Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2017

Disidencias armadas preelectorales contra el partido oficial (PNR, PRM, PRI)

Pedro Echeverra V.
Rebelin


1. Aunque ya desde 1977 vimos el gran oportunismo de muchos izquierdistas que por apertura del PRI se transformaron en partidos electoreros y se hicieron diputados, senadores y presidentes municipales; vimos con cierta alegra el rompimiento de Cuauhtmoc Crdenas, Muoz Ledo, Ifigenia Martnez y otros polticos, con el PRI en 1986. No era la primera vez que cercanas las elecciones presidenciales, algunos grupos polticos se desprendan de su partido natal, oficial, casi nico. Comenz con el rompimiento de Calles-Huerta en 1923, el asesinato de los generales Serrano y Gmez en Huitzilac en 1927; luego el vasconcelismo en 1928, el escobarismo en 1929, el almazanismo en 1939, el enrriquismo en 1952, y muchos ms que, sumados a otros levantamientos disidentes no electorales, alcanzan varias decenas.

2. A partir de las masivas protestas del movimiento de apoyo al fraudulentamente derrotado Crdenas en 1988, puede decirse que se inician las protestas pacficas no armadas. Eso no quiere decir que Mxico con ello entr a la civilizacin electoral. En las dos elecciones presidenciales posteriores la de 1994 y la del ao 2000- no slo no se tomaron las armas sino que ni siquiera se registraron protestas pacficas, a pesar de la existencia del ejrcito zapatistas y del ejrcito popular revolucionario en la clandestinidad en Chiapas y resto del pas. Crdenas y su equipo en ningn momento pensaron que ante el fraude habra que hacer protestas armadas. Se conform Crdenas y su equipo con crear un partido -el PRD- que pasados unos cuantos aos se transform en nuevo PRI o PAN.

3. Lpez Obrador -que como Crdenas, ser tambin tres veces candidato presidencial- es muy superior a su maestro porque en todos estos 18 aos no ha dejado de visitar a las comunidades ningn da. Con su trabajo poltico ha demostrado que es muy superior, pero mucho, a cualquier competidor que le salga al frente. Desafortunadamente en poltica casi nada vale el trabajo, el compromiso, la honradez con que se califica a Lpez Obrador; en poltica mexicana lo que vale es la firma de acuerdos, de pactos, la subordinacin a la clase dominante, pero sobre todo que al poltico no se le asomen ideas socializantes que pongan nerviosos al poder poltico-empresarial. En Mxico la libertad para explotar, enriquecerse, robar es lo importante para la clase dominante.

4. Si un poltico mexicano dice que apoya la justicia, la distribucin equitativa, la igualdad, el combate a la explotacin y a la corrupcin, pues simplemente se dice que es un comunista, un marxista, que se parece a Fidel Castro o a Hugo Chvez. Desde el inicio de la llamada guerra fra, al concluir la segunda guerra mundial, la campaa anticomunista en los medios de informacin se ha profundizado, se ha extendido en todo el mundo. Alguien podra decir tontamente que las pelculas yanquis, la televisin, la radio, la prensa, los cuentos infantiles, no han sido determinantes en la formacin de la conciencia derechista y anticomunista de la poblacin? Por ello en las campaas polticas se calumnia a todo poltico de izquierda y stos tienen que negar o silenciar su pensamiento.

5. Aunque el PRI-PAN-PRD sigan dominando nacionalmente la situacin poltica del pas mediante el uso de varias miles de millones de pesos para comprar votos; aunque el pueblo vea que esos tres partidos de la derecha sigan apoyando la explotacin y la desigualdad de los 125 millones de habitantes del pas; aunque se vea que esos tres partidos de la burguesa siguen imponiendo sus intereses por encima del pueblo; sobre todo porque todos esos levantamientos armados o descontentos han sido derrotados, parece que al fin el gobierno y los empresarios han logrado imponer un pacifismo total aunque sea sobre los sepulcros. Aunque el capitalismo nos aplaste -someta al pueblo- otros 100 aos, el pacifismo se ha impuesto en Mxico.

6. Y no est mal el pacifismo porque garantiza una mayor acumulacin de riquezas, de capitales, de privilegios, en una cuantas familias que saben administrar en beneficio de sus descendientes. Al pueblo, que ha sufrido siglos de opresin y miseria, no le conviene que las cosas continen como estn porque representan mala vida, muchas enfermedades y muerte. As pens el pueblo aquellos aos de levantamientos antes que como ahora sea civilizado por los medios de informacin, la iglesia y la escuela. Desafortunadamente su pacifismo no es porque viva hoy en buenas condiciones, sin miseria y hambre; sino porque los medios represivos del Estado son ms grandes, ms modernos y poderosos. Pero el ao menos pensado provocado por los malos gobiernos- las cosas pueden cambiar y yo brincar de alegra.

Blog del autor: http://pedroecheverriav.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter