobre la vertiginosa barranca [] unos guardias municipales, por medio de prtigas y cuerdas y auxiliados por varios obreros se esforzaban por sacar el cadver de un hombre que estaba a medias sumergido en las turbias, turbulentas y crecidas aguas del arroyo de Amanalco.10

El escritor adapt el crimen que observ, en el thriller reiteradamente denunci: Cuernavaca estaba lleno de espas nazi-falangistas, el ttulo de la novela describe el campo de batalla en Morelos, la ms profunda, la ms alejada de las retaguardias, pero retaguardia al fin y al cabo, de una lejana lucha a muerte, sin precedentes en la historia. Cuernavaca era un avispero de espas, segn la voz narrativa, la capital de Morelos estaba enclavada en medio de la profunda retaguardia de esta guerra. De acuerdo a la historia ficticia: el espa Valdemar Spiegel trabaja en la clula del Partido Nazi en Cuernavaca y colabora con el diplomtico falangista Juan Ibarra y Castro. El desenlace del personaje Valdemar Spiegel fue similar al infierno que padeci Geoffrey Firmin, dos fascistas lo asesinaron y tiraron su cadver en la barranca de Amanalco. El personaje principal de Bajo el volcn era un alcohlico, el protagonista de Profunda retaguardia tambin ahogaba su tristeza y decadencia en alcohol:

En Mxico Valdemar rodaba durante el da, como un sonmbulo, por ciertas apartadas calles. Iba sucio, sin afeitar. A veces, se tumbaba boca arriba al sol, sobre la acera o en el banco de un parque. Pasaba la noche en prostbulos, cabarets, cantinas y hoteles de mala nota. No estaba ya en estado de darse cuenta de las incomodidades de este sistema de vida, y le gustaba mandar, ser acariciado. Entre la gente del hampa, en aquel medio, estaba considerado como un gringo loco peligroso, pero que pagaba. Su conversacin era cada vez ms incoherente, su mirada ms desorbitada y fija.11

A Geoff Firmin lo abandon su esposa Yvonne, los fascistas de la Unin Militar confundieron al Cnsul con un espa y lo asesinaron; en cambio, Valdemar Spiegel viol a Salom Ibarra y dos espas nazis lo asesinaron. Lowry escribi cuatro versiones de Bajo el volcn (1936, 1937, 1940 y 1944), Petere redact el mismo nmero de versiones de Profunda retaguardia (1942, 1943, 1946 y 1963), los dos recibieron consejos sobre la necesidad de recortar algunos captulos de sus obras maestras, conocemos la defensa epistolar de Lowry ante las observaciones del comit dictaminador de Jonathan Cape, distintos editores rechazaron publicar Bajo el volcn en 13 ocasiones. Petere corri con la misma suerte, tres editoriales rechazaron el manuscrito de Profunda retaguardia; incluso Rafael Bosch (profesor de literatura espaola en Oberlin College) se atrevi a sugerir al autor suprimir muchas frases y hasta prrafos, as el estilo quedara mucho ms representativo (carta fechada el 13 de junio de 1963).

Segn la investigacin del doctor Mario Martn Gijn, el peridico El Nacional de Mxico anunci dos proyectos literarios de Herrera Petere: estn a punto de salir otras dos novelas suyas, Centauros en el Partido y Furia espaola (27 de noviembre de 1942). El ttulo Centauros en el Partido cambi a Los melanclicos cerveceros, El silencio rabioso y De la piedra infernal, finalmente Petere bautiz su libro: Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca.

Al morir Jos Herrera Petere en 1977, Carmen Soler de Herrera conserv el archivo del escritor, la viuda intent publicar el libro pstumo a finales de la dcada de 1970, pero en Espaa imperaba la censura del rgimen franquista y perdi el contacto con los amigos mexicanos de su esposo. El doctor Mario Martn Gijn descubri el archivo indito, lo organiz y public la novela Profunda retaguardia en las Obras completas de Jos Herrera (2009). El biblifilo Carlos Gallardo Snchez compr un ejemplar mediante correo certificado desde Espaa, meses despus nos reunimos con el periodista Hernn Osorio para conversar sobre la posibilidad de imprimir la edicin mexicana de Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca (2017). Gracias a la gestin de Mario Martn Gijn y a la generosidad de Emilio Herrera Soler conseguimos el copyright del libro, el manuscrito regres a la tierra que lo vio nacer en 1942.

Quedan tres coincidencias por explorar entre las novelas de Petere y Lowry, una de corte poltico: ambos mencionaron a los dictadores Adolf Hitler, Josep Stalin y Francisco Franco, tambin hablaron de los exiliados de la guerra, segn Petere: refugiados de todas las playas del mundo, nufragos de todas las tempestades polticas, econmicas, militares y morales. Sin embargo Lowry registr el exilio de otra manera: Cmo es eso de que es espaol? -pregunt Hugh.- Vinieron despus de la guerra de Marruecos -dijo el Cnsul-. Y en el mbito local, a los dos narradores extranjeros les interes la revolucin mexicana, Lowry incorpor al chacal Victoriano Huerta (comparndolo con la traicin de Yvonne), Petere hizo lo opuesto al reconocer a Emiliano Zapata (el ardiente viento revolucionario que vena del sur). La segunda casualidad consiste en que ambos recurrieron a nombres reales para bautizar a sus personajes: el doctor Vigil (Manuel Garca Vigil) y Henry Williams (el norteamericano asesinado de apellido Williams). Por ltimo, el tercer punto de encuentro es vivencial: los dos autores trasladaron sus problemas a la ficcin: Lowry fue arrestado en la cantina La Covadonga de Oaxaca, al perder su pasaporte no pudo identificarse ante las autoridades, lo mismo ocurri cuando los fascistas increparon al Cnsul en El Farolito. Por otra parte, Jos Herrera Petere padeci una infeccin pulmonar en la Ciudad de Mxico, los doctores le aconsejaron buscar un clima benvolo para recuperar su salud, respetando la prescripcin mdica los Herrera-Soler llegaron a Cuernavaca. Profunda retaguardia remarca los problemas de salud de los exiliados:

Eran refugiados espaoles enfermos, heridos o ambas cosas. Iban agonizando lentamente, en plena juventud, ante la indiferencia del mundo. Slo unos cuantos antifascistas norteamericanos y mexicanos los ayudaban [] En los dos aos que llevaba en Mxico la emigracin poltica espaola, haban muerto un diez por ciento de los refugiados [] este comps de espera se le amarg pues su pequea hija Annie enferm de laringitis [] Margarito, el padre, en el arroz haba enfermado de fiebres malignas y no poda trabajar.12

El paisaje de Profunda retaguardia incluye el centro histrico: A lo lejos, entre la bruma del calor y el humillo de cien cocinas encendidas, la ciudad de Cuernavaca, con su catedral fortaleza y su rojizo Palacio de Corts, paulatinamente se iba cubriendo de sombras; la zona arqueolgica de Teopanzolco: Hay en Cuernavaca, o mejor dicho, en una solitaria altura cercana una hosca y parda pesadumbre de piedra, intrincada y revuelta; una sucesin de trapezoides concntricos de color ocre, labrados por la parte delantera en vertiginosas escaleras, de quebradas piedras agrietadas y llenas de musgo, donde las lagartijas se esconden: las pirmides de Teopanzolco; la colonia Miraval: tomaron posesin en Cuernavaca de un alegre bungalow con piscina, aterciopelada pradera y vistas a los volcanes, situado al borde mismo de la barranca y en la parte ms alta y ms fresca de los alrededores en la llamada colonia Miraval; el can de lobos: Atraves la sombra carretera de Cuautla y por una estrecha senda se desvi hasta el borde de la barranca; el mtico Don Goyo: una sombra obscura, surgida de la blanca cspide del volcn Popocatpetl, gigantesco y amenazador como guardin de los calvos y achatados cerros distantes; y el Hotel Pschorr Haus: El jardn estaba rodeado de bungalows aislados, y era ms bien una intrincada selva que un jardn. En uno de los lados haba un comedor con varias mesitas y un bar.

Los nazis tenan dos bases de operaciones en la novela, el New York Bar del Distrito Federal: uno de los centros de reunin del hampa de Mxico. Hombres de mala catadura bailaban en camiseta o en jerseys de vivos colores con prostitutas de baja estofa, mientras otros beban en el mostrador a sorbos copas de tequila o ron habanero. Y el Hotel Pschorr Haus de Cuernavaca: El restaurante funcionaba a medias para cubrir las apariencias. Slo se abra los domingos y a l no concurran ms que alemanes y algn que otro turista desorientado [] Estaban all: Hanabitter, el dueo del Hotel Niza, que muchos domingos iba a almorzar con sus compatriotas y correligionarios; Fleisher, dueo de un establecimiento de cambio de moneda en Cuernavaca y Frau y Herr Wolfgang Ritz, representante en Mxico de una importante marca alemana de productos qumicos.

En la vida real, el nido de los nazis era el Hotel Parque Amatln (ubicado en la Avenida Cuauhtmoc, en el barrio de Amatitln, entre las colonias Jacarandas y Acapatzingo). El 28 de diciembre de 1941, diez fascistas de origen alemn agredieron al cnsul Pablo Neruda y a sus compaeros de viaje: la pintora argentina Delia del Carril, el ingeniero chileno Enrique de los Ros, la arquitecta cubana Clara Porset, los diplomticos chilenos Julio Fuenzalida y Luis Enrique Dlano, la fotgrafa chilena Lola Falcn y su hijo Poli Dlano. Tres das despus el poeta denunci el ataque:

Llegamos la tarde del sbado a Cuernavaca, al hotel Parque Amatln [] Alojamos all y todo fue muy bien hasta el domingo en la tarde, 7:30 ms o menos, en que estbamos merendando algo antes de regresar a Mxico [] En una mesa vecina beba un grupo de nazis, 8 o 10 individuos con cuello de toro y cabeza de fierro; estaban en compaa del dueo del hotel [] Haciendo el saludo nazi se lanzaron contra nosotros, que naturalmente nos defendimos, a bofetadas, a silletazos [] Yo recib un lacazo que me parti la cabeza [] Fui curado en Cuernavaca y denunci los hechos a la polica. Posteriormente hemos sabido que ese hotel es uno de los focos nazis de espionaje y quinta columna ms caracterizados de Mxico (carta de Neruda fechada el 31 de diciembre de 1941).13

La polica mexicana identific y arrest a los agresores alemanes: Roberto Kabler, Carmen Vzquez de Kabler, Heinz Wobeser, Von Theodos, Von Warner, Rudolf Richard Korkowski, Alfred Streu, Guillermo Wolf, Guillermo Dohle y Fritz Hemminger. La lista de los nazis no se limita a la trifulca de Cuernavaca, en el prlogo de la primera edicin de Profunda retaguardia (2009), el doctor Mario Martn Guijn explica la gnesis del fascismo alemn en la Ciudad de Mxico y Morelos:

Ya en 1939, el almirante Wilhelm Canaris, jefe de los servicios secretos alemanes, que haba desarrollado la red de espionaje nazi en Espaa y prestado una importante ayuda a la sublevacin fascista, decidi utilizar Mxico como refugio de los agentes de la Abwehr y base de operaciones contra Estados Unidos. As, varios agentes secretos llegaran camuflados como representantes de empresas alemanas ya existentes o bien fundaran negocios de exportacin que sirvieran como tapadera [] Las actividades nazis no despertaron, sin embargo, gran inters en el pas azteca, cuyas rivalidades con Estados Unidos y Gran Bretaa permanecan tensas a causa de la cuestin petrolera. De hecho, hasta mediados de 1940 hubo medios que desempearon activas campaas de prensa a favor de Alemania, y difundieron sin reparos la ideologa nazi. El encargado de esta difusin era Arthur Dietrich, agregado de prensa en la embajada alemana en Mxico. Dietrich, asentado en Mxico desde 1924, fue asignado a este cargo en 1935, desde el que organizara campaas de donaciones entre la comunidad alemana en Mxico, que contaba apenas con unos seis mil miembros, pero cuyo nivel econmico era relativamente elevado [] Durante esta primera fase de la guerra, la prensa mexicana mantuvo en su mayora una posicin ambivalente hacia el rgimen nazi. Si la prensa de derechas simpatizaba claramente con aqul, la prensa de izquierdas, a causa del pacto germano-sovitico, no tomaba partido claramente por ninguno de los dos bandos. Slo el semanario Estampa, aunque sin referirse a la realidad mexicana, dedic en julio de 1940 un nmero especial a las actividades quintacolumnistas nazis en Europa. Para la industria editorial, por el contrario, el nazismo comenz a resultar un tema cada vez ms interesante. En 1940 aparece La Quinta Columna en el Continente Americano y, con mayor repercusin, la traduccin de libro de conversaciones de Hermann Rauschning, Hitler me dijo, uno de cuyos captulos trataba sobre un supuesto plan de Hitler para conquistar Mxico y despertara gran inters. Este libro desencadenara una rplica del pro-nazi Eduardo Pallares, titulada Rauschning miente [] Mucha ms repercusin tuvo sin embargo el discurso pronunciado poco despus por Lombardo Toledano, secretario general de la CTM, el 17 de octubre [de 1941] en Ciudad de Mxico, en el que denunci las actividades nazis, aportando un informe que contena numerosos nombres de personas y organizaciones relacionadas con el espionaje nazi. El informe, probablemente proveniente del contraespionaje norteamericano, fue publicado al da siguiente en El Popular, y poco despus, ampliado y difundido en forma de folleto. Entre los nombres incluidos se mencionaba a los dos jefes del espionaje nazi en Mxico: Georg Nicolaus (jefe de la Gestapo en Mxico) y el Barn Friedrich Karl Von Schleebrgge. Este ltimo, que representaba en Mxico una empresa de fabricacin de armamento, era un aristcrata nacido en 1888. Con una esposa de llamativa belleza y dado a la ostentacin, posea un apartamento en Mxico y una lujosa casa en Cuernavaca, donde seguramente no pas desapercibido.14

El Hotel Parque Amatln inspir al Hotel Pschorr Haus de la novela, algunos rasgos de Friedrich Karl Von Schleebrgge corresponden al espa Valdemar Spiegel (discpulo de Alfred Rosenberg). En el Hotel Parque Amatln, Neruda y sus amigos respondieron la agresin, segn el testimonio del escritor Poli Dlano:

De pronto sobrevino el caos. Gritos, carreras y golpes [] Mi padre me haba empujado debajo de la mesa y desde all retuve algunas imgenes: a Lola, mi madre, y a la Hormiguita combatiendo mano a mano junto a sus hombres con otros tipos que parecan, pienso ahora, bastante mejor preparados. Vi a mi madre reventar en la cabeza de uno de ellos una gran caja de fsforos de chimenea, gigantes, a mi padre defendindose, y a Neruda con la cabeza partida y la sangre corrindole a raudales.15

Probablemente Jos Herrera Petere escuch esta historia en voz de su amigo Pablo Neruda, se conocieron en Espaa (1935), se reencontraron en Mxico (1940-1943) y Suiza (1947-1953), el escritor espaol trabaj en El Nacional, peridico que public la carta de los intelectuales mexicanos en solidaridad con el cnsul Neruda despus de la agresin en Cuernavaca (5 de enero de 1942). Al final de la novela un grupo de antifascistas confront a los nazis en el Hotel Pschorr Haus, los personajes hombres y mujeres- combatieron mano a mano:

Inmediatamente, la lucha se generaliz. Los alemanes arrebatados de una ira loca, se lanzaron contra los espaoles y la norteamericana.

En medio del grupo, Annabel saltaba y combata como un hombre. Se agarr del pelo con la seora Brk y ambas rodaron por el suelo. Reventaron hechas aicos las botellas lanzadas de una a otra parte de la habitacin. Luchaban los hombres a puetazos o con las sillas en alto.16

Profunda retaguardia es la primera novela espaola que aborda la dinmica y el modus operandi de los nazis en Mxico, si Valdemar Spiegel hubiera escrito un diario ntimo podra protagonizar el eplogo ficticio del libro La literatura nazi en Amrica (1996). Cuando Roberto Bolao trabaj en Morelos era un joven poeta, a pesar de su admiracin por Malcolm Lowry no le interesaron los ecos fascistas que inspiraron la trama de Bajo el volcn, tampoco quiso conversar sobre el viacrucis de Pablo Neruda en Cuernavaca con su amigo Poli Dlano (los dos chilenos desterrados discutieron al hablar de Neruda, incluso Bolao escribi en Los detectives salvajes: Neruda era una mierda). El poeta infrarrealista vivi un exilio formativo en Mxico, de su paso por Morelos quedaron varios lugares en el libro Reinventar el amor:

Un nio es el rbol de la Revolucin

Tlayecac Huitzililla Amayuca Amilcingo Huazulco

Temoac Zacualpan: Ruta 64, mircoles.

Y qu hacas en Morelos acodado en un viejo Doge?

Nepantla Jumiltepec Xochicalco Yecapixtla Metepec Tetela del Volcn:

Ruta 64, lunes. Es que era una manera de cabalgar?

Y en la carretera de Amayuca a Cuautla el volcn y la volcana

transformaban

los ltimos rayos del sol en jugo de durazno

y gotas de miel resbalaban por la nieve.


[]


Vi nios de pueblos prehispnicos decirme buena suerte con las

manos levantadas

o pedirme un agua de soda mientras el camin de Refresqueras Lul

se perda entre el sol del camino, inexorablemente.

Pequesimos volcancitos a la orilla de la vida.

Arbolitos dedicados a la orilla del azoro.

Porque hoy el corazn reposa, duro y profundo,

en la lengua de los monstruos.17

 

Roberto Bolao y su padre recorrieron los caminos de Morelos en un camin repartidor de refrescos Lul,18 cabalgando en el viejo Doge conocieron el Popocatpetl, al poeta lo impactaron el volcn y la volcana. Reinventar el amor fue su primer libro (publicado en abril de 1976 por el editor Juan Pascoe), 22 aos despus regres a Quauhnhuac, Los detectives salvajes parten con un epgrafe de Bajo el volcn (las dos novelas comienzan el 2 de noviembre), el nico guio morelense de Los detectives salvajes est en el dilogo de Juan Garca Madero y Mara Font, mientras buscan otra forma de nombrar al realismo visceral, l afirma: Creo que ya existe una Seccin Surrealista Mexicana en Cuernavaca,19 y ella responde: Tal vez debera irme a vivir a Cuernavaca. El 18 de noviembre de 1975, Garca Madero anot en su diario: Para beber, escog una botella de Lul sabor fresa, entre todas las marcas de refrescos el personaje de la novela eligi una botella de Lul. El extenso poema Reinventar el amor data de 1975,20 en la misma poca que reparta refrescos por Morelos, la ruta de Bolao evoca un prrafo de Bajo el volcn:

Autobuses de extraos nombres, procesin proveniente de caminos vecinales rozndoles avanzaban dando tumbos en direccin contraria: autobuses a Tetecala, a Jojutla, a Xiutepec: autobuses a Xochitepec, a Xoxitepec. A la derecha, el Popocatpetl se alz piramidal, con un flanco, que se arqueaba como pecho de mujer, y el otro, precipitoso, mellado, feroz. Detrs de l, volvan a amontonarse en altos cmulos las formaciones de nubes. Iztacchuatl apareci...21

La ficcin super a la realidad, el crimen del cnsul Geoff Firmin precede a la agresin del cnsul Pablo Neruda, el Hotel Pschorr Haus parece un espejo del Hotel Parque Amatln, los dos asesinatos en la barranca de Amanalco quedaron sin resolver, y el volcn Popocatpetl fue un territorio fundacional para los cuatro poetas extranjeros en Mxico (Lowry, Petere, Neruda y Bolao). Cuernavaca y Quauhnhuac son territorios frtiles para el nacimiento de nuevos detectives que investiguen los crmenes de los nazis en Mxico. Faltaba una pieza del rompecabezas: la novela pstuma Profunda retaguardia.


Bibliografa

Bolao, Roberto. Reinventar el amor, Taller Martn Pescador, Mxico, 1976.

___________. La literatura nazi en Amrica, Editorial Seix Barral, Espaa, 1996.

___________. Los detectives salvajes, Editorial Anagrama, Espaa, 1998.

Casass, Mario. Pablo Neruda en Morelos. 1941-1966, Libertad bajo palabra, 2 ed., Mxico, 2016.

Dlano, Poli. Nerudeando con nostalgia, en Entre la pluma y la pared, Textos de Difusin Cultural. UNAM, Mxico, 1999.

Herrera Petere, Jos. Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca [edicin crtica, introduccin y notas de Mario Martn Gijn], Obras completas. Narrativa III, Diputacin de Guadalajara/Junta de Castilla La Mancha, Espaa, 2009.

Lowry, Malcolm. Bajo el volcn [novela, traduccin de Ral Ortiz], Ediciones Era, Mxico, 1964.

___________. Bajo el volcn [cuento, traduccin de Ral Ortiz], Editorial Galerna, Argentina, 1967.

Lumbreras, Ernesto. Oro lquido en cuenco de obsidiana. Oaxaca en la obra de Malcolm Lowry, Textos de Difusin Cultural. UNAM, Mxico, 2015.

Quezada, Abraham. Pablo Neruda. Epistolario viajero 1927-1973, RIL Editores, Chile, 2004.

Rebolledo, Francisco. Quauhnhuac. Un bosque de smbolos , Instituto de Cultura de Morelos, Mxico, 2009.

Silva, Ral. Crnica del Movimiento Infrarrealista, libro indito, manuscrito consultado en diciembre de 2016.

http://aristeguinoticias.com/0406/cultura/la-presencia-de-los-nazis-en-cuernavaca-primeroscapitulos/

1 Lowry, Malcolm. Bajo el volcn [cuento, traduccin de Ral Ortiz], Editorial Galerna, Argentina, 1967.

2 Ibid.

3 Lowry, Malcolm. Bajo el volcn [novela, traduccin de Ral Ortiz], Ediciones Era, Mxico, 1964.

4 Ibid.

5 Ibid.

6 Otros anuncios del paisaje urbano de Oaxaca que Malcolm Lowry incorpor a su obra clsica son el ya comentado de la harina Princesa Donaj, el de Baos de la Libertad y el de Casa Brandes. Lumbreras, Ernesto. Oro lquido en cuenco de obsidiana. Oaxaca en la obra de Malcolm Lowry, Textos de Difusin Cultural. UNAM, Mxico, 2015.

7 Lowry, Malcolm. Bajo el volcn [novela, traduccin de Ral Ortiz], Ediciones Era, Mxico, 1964.

8 Ibid.

9 Ibid.

10 Herrera Petere, Jos. Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca [edicin crtica, introduccin y notas de Mario Martn Gijn], Obras completas. Narrativa III, Diputacin de Guadalajara/Junta de Castilla La Mancha, Espaa, 2009.

11 Ibid.

12 Ibid.

13 Quezada, Abraham. Pablo Neruda. Epistolario viajero 1927-1973, RIL Editores, Chile, 2004.

14 Herrera Petere, Jos. Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca [edicin crtica, introduccin y notas de Mario Martn Gijn], Obras completas. Narrativa III, Diputacin de Guadalajara/Junta de Castilla La Mancha, Espaa, 2009.

15 Dlano, Poli. Nerudeando con nostalgia, en Entre la pluma y la pared, Textos de Difusin Cultural. UNAM, Mxico, 1999.

16 Herrera Petere, Jos. Profunda retaguardia. Novela de Cuernavaca [edicin crtica, introduccin y notas de Mario Martn Gijn], Obras completas. Narrativa III, Diputacin de Guadalajara/Junta de Castilla La Mancha, Espaa, 2009.

17 Bolao, Roberto. Reinventar el amor, Taller Martn Pescador, Mxico, 1976.

18 La reinvencin del amor como un recorrido por los caminos mexicanos, viajando en un camin de los refrescos Lul en compaa de su padre, una aventura de la imaginacin que se asume como una conquistadora, el delirio de los primeros amores. Silva, Ral. Crnica del Movimiento Infrarrealista, libro indito, manuscrito consultado en diciembre de 2016.

19 Bolao, Roberto. Los detectives salvajes, Editorial Anagrama, Espaa, 1998.

20 En el monlogo de Fabio Ernesto Logiacomo, el personaje se refiere a los poemas de Roberto Bolao y Mario Santiago Papasquiaro: estos dos (el chileno y el mexicano) escriban poemas largusimos, eso decan, yo no los haba ledo todava, y tenan creo que hasta una teora acerca de los poemas largos, los llamaban poemas-novela. Bolao, Roberto. Los detectives salvajes, Editorial Anagrama, Espaa, 1998.

21 Lowry, Malcolm. Bajo el volcn [novela, traduccin de Ral Ortiz], Ediciones Era, Mxico, 1964.


AristeguiNoticias.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter