Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-06-2017

Unicef estim que el 47,7 por ciento de los hogares con nios y adolescentes no cubre la canasta bsica
Casi la mitad de los nios son pobres

Javier Lewkowicz
Pgina/12


El estudio es una foto de 2016, que no se puede comparar con aos anteriores por los cambios metodolgicos que aplic el Indec. Hay 5,6 millones de nios pobres y, de ellos, 1,3 milln est en la indigencia.

El 47,7 por ciento de los hogares en donde residen nias, nios y adolescentes no cuenta con suficientes ingresos para acceder a la canasta de bienes que define la lnea pobreza. El dato est por encima del 29,7 por ciento de pobreza que afecta al conjunto de la poblacin. Adems, la pobreza extrema afecta al 10,8 por ciento de los nios y adolescentes del pas, frente al 5,6 por ciento de la poblacin general. En trminos absolutos, esto implica que hay en la Argentina 5,6 millones de nias y nios en situacin de pobreza monetaria, de los que 1,3 millones estn en situacin de extrema pobreza, es decir que residen en hogares cuyos ingresos son insuficientes para adquirir una canasta bsica de alimentos. Los datos fueron calculados por Unicef en base a la informacin del Indec.

La aclaracin inicial necesaria para analizar los datos es que el organismo oficial de estadsticas endureci el ao pasado el criterio para definir la pobreza. Segn el investigador de la UMET Daniel Schteingart, el Indec encareci la canasta en un 35 por ciento. Esa modificacin metodolgica explica 12 de los 30 puntos del nivel actual de pobreza. El cambio de medicin, adems, impide la comparacin con los valores previos de la serie de pobreza, con lo cual el gobierno se ahorr mostrar el deterioro de la situacin socioeconmica en 2016 frente a 2015. Schteingart calcul que si en los pases de la regin se adoptara la metodologa del Indec, en 2014 la pobreza en Brasil habra alcanzado el 43,7 por ciento; en Per se ubicara en el 49,6; en Colombia, en el 56,6; en Mxico, en el 69,8 y en Ecuador, en el 61 por ciento. En tanto, Chile estara en una lnea similar a la Argentina, unos 10 puntos por encima de Uruguay.

El estudio de Unicef muestra el dato de pobreza en los hogares donde residen nios y adolescentes con un alto nivel de desagregacin. El promedio general marca que la pobreza afecta al 47,7 por ciento de los nios, nias y adolescentes, pero la tasa aumenta al 85 por ciento cuando el nio reside en un hogar cuyo jefe o jefa est desocupado. La diferencia es tambin muy importante entre los nios y adolescentes que dependen de un jefe o jefa de hogar que cuenta con un empleo registrado, en donde la pobreza es del 26,9 por ciento, frente al jefe o jefa con trabajo informal, que implica que la pobreza en los nios se eleva al 64,8 por ciento. Los hogares cuyos ingresos dependen de un cuentapropista profesional tienen un nivel de pobreza infantil del 28,4 por ciento, mientras en los hogares con un cuentapropista no profesional la pobreza se eleva al 62,2 por ciento. De este modo, el informe muestra el enorme impacto que puede tener una modificacin de las condiciones laborales de los jefes y jefas de hogar en los nios y nias y adolescentes que forman el grupo familiar.

Las diferencias se replican para la medicin de pobreza infantil extrema, que se ubica en 10,8 por ciento en general pero asciende al 12,4 en los hogares con asalariados informales, al 16,2 para hijos e hijas de los cuentapropistas no profesionales y llega al 40,6 por ciento para los hogares cuyo jefe o jefa de hogar est sin empleo.

El nivel de pobreza en la infancia tambin se vincula a la cantidad de aos de escolaridad del jefe o jefa de hogar. En los hogares en donde el ingreso principal est a cargo de una persona con ms de 12 aos de estudios (primaria y secundaria completa y estudios superiores incompletos), la pobreza extrema en los chicos es del 1,7 por ciento, pero ese porcentaje sube al 12,7 para los que estudiaron entre 7 y 11 aos y llega al 17,4 por ciento para los que estudiaron menos de 7 aos.

La medicin de pobreza monetaria muestra un cuadro delicado. Es notable adems el impacto de la insercin laboral y el clima educativo del hogar en los ingresos y por lo tanto en la capacidad para acceder a la canasta que define la lnea de pobreza e indigencia. La desigualdad que sufren los nios, nias y adolescentes es mayor en la indigencia que en la pobreza, lo cual incrementa la complejidad de la situacin, indic Sebastin Waisgrais, economista y especialista en inclusin social de Unicef.

Waisgrais advirti que las mediciones de pobreza deben ir hacia un criterio multidimensional, lo que implica aadir variables como educacin, salud y vivienda a la tradicional evaluacin estrictamente monetaria. Unicef aclara que una caracterstica de la pobreza monetaria es su alta volatilidad si se la compara con otro tipo de pobreza, como la multidimensional. Por ejemplo, en el informe se calcula que si el precio de la canasta que define la pobreza se redujera en apenas un 15 por ciento, la pobreza entre los nios, nias y adolescentes medida por ingreso bajara 10 puntos porcentuales (de 47,7 a menos del 40 por ciento).

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/42772-casi-la-mitad-de-los-ninos-son-pobres


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter