Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2017

Puerto Rico, un fracaso estadounidense en el Caribe

AFP


Las banderas de EEUU y Puerto Rico ondean en San Juan, el 8 de mayo de 2017. AFP/Archivos / Mark Ralston.

"Esa deuda es ilegal!", "dictadura colonial!", cantan los estudiantes de la Universidad de Puerto Rico sobre la avenida bordeada de palmeras que acaban de bloquear. Entre ellos crece la indignacin al ver a su isla sumida en la quiebra y sometida al dictamen de Washington.

"Vienen a cortar el presupuesto pblico para drselo a los grandes bonistas", protesta Mariana del Alba, refirindose a los supervisores de deuda enviados desde la capital estadounidense.

"Todo para pagar una deuda que ahora mismo no sabemos ni siquiera si es ilegal o si es legtima", aade.

Esta estudiante de derecho de 27 aos seala el edificio en el que se rene la comisin encargada por Washington de supervisar la recuperacin de las finanzas de Puerto Rico, el estado libre asociado a Estados Unidos que padece una deuda de ms de 70.000 millones de dlares.

La llamada Junta de Control Fiscal es vista como una imposicin colonial por muchos puertorriqueos, que defienden con orgullo su identidad cultural.

Como ocurri en Grecia, donde la llegada de 'la troika' fue rechazada por gran parte de la poblacin, los boricuas han ignorado durante mucho tiempo los prstamos descontrolados y las acusaciones de corrupcin. Hasta que todo explot.

Sin embargo, a diferencia del pas mediterrneo, Puerto Rico no es independiente.

Excolonia espaola convertida en territorio estadounidense a finales del siglo XIX, la isla de 3,5 millones de habitantes tiene su propio gobierno -bajo el estatuto de estado libre asociado- desde los aos 50.

Y el prximo 11 de junio, sus habitantes sern convocados a un referndum no vinculante para pronunciarse sobre esta relacin.

Ficha de Puerto Rico, donde el domingo se realizar un referndum no vinculante sobre su relacin con Estados Unidos. AFP / Nicols Ramallo, Gustavo Izus.

"Recortes a ciegas"

Son ciudadanos estadounidenses, pero no pueden votar en las elecciones presidenciales a menos que residan en tierra firme. Y la isla, baada por las aguas turquesas del Caribe y el Atlntico, parece demasiado lejana a Washington.

No obstante, los lazos econmicos son estrechos, y es en esta relacin privilegiada con Estados Unidos donde yace el origen de la crisis.

Puerto Rico goz durante dcadas de exenciones de impuestos federales, lo que impuls a muchas empresas estadounidenses a instalarse all. Pero esas ventajas fueron eliminadas en 2006.

Para compensar la prdida de ingresos, Puerto Rico busc alivio en el mercado municipal estadounidense de bonos, y ofreci atractivos papeles libres de impuestos que proveyeron efectivo a la isla, pero que la sumergieron en una onerosa deuda.

A medida que aumentaba el desempleo y se intensificaba la recesin, los puertorriqueos comenzaron a abandonar la isla. Uno de cada diez ha emigrado en los ltimos 10 aos. La mayora de ellos se asienta en Florida (sureste de Estados Unidos), particularmente en Orlando.

Este xodo agrav la crisis fiscal porque se redujo el nmero de contribuyentes. Ahora hay ms puertorriqueos en EEUU que en su isla.

Incapaz de pagar sus deudas, Puerto Rico se declar en quiebra a principios de mayo.

La bancarrota no afecta por el momento a EEUU, pero en la isla la crisis se hace sentir con fuerza.

Ahora corresponde a la justicia estadounidense decidir sobre este espinoso asunto.

En la Universidad de Puerto Rico, cerrada por protestas estudiantiles desde finales de mayo, sillas y mesas encadenadas a los portones bloquean el ingreso.

"Que no sigan recortando a ciegas", pide Mariana del Alba.