Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2017

Dilemas de la cooperacin
Una vieja dama asociativa frente a la cooperacin siglo XXI

Sergio Ferrari
Rebelin


Son escasas las organizaciones no gubernamentales que logran llegar a los 80 aos de existencia. Entre ellas la Central Sanitaria Suiza Francesa (CSSR) que los festeja el 11 de junio, confrontada a su propia historia y a las nuevas exigencias de la cooperacin al desarrollo.

Una vejez-desafiante que obliga a redefinir rumbos y prioridades, segn afirma Viviane Luisier, presidenta de la Central desde 2010, profesional en el colectivo independiente de parteras Arcade sages-femmes de Ginebra y especialista desde su juventud en temticas de gnero y solidaridad.

En su historia personal aparecen no solo luchas polticas, asociativas y de gnero en Suiza. Sino tambin una dcada entera de trabajo como cooperante internacionalista en Nicaragua en los ochenta. Primero en el Ministerio de Salud de ese pas centroamericano y ms tarde en la Casa Materna de la ciudad de Matagalpa.

P: 80 aos de existencia, todo un logro para una organizacin asociativa. Cul es el hilo conductor de estas ocho dcadas?

En el curso de su ya larga vida nuestra organizacin ha debido adaptarse a un panorama poltico que ha cambiado permanentemente, tanto en Suiza, en Europa, como en el denominado sur. En sus orgenes fue antifascista y solidaria con los republicanos espaoles en los aos 30. En aquel entonces se trataba de reclutar mdicos comprometidos dispuestos a partir para dar su apoyo directo en el terreno. Los materiales mdicos-sanitarios, as como los fondos recolectados, eran fruto directo de la solidaridad popular suiza. Ms tarde, se entra en una suerte de somnolencia funcional. Hasta que la Central se activa nuevamente ante la convocatoria de camaradas suizos indignados por la intervencin imperialista en Vietnam. Su trabajo siempre se basaba en el apoyo de la solidaridad de militantes y simpatizantes.

En los aos 80, la CSSR protagoniza cambios importantes: se transforma de un colectivo de solidaridad en una asociacin de cooperacin al desarrollo. Logra mantener su imagen y valores de los aos de juventud, aportando un apoyo concreto a actores muy especficos. A grupos, movimientos y gobiernos a los que identificamos no por ser pobres, sino por sus compromisos a favor de una mayor justicia social. Esta es hoy nuestra razn de ser que anima tambin nuestros desafos futuros.

La metamorfosis solidaria

P: Ante esa historia llena de cambios esenciales, cmo seguir alimentando vuestra visin de cooperacin y solidaridad en una compleja realidad mundial en permanente mutacin?

Sin duda los desafos son numerosos cuantitativamente y esenciales a nivel cualitativo. Subrayo uno entre tantos, que nos confronta a una situacin crtica. El hecho de haber entrado en el mundo de la *cooperacin al desarrollo*, nos permite impulsar proyectos significativamente ms ambiciosos y costosos que lo que podra promover un movimiento de solidaridad. Especialmente a partir de los aos 2000 en que todo el espectro asociativo hace frente a una crisis de sobrevivencia. Es, sin embargo, a partir de esta decisin que creci de forma significativa nuestra dependencia de los fondos pblicos. Hoy, cuando las federaciones cantonales (nuestra principal fuente de recursos) nos exigen una coparticipacin para financiar los proyectos, debemos buscar fondos privados y no siempre es posible verificar la coherencia y pureza de los mismos. Esta realidad podra llevarnos a modificar nuestra estrategia. Va a ser necesario, nuevamente, adaptarnos sin perder nuestra alma. Realidad particularmente difcil para una vieja dama de 80 aos

El Sur actualizado

P: Cmo se posicionan vuestras contrapartes en el Sur?

Estn plenamente al tanto de los problemas financieros que tenemos las organizaciones de la cooperacin! Ellas tambin deben adaptarse y elaborar los proyectos en los marcos, trminos y formularios que les impone el norte. Pero manejan bien las nuevas tecnologas de la comunicacin y, en particular, estn muy motivadas para seguir participando en proyectos comunes. Es significativo observar que cuando se deterioran las condiciones polticas y de seguridad en las realidades donde ellas deben actuar, nuestras contrapartes nos piden que no las abandonemos y continuemos construyendo juntos.

P: Podra presentarnos un proyecto que en estos ltimos aos ha sido emblemtico para la CSSR?

Entre muchos e interesantes proyectos que hemos promovido, hay uno que apoyamos desde hace diez aos y que me ha motivado particularmente. Denominado Lucha contra la mortalidad materna, consiste en la formacin y acompaamiento de parteras empricas en la regin de Matagalpa, en Nicaragua, a unos 130 kilmetros al norte de la capital Managua. Es una zona cafetalera por excelencia. El caf es el producto esencial de exportacin y de ingresos para el pas. Pero donde la situacin y realidad cotidiana de las mujeres campesinas ha sido y sigue siendo muy difcil. Adems de la formacin de las parteras, se realiz una pelcula que tiene por objetivo la prevencin del embarazo entre las adolescentes. El proyecto incorpora tambin la intensificacin de la planificacin familiar en el campo; la colaboracin en la formacin de las parteras calificadas, etc. Todas actividades, logros y resultados que nos producen una gran satisfaccin no slo a nosotras, en Suiza, sino a nuestras contrapartes en Matagalpa.

P: Cmo continuar en tanto actor de la solidaridad?

El movimiento solidario y la cooperacin solidaria no deben descorazonarse a pesar de la compleja realidad mundial actual. Es importante mantener esa solidaridad, alimentarla, enriquecerla, fortalecerla, especialmente en momentos de un evidente repliegue xenofbico en nuestros pases del norte. Se habla de crisis financiera para reducir la cooperacin al desarrollo, cuando en realidad suiza continua a estar entre los pases con ms riqueza concentrada en el mundo. Entre el concepto de crisis que se usa para recortar la cooperacin y el de crisis de sobrevivencia que enfrentan realmente muchas comunidades y pueblos en lejanas latitudes no hay comparacin alguna. Nuestra responsabilidad hacia el otro no debe desvanecerse por meros pretextos financieros. El planeta es nico y nosotros somos corresponsables por l y por cada uno y todos los habitantes del mismo.

En breve

La Central Sanitaria de la Suiza Francesa, CSSR segn sus siglas en francs, est actualmente presente con proyectos en cinco pases latinoamericanos y en el Medio Oriente: Bolivia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Palestina.

Dos son los principales apoyos institucionales que le permiten asegurar sus proyectos: la Federacin Ginebrina de Cooperacin (FGC) y la Federacin de Cooperacin del Cantn de Vaud (FEDEVACO).

Fue creada el 9 de diciembre del 1937 por el profesor Hans Von Fischer. Le festividad central ser el prximo 11 de junio en Ginebra, con la presencia de autoridades polticas, del mundo universitario y membresa en general.

Naci apoyando a los militantes republicanos en la guerra civil espaola. Se relanz luego en la solidaridad con la liberacin de Vietnam. Asocindose a partir de los aos 80 al movimiento de solidaridad con los pueblos centroamericanos.

En Suiza es activa en la solidaridad con demandantes de asilo e inmigrantes en general. Tambin en campaas a favor del aumento de la cooperacin. Sostiene con otras 80 ONG, sindicatos y asociaciones la Iniciativa a favor de las Multinacionales Responsables.

Sergio Ferrari, en colaboracin con swissinfo.ch

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter