Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-06-2017

Una gira que llev tensin al Golfo

Patrick Cockburn
Pgina/12


Qatar est inesperadamente bajo el asedio de sus vecinos. Liderados por Arabia Saudita y los Emiratos rabes Unidos, con el apoyo de Egipto, Bahrein y Yemen, los cinco estados rabes cortaron las relaciones diplomticas con Qatar, suspendieron los viajes por tierra, aire y mar y estn expulsando a los ciudadanos qatares que tienen 48 horas para dejar el pas.

Los saudtas y sus aliados estn exigiendo, en efecto, que Qatar termine su poltica exterior independiente y controle o cierre su estacin de televisin, Al Jazeera. Afirman que Qatar es cmplice de Irn al apoyar al terrorismo, aunque Qatar es una de las coaliciones de los estados sunitas que apoyan a fuerzas hostiles a Irn en Siria y Yemen.

Un lobista pro-saudita en Estados Unidos incluso amenaza con el cambio de gobierno en Qatar, tuiteando a su emir: Quisiera recordarles que el presidente egipcio Mohammed Mursi hizo exactamente lo mismo que ustedes y luego fue derribado y encarcelado.

Hace tiempo que Arabia Saudita y Qatar son rivales y, a pesar del pequeo tamao de Qatar, su gran riqueza y vastas reservas de gas le han dado gran influencia. Apoy la Primavera rabe con fondos y medios de comunicacin, simpatizando con los Hermanos Musulmanes en Egipto y Hamas en Gaza.

Hace tres aos, en 2014, hubo una confrontacin similar pero menos seria entre Qatar y sus vecinos, que lo acusaban de injerencia en sus asuntos internos. Desde entonces, Qatar ha sido mucho ms complaciente en no confrontar o perseguir polticas radicalmente diferentes de las de Arabia Saudita y los Emiratos rabes Unidos.

Qu ha cambiado en el Golfo para precipitar una crisis ahora? La respuesta es que la bola demoledora de Trump pas por la regin el mes pasado y el respaldo sin reservas del presidente de los Estados Unidos para Arabia Saudita y particularmente para el prncipe Mohammed bin Salman alter el equilibrio de fuerzas regional. Ya alent a la monarqua sunnita de Bahrein a aplastar la ltima resistencia chita a su dominio, matando a cinco manifestantes en una aldea y cerrando el nico peridico independiente que queda.

Mucho ms seriamente, el apoyo incondicional de Trump a las monarquas y autocracias sunnitas durante su visita de dos das a Riad envalenton al reino para comenzar una nueva confrontacin con Qatar. Trump no pudo haber querido desencadenar esta ltima crisis cuando agresiva e incorrectamente demoniz a Irn e implic a los chitas con el terrorismo en Medio Oriente y el Norte de frica. Pero sus palabras fueron interpretadas por los sauditas como un permiso para actuar contra Qatar, aunque all est instalada una base estadounidense.

Artculo publicado originalmente en The Independent y traducido por Celita Doyhambhre para Pgina 12



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter